martes, 25junio, 2024
26.4 C
Seville

Un despropósito fiscal

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La perversión del Estado de las autonomías está facilitando que, bajo un mismo paraguas constitucional y legislativo, los ciudadanos tengan diferentes coberturas en servicios tan elementales y necesarios para la cohesión como país, de tal manera, que dependiendo de dónde se viva se tiene distintas coberturas sanitarias, distintos desarrollos educativos y dispares políticas medioambientales, por ejemplo.

Del “café para todos”, con el que se quiso igualar nacionalidades y regiones para cohesionar el Estado, se ha entrado al grito de “cochino el último” en una deriva para ver que autonomía saca más tajada del Estado y es más insolidaria con el resto del país. De los partidos nacionalistas era de esperar que fueran por ese camino, lo que sorprende es la solapada, cuando no, descarada tendencia nacionalista que el PP está teniendo en las autonomías donde gobiernan, mucho más acusada en Madrid y, no menos sorprende, el seguidismo del PSOE.

Ahora se ha entrado en una loca carrera por ser la comunidad que más rebaja de impuestos realiza. Aunque con matices, da igual que estén gobernadas por la derecha o por el PSOE, o nacionalistas de izquierdas o de derechas, todos con la mirada puesta en las próximas elecciones de mayo de 2023. ¿Quién y cómo se va a pagar esta fiesta? Para tener un sistema educativo y sanitario públicos algo decentes, es impensable bajar los impuestos de forma generalizada tal como propone el PP o como ya esta admitiendo de alguna forma el PSOE, de lo contrario seguirán pagando la fiesta los mismos de siempre.

Esta loca e irresponsable carrera de rebaja de impuestos en la que ha entrado las comunidades autónomas, poco o nada va a contribuir a mejorar y hacer más justo el actual sistema tributario español, demuestra más que nunca la necesidad de acometer una verdadera reforma fiscal en profundidad en el actual sistema tributario español.

El sistema contributivo es fundamental para lograr un reparto más justo y equitativo de la riqueza y de la contribución al gasto del Estado y más allá de la coyuntura, es de justicia que se aborde cuanto antes y en estos momentos, es más necesaria que nunca, para poder evitar estos desmanes y desfases contributivos autonómicos. El sistema tributario actual no se mejora con parches como es el temporal impuesto a las compañías energéticas y entidades bancarias, tampoco con bajadas discrecionales en el IRPF o reducir el tipo impositivo en el IVA de los alimentos o la eliminación de impuestos como el sucesiones o sobre el patrimonio, tal como de forma populista propone el ahora el PP.

Urge una Reforma Fiscal en la que, de forma efectiva, se elimine la desigual contribución a los ingresos del Estado entre ciudadanos y sociedades, además en el que se profundice en la progresividad para hacerlo más justo tal como dicta la propia Constitución, en el que se haga efectivo lo de quien más gane y más tenga, más contribuya y no dependa de la comunidad autónoma donde vivas.

La perversión del Estado de las autonomías va a facilitar que según donde vivas, pagarás menos o más impuestos por los mismos hechos imponibles y por con siguiente tendrás mejor o peor sanidad, educación y otros servicios sociales. En los gobiernos autonómicos no hay sentido de Estado, pero lo peor es que desde el propio Gobierno central está pareciendo que tampoco.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Es el mismo discurso de Vox, sólo que ellos tienen una determinación diferente si logran colar el troyano. El problema es la lectura que se hace, y la suya resulta diametralmente errónea y por lo tanto alejada hasta el otro extremo de la realidad.
    No es verdad el principio insolidario que atribuye a los partidos nacionalistas, y por lo que se deduce de sus palabras es que no es consciente de lo que supone un estado federal o federado. Por ejemplo; lo que hacemos con Europa, que usted parece no entender que son extranjeros, es lo mismo trasladando el modelo norteamericano a este cortijo que tienen montado desde -en la práctica – 1982, porque todos sabemos aprobado un año antes, y así está funcionando desde entonces como para tirarse de los pelos ahora, cona… Los estatutos son iguales?No. Existe duplicidad de pagos por las mismas cuestiones? Sí. Es legal o lícito? Sí. Se pudo haber hecho bien desde el principio o cambiar hoy? Sí. Lo dice la constitución de mierda que usted no se sabe.
    La comunidad de Madrid se ha independizado unilateralmente de la región a la que siempre desde el siglo X ha pertenecido, colaborando en la desigualdad, modelo de corrupción, y contribuyendo en esta región a lo que llaman la españa vaciada. Qué producen en Madrid para llevar un tren de vida superior al de mi país o el suyo? quiero decir; cuál es el producto interior que hace que éstos vivan mejor; haya más ricos o vivan las élites -todas en la práctica-? Ninguno; no pierda el tiempo en averiguarlo que ya lo he hecho yo hace años. En un modelo federal o multinacional, de qué o de quién iban a vivir?, mujer… Es que ya me canso de explicarlo. Por lo tanto ya sabe de quienes se beneficia un estado centralista, o debería de entenderlo al menos. Yo no entiendo como la capital está en el centro geométrico de esta musulmania, mucho menos siendo la patrona de su país la virgen del pilar. En mi país el patrón es Santiago y dónde está la capital? O acaso Coruña y Vigo no son ciudades más representativas que Compostela? Lo de españa es un fraude; una mierda como Júpiter de grande.
    Afonzo X, que dicen sabio, comenzaba su Estoria de Hespaña con la fundación de Roma, y otras tonterías que no tengo gana de reproducir ahora. Pero le diré una cosa; en mi país existe en cada parroquia el testimonio vivo y homogéneo – piedra sobre piedra – de la antigüedad de mi pueblo. Roma es una mocita.
    El problema no es que lo que llaman los nacionalistas periféricos; el problema es que ni Vox, ni vós, o ni diós, quiere vivir aquí en estas condiciones. Es su propio discurso; el que debía de haber pensado y reflexionado antes de insultar la inteligencia de un lector. Por todos los infiernos; que nos gobierna un Borbón como jefe de estado, carallo. Delfín de Franco… Ni la extrema derecha lo quiso entonces.

    Aguardaba de vós mayor intelecto.

  2. ? Sentimos no estar a la altura de su intelectualidad. La naturaleza es así de injusta por mucho que queramos evitarlo. Los llamados son muchos y los elegidos muy pocos y al parecer nosotros no estamos entre estos.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído