miércoles, 27septiembre, 2023
19.6 C
Seville

Todo corregir es perverso si tú, racionalmente, no te corriges primero

José Repiso Moyano
José Repiso Moyano
Escritor español de larguísima trayectoria nacido en Cuevas de San Marcos, Provincia de Málaga, que ha publicado miles de obras en 50 años (literarias, de conocimiento,etc), y ha obtenido premios y reconocimientos por su participación en concursos, periódicos, revistas, recitales, programas de radio, acciones humanitarias y eventos literarios en todo el Mundo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Todo ser humano, por carecer de ética o por ser un idiota, se pasa toda la vida intentando corregir al entorno, pero desde un absoluto descuido ético o error. Sí, es comprobable día tras día que todos se quejan, reprueban y critican al entorno o a los demás desde una absoluta estupidez o ignorancia o incapacidad de saber realmente de una vez lo que ellos mismos están diciendo.

En verdad, cualquier ser humano estúpidamente no puede contenerse o no lo puede evitar: corrige y corrige al vecino no sabiendo lo que dice o no siendo consciente de lo que significa corregir siempre con una integridad ética y, además, con un rigor en una ejemplaridad racional. Pues CORREGIR nada más conlleva que tú sabes “cómo se mejora algo” o “por qué está en un error racionalmente”; sí, desde luego, conlleva en suma que tú no estás confundido (¡de ninguna forma posible!) en una realidad en concreto.

Por eso, corregir es algo inteligentísimo que casi ningún ser humano lo hace de verdad, ¡claro!, sencillamente porque ignora qué es y qué supone decentemente una corrección a otro. En un estar tú como premisa libre de prejuicios, de fanatismos o de SEGUIMIENTOS estúpidos, de complicidades con alguna sinrazón, de un mal valorar o de un mal corregir.

Bueno, si equilibradamente (o no ido de la cabeza) tú quieres corregir a alguien con capacidad de poderlo hacer correctamente y con eficacia en no malograr tus esfuerzos, pues lo único que debes hacer es tener un pleno lenguaje y un procedimiento únicamente racional; es decir, no sirve aquí que tú corrijas arrastrando ya un lenguaje idiota (aborregado) o irracional de “dijo eso desafortunadamente”, “el animal lo respeto yo toreándolo”, etc. En equilibrio, seamos sensatos, jamás de los jamases nadie tiene derecho a corregir algo arrastrando premisas o frases como ésas, solo perversas o cínicas o simplemente… irracionales.

Desde que nací, en lamentación, he comprobado que lo que más hacen los seres humanos es el CORREGIR: el aconsejar, el enseñar desde cada ego personal, el esclavizar a los demás en unas “formas” (que siempre se imponen en locura o en sabiondez trasnochada) o el decir, en suma, lo que los demás deben hacer sin tener ellos mismos ni p. idea de lo que realmente hacen. ¡Nada más cierto!

El caso es que todos van como de “supermaestros”, de “enteradillos”, de correctores, de apegados al mandamás divinizado o de portavoces de lo más sabio pero desde un lenguaje ya ignorante, inepto, irracional y cobarde. ¡Así es!, ellos sí quieren corregir todo menos su estupidez total y apestosa, ellos quieren corregir y corregir, día tras día, pero en egocentrismo, corrigiendo con métodos de fanatismo o de paranoia, y siempre derribando las esencias, ¡sí!, aunque levanten con “picos de oro” solo estupideces o mierdas para la sociedad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído