jueves, 13junio, 2024
16.7 C
Seville

Transcendente victoria de Alcaraz sobre el más peligroso de sus enemigos

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Estaba sufriendo tanto, tan perdido y desconcertado Carlos Alcaraz en la segunda mitad del primer set contra Jannik Sinner que parecía imposible pudiera remontar. Lo fallaba todo. Nunca la habíamos visto fallar tanto y tan seguido. Su rival ha llegado a hacerle diez puntos consecutivos: dos juegos en blanco uno con su servicio y otro con el del contrario, y a continuación aún dos puntos más.

Pero aún sufriendo. Atándose los machos. Alcaraz. Luchando contra sí mismo y braceando para no ahogarse, apoyándose en el eco de las palabras de inspiración y aliento que le lanzaba Juan Carlos Ferrero.

Y cuando ya se ahogaba, parecía definitivamente roto, ha salido a flote a base de voluntad y oficio y conseguido respirar. Respirar. Respirar y respirar. Y todavía débil ha logrado conectar los golpes necesarios, aguantar a un Jannik Sinner aparentemente imparable y derrotarlo en el último momento. Seis cuatro para Alcaraz. Suficiente.

Empezaba el segundo set. Y empezaba muy bien, aunque igual de bien había comenzado el primero. Lagarto lagarto. Dicen los gitanos que no gustan de los buenos principios.

Pero Alcaraz se ha domado a sí mismo por completo y después de romperle el servicio a Jannik Sinner ya no ha vuelto a perder la ventaja. A pesar de la fortaleza mental del italiano. A pesar de que es un jugador que está más cómodo cuando va perdiendo que ganando. Carlos Alcaraz no le ha dejado levantarse. Le ha dado duro, con todo su talento y su genio. Esas dejadas inverosímiles. Ese volver a sentir que estaba jugando al tenis porque es lo que más le gusta del mundo. No por obligación. No porque era trabajo. Un chaval de diecinueve años practicando su deporte favorito. Recuperando al Carlitos, ese Carlitos con el que ya no le llama casi nadie, pero aún está ahí. Ese Carlitos que ha derrotado al muy temible Jannik Sinner; cuesta imaginarse un más peligroso y contumaz enemigo.

Bravo Carlos Alcaraz. Te queda Medvedev, pero pase lo que pase Bravo y Bravo. Era tan difícil el partido contra Sinner. Deslumbrante cómo lo has conseguido.

Tigre Tigre

(ADENDA: los comentarios de Roberto Carretero fueron el condimento perfecto para el guiso, nuestro aplauso también para él. Confesamos que muchos partidos nos vemos en versión original, pero cuando Carretero comenta, detallista y narrativo, mejora casi cualquier guiso).

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído