jueves, 30mayo, 2024
26.1 C
Seville

Ucrania: ¿guerra larga o corta? Consecuencias

José Antonio Zorrilla
José Antonio Zorrilla
Diplomático jubilado. Fue Embajador de España para Georgia y Estados del Caucaso con residencia en Tbilisi. Dirigió también cine que inauguró con "El barranco de Víznar" un cortometraje que ganó el Diploma de Oro del Festival de Moscú cuando J.A. Bardem hizo lo propio con su largometraje El Puente. Siguió un clásico del cine español, El Arreglo. El año 2000 dirigió Los Justos, primer documental en favor de las víctimas del terrorismo de ETA. Militante de Basta Ya, ha escrito varios libros, el último de los cuales es "Historia fantástica de Europa", una crónica contrafactual de Europa, Imperio euroasiático que va desde la victoria de Roncesvalles hasta Marx y Engels, matrimonio al que se debe el sistema económico de tan vasta geografía.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Con motivo del aniversario del comienzo de la guerra de Ucrania, la Fundación Rand publicó un informe en el que aseguraba que una guerra larga no era algo deseable para los USA, por dos razones. El riesgo de escalada y lo marginal, estratégicamente hablando, del escenario ucraniano. 

Sin embargo y en términos generales, una guerra larga conviene al Maidan. Mientras dure, han pasado de ser un Estado paria a ser el centro del mundo. Y sus hazañas bélicas, ciertas o no, aseguran la legitimidad del sistema y, sobre todo, la impunidad en el error. Lógico, puesto que a Ucrania la financiamos nosotros

Los fundamentos de esa construcción pasan a ser los jóvenes caídos en combate. Es un precio que el Maidan está dispuesto a pagar. Más aun: esas bajas pueden invocarse para justificar el seguir adelante con la pólvora y el fuego. 

Entretanto, se desoyen las prédicas del Estado de Israel, que acusa (dentro de un orden) al Maidan de tener a nazis notorios como padres de la patria e incluso como actores activos hoy. El Maidan, que se había embarcado en la tarea de hacer de Ucrania un parque temático nazi, ve como ese proyecto navega a velas desplegadas gracias a nosotros que, repitámoslo, no mandamos a unidades paramilitares nazis a debelar a quienes piden autonomía- no otra cosa solicitaban los ucranianos del Donbass. 

El Reino Unido, ese que aconseja a Zelensky no aceptar la rama de olivo de Moscú, no solo no se apoya en la violencia para reprimir este tipo de iniciativas, véase Escocia, e incluso Gales, donde está recuperando el gaélico. Por lo visto esa bula de cesación de democracia se aplica solo a Ucrania si intenta hacer daño a Rusia

Y ahí viene el problema. Resulta que el daño a Rusia es mínimo, si es que lo hay, pero el daño a Occidente y al mundo está siendo terrible. Por sobre haber sacado a Alemania y Japon de su filosofía pacifista, han fracasado respecto a Rusia, detallo: el boicot a las compras de gas y petróleo ruso por intervención de India y China;  las sanciones a Rusia que el Sur Global se ha negado a aplicar; el descrédito de Rusia que solo está desacreditada en Occidente y gracias a una campaña mediática que incluso ha hecho mentir a la BBC

De hecho, el rublo subió de cotización este pasado año un 14% mientras que el Standard and Poor americano cayó un 20%. 

En el lado negativo del Balance, también tenemos desastre estratégico ya que hemos echado a Rusia en brazos de China, algo que Kissinger siempre dijo que sería «letal» para nuestros intereses- y tenía razón; riesgo de hambruna global, y para el mundo entero, si, han leído bien, para todo el planeta, recesión con inflación. 

Vamos viendo como la Rand tenía razón al decir que una guerra larga era indeseable

Hace unos días la aviación rusa derribó un dron Reaper americano sobre aguas del Mar Negro. Ambas partes han echado agua sobre el incendio y parece clara la voluntad de no soplar en las brasas. 

Pero hay más en el panorama internacional. 

La inflación provocada por la guerra ha causado una quiebra sensibilísima en el aparato financiero USA y ha habido que rescatar al Banco de las start ups, el Silicon Valley Bank (SVB) y el Signature Bank (SB), agencia especializada de dicho banco. Es la segunda mayor quiebra de los EEUU en toda su historia y no debe nada a malas prácticas bancarias sino a la inflación producida por la guerra de Ucrania

SVB tenía sus activos en Bonos del Tesoro a 1.70% de rentabilidad. Al subir los tipos y bajar el precio de los bonos (es contraintuitivo pero es así), SVB se vio ahogada entre esos Scilla y Caribdis financieros. 

Hay más. 

Tuvo que remunerar sus depósitos a los nuevos precios y la diferencia entre gasto y activos financieros hizo inviable la supervivencia de la institución. Al ver el problema, los depositantes, en su mayoría starts up, empezaron a retirar fondos. 

Intervino entonces el Fondo de Depósitos Federal, creación de Franklin Delano Roosevelt. Y lo hizo de manera especial.

Lo tradicional era poner un límite al rescate de los fondos, 250.000 dólares, y cargar ese pasivo en las cuentas del gobierno federal. En el caso de SVB el Gobierno federal no se hace cargo de la deuda. Se la va a pasar a un sindicato de bancos, que inevitablemente colocarán ese sobreprecio a sus clientes, lo habitual, vamos. Y al tiempo, el rescate no fija límites a la cantidad asegurada porque los depositantes no eran particulares minoristas sino empresas con decenas de millones en activos. Y, entre ellas, el florón de lo mas granado de la vanguardia tecnológica americana, para quienes tener cuenta abierta en el SVB era símbolo de status

Así que:  o se rescataba todo o los USA se quedaban sin Silicon Valley

Rescataron como lo hicieron en el 2008 aunque aquí no cabe hablar de riesgo moral, el riesgo, mas bien la catástrofe, se lo deben los inversores al Blob, ese grupo de gente que dirige la política exterior americana. Como en un divorcio de Kramer contra Kramer, la nueva película es los USA contra los USA

Una manera como otra cualquiera de malgastar el dinero del contribuyente.

No terminan aquí nuestros males porque, siguiendo con la política «de perdidos al rio» los USA han impuesto ya una definición de la cadena de suministro y generación de valor al margen de la lógica económica. Apple deja parte de su negocio en China y la palabra de moda es «friendshoring«, es decir, poner la fábrica donde lo exigen los condicionantes de la política exterior americana y no la estructura de costos y estrategia de la empresa. Y esto es excepcionalmente peligroso para la estabilidad de la economía global, como ya lo advirtió desde las páginas del Financial Times el empresario japonés, Okafugi, radicalmente contrario a esta iniciativa. 

Y lo hizo antes de la caida de SVB. Lamento no poder dar buenas noticias pero los USA siguen encelados en esa filosofía. Y, naturalmente, inflación y friendshoring se realimentan y es de esperar que para luchar contra esos fenómenos los Bancos Centrales relajen la política monetaria y bajen los tipos, lo que agravará el problema y hasta muy posiblemente nos lleven de la recesión a la depresión. 

Lo que pudiera suceder en ese escenario es impredecible, sin duda. Pero no bueno. Sin esperar a futuros acontecimientos, la crisis se ha corrido a Suiza donde el Crédit Suisse ya da signos de alarma. Y a España donde ha desatado una guerra de depósitos entre entidades financieras y una caída de la Bolsa del 5%. 

Así que, si había dudas, imagino se habrán disipado. 

Queda ahora algo todavía peor. El futuro de Rusia. 

El deshielo del Ártico va a dotar a Rusia, a corto y medio plazo, de una frontera ártica de veinticinco mil km (25.000). Y le va a hacer potencia costera de una ruta de acceso a China desde Rotterdam un 40% mas barata que costear por Europa del Sur y los Estrechos de Suez y Malaca. Sin olvidar su apoyo al Polisario, ahora ya abierto y con drones iraníes. 

Se ve que apoyar al Maidan fue un gravísimo error y que no es interés de Occidente prolongarlo.  Ahora bien, estando como estamos en manos del Blob, todo puede pasar. 

Recuerden que la causa de todo esto es un pais que cuando una parte de su geografía pidió se respetase una identidad que venía siendo la suya desde por menos el S. XVII, se encontró con que nuestros amigos y aliados del Maidan les enviaban una unidad que enarbolaba los emblemas de la División nazi Das Reich, bombardeaba blancos civiles, y mató14.000 ciudadanos tan ucranianos como los de Lodz, en una guerra civil de ocho largos años. 

Todo ello por  una reclamación que en Occidente se hubiese respetado. Porque lo que el Maidan hizo y sigue haciendo en el Donbass es algo frontalmente contrario a la filosofía de un Estado de Derecho. Eso en lo general, porque si descendemos a lo particular, el Estado español está yendo todavía mas lejos. 

Está haciendo algo contrario a un principio general del derecho, ir contra sus propios actos.  Entre nosotros, la autonomía no es ni subversiva ni indeseable. Claro que también dejamos hace tiempo algo que el Maidan parece haber convertido en el lema de su existencia, y que se resume en un antiguo meme falangista de cuando Bandera era recibido por Franco, y el de Parubjik, Yarosh y toda la élite del Maidan ahora en Ucrania. Patria, una, grande y libre. Brazo en alto, como lo vemos en las fotos. 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído