martes, 21mayo, 2024
14.7 C
Seville

Tips para mejorar el sueño de forma natural

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Alcanzar un descanso reparador es una necesidad del organismo humano para atender con eficacia las acciones cotidianas. Con un sueño profundo y reparador, el cuerpo consigue revitalizarse, reponerse, renovarse… es un complemento necesario para que el sistema inmunitario optimice sus funciones, además de facilitar una mente atenta, rápida y en alerta.

Para dormir bien existen un buen número de fármacos poco aconsejables en su mayoría por los efectos secundarios que producen.

El consumo de estos compuestos puede llegar a causar mareos, dolores de cabeza, diarrea, náuseas, sueño excesivo, reacciones alérgicas, confusión, problemas de memoria e incluso adicción.

Para evitar todas estas reacciones negativas, lo más aconsejable es utilizar estrategias eficaces como los cambios de hábitos o cuidar la alimentación y, especialmente, el consumo de productos naturales, como el CBD o cannabidiol, uno de los 113 compuestos orgánicos de la planta de cannabis.

Tomar CBD

El aceite de CBD es una opción natural y efectiva para mejorar la calidad del sueño en aquellas personas que padecen de ansiedad nocturna, exceso de estrés, insomnio… A diferencia de otro compuesto, como el THC de la planta de la marihuana, no ejerce ningún efecto psicotrópico en aquellos que lo consumen, por el contario, si es útil para aliviar el dolor, la ansiedad y, sobre todo, la falta de sueño.
En la actualidad es muy fácil adquirir este producto, el CBD online está al alcance de los ciudadanos a través de un sinfín de plataformas y ecommerces, algunas tan prestigiosas y especializadas como puede ser CBD Organics.

Cada vez es más habitual tomar CBD para dormir gracias a su potencial para activar el receptor CB1, acolado a la proteína G, que se localiza especialmente en los sistemas nerviosos centrales y periféricos. A través de esta activación se va a permitir el control de la liberación de neurotransmisores, mejorando la calidad del sueño, además de reducir la inflamación y el dolor.
Y es que, como es sabido, el cananbidiól logra un aumento de la actividad de los endocannabinoides, ayudando notablemente a la regulación natural del ciclo de vigilia, permitiendo con ello alcanzar un sueño profundo.

La forma más recomendable de consumir CBD para dormir es añadiendo 4 o 5 gotas de este aceite a un difusor, aunque también puede servir añadirla a una crema hidratante, para posteriormente inhalarlo en el primer caso o usarlo de forma tópica en el segundo.

Así mismo, también es realmente eficaz, aplicando estas gotas debajo de la lengua durante un minuto antes de dormir.

Cambios de hábitos para dormir bien

Transformar las rutinas que se tienen en relación al sueño también va a resultar de gran eficacia para poder dormir bien. En este sentido, cabe señalar la importancia de acostarse y levantarse aproximadamente a la misma hora, de este modo, el cerebro se irá acostumbrando, entrenándose para relajar el cuerpo y prepararse para el descanso.

Generalmente, la persona que no puede dormir dará vueltas y más vueltas sobre la cama tratando de conciliar el sueño. Sin embargo, no es esto lo que se debe hacer, lo recomendable según los expertos será levantarse y caminar por la vivienda, manteniéndose de este modo durante 15 minutos aproximadamente.

Se eliminará de este modo el estrés que significa la cama en esta situación.

Por otra parte, es reconocido popularmente el efecto tranquilizador que consigue la lectura en contraposición de usar una pantalla para ver una película, una serie o peor aún, jugar a videojuegos. También se puede escuchar música relajante, tomar una ducha, meditar, contar de 300 hacia atrás, descargar los músculos, uno a uno, conscientemente o practicar técnicas de relajación con la respiración.

Por último, también es muy aconsejable crear un entorno cómodo en el que sentirse realmente bien, propiciando la llegada del descanso y del sueño. Para ello deberá tener un colchón cómodo, una temperatura corporal fresca, manteniendo controlada la iluminación que oscurezca la habitación o procure una ambientación relajante.

También habrá que hacer desaparecer cualquier objeto electrónico, intentar que el lugar esté insonorizado y no exista a la vista ningún reloj.

La alimentación también cuenta

En efecto, la calidad del sueño va a venir definida en buena manera por el tipo, la cantidad y el momento en el que decides comer. En este sentido, cuanto más pronto se cene, mucho mejor, favorecerá la calidad del sueño y evitará la sensación de pesadez y/o la acidez estomacal. Las cenas ligeras también ayudan a conciliar el sueño, bastará con saciar el apetito, sin buscar comidas copiosas y evitando algunos alimentos como las muy especiadas y picantes, las carnes rojas, la mantequilla, los cereales con azúcar, el queso, el pan y, por supuesto, nada de café o alcohol.

Por el contrario, tomados con moderación hay una buena cantidad de alimentos recomendables para cenar, como son las cerezas, el salmón, el arroz integral, el pavo, el pollo, los huevos, la leche templada o caliente, las zanahorias, el té de manzanilla, el plátano, los cereales integrales, el sésamo y especialmente las nueces, ya que contienen melatonina, la hormona del sueño.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído