martes, 28mayo, 2024
20.3 C
Seville

STOP Accidentes exigen a la DGT la rectificación de su campaña de verano

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El video comienza con la declaración de una conductora, culpable en un accidente en el que fallece un niño. A su lado, la víctima: un niño ensangrentado. Mantienen una conversación. «Cuando matas a alguien en la carretera, lo matas todos los días de tu vida», dice la campaña.

Se supone que el vídeo pretende ubicar a los espectadores en la piel de la conductora, que mata al joven por conducir borracha. Una manera de pretender captar la atención del público, de impactar y no resultar indiferente. Sin embargo, desde la perspectiva de las víctimas, este anuncio ha ido demasiado lejos.

Se sienten humilladas y desde la asociación «STOP Accidentes» han enviado un escrito a Pere Navarro, Director General de Tráfico para hacerle saber su sensación al ver esta campaña. Las víctimas denuncian sentirse «desprotegidas» por una «justicia garantista» para el infractor, «impotentes ante una sociedad indiferente» con la violencia vial.

«De verdad, ¿creéis que es esto lo que pasa? ¿Que el homicida siempre muestra arrepentimiento?”, se pregunta Pilar Rosanes Gutiérrez, madre de Josep, un joven que falleció el 9 de agosto de 2020 tras ser arrollado en Dumbría por un conductor que invadió su carril a al menos 116 kilómetros por hora en una curva limitada a 70 km/h», recoge La Opinión A Coruña. El diario recoge también la opinión de Jeanne Picard, delegada de Stop Accidentes en Galicia: «“¡Nos dicen que el homicida sufre, que lo va a pasar mal toda su vida y parece que la víctima está casi disculpándolo! Sencillamente en el vídeo sobra la víctima, está muerta”. Considera Jeanne que esta campaña traslada un mensaje doble, que es «confuso y poco respetuoso con las víctimas».

En su caso, Josep falleció hace tres años en la AC-442, a su paso por Dumbia, cuando un conductor invadió el carril contrario. El tramo tenía la velocidad limitada a 70 kilómetros, pero el conductor la rebasó hasta alcanzar los 116 km/h. En la sentencia, el conductor ha sido condenado a dos años de prisión por homicidio imprudente y se le ha retirado el carnet de conducir 3 años y medio. Al carecer de antecedentes penales, no ingresará en prisión y, según la información publicada, «por ahora, sigue conduciendo». Pilar Rosanes, madre de Josep, siente que con esta sentencia «han vuelto a matar a su hijo».

Coinciden las víctimas en señalar a Pere Navarro que el enfoque de esta campaña es un grave error, puesto que victimiza a los culpables de graves accidentes. Además, nos los presenta sentados en el sofá de su casa, cuando en realidad, según señalan desde STOP Accidentes, deberían aparecer contextualizados de manera «correcta»: en la celda de una prisión. Coinciden, también, en que la presencia de la víctima en el vídeo sobra. «No se entiende», señalan. Y consideran que sería importante visibilizar a los familiares, a las personas que sufrirán de por vida la ausencia de sus seres queridos.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído