lunes, 27mayo, 2024
31.7 C
Seville

Un prestigioso científico «trolea» al mundo con una rodaja de chorizo español

Étienne Klein, un científico francés que dirige el departamento de investigación en la Comisión Francesa de Energía Atómica, publicó la imagen de una rodaja de chorizo en su cuenta de Twitter para cuestionar la credibilidad que los internautas atribuyen a las voces expertas y la frágil verificación de los contenidos en las redes sociales

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Una raja de chorizo español ha protagonizado uno de los mayores «troleos» científicos de los últimos tiempos. El protagonista del mismo ha sido el prestigioso Étienne Klein, director del departamento de investigación en la Comisión Francesa de Energía Atómica. Para ello ha utilizado los últimos descubrimientos del telescopio James-Webb y una loncha de chorizo.

El científico francés publicó en su cuenta de Twitter una imagen acompañada del siguiente texto: «Foto de Próxima Centauro, la estrella más cercana al Sol, ubicada a 4,2 años luz de nosotros. Fue captada por el JWST. Este nivel de detalle… Un nuevo mundo se revela día tras día».

La imagen que acompañaba el tuit semejaba un planeta rojizo, con nebulosas blancas y naranjas sobre fondo negro. Sin embargo, Klein afirmó que era una foto captada por el telescopio James Webb de la estrella más cercana al sol, Próxima Centauro. En realidad, era una rodaja de chorizo español.

En vista de los comentarios que generó dicha publicación, el doctor Klein aclaró que esa supuesta foto de la estrella fue una «broma. Aprendamos a desconfiar tanto de los argumentos de autoridad como de la elocuencia espontánea de ciertas imágenes. A la hora del aperitivo, los sesgos cognitivos parecen estar de moda… Así que ojo con ellos. Según la cosmología contemporánea, no existe ningún objeto perteneciente a la charcutería española sino en la Tierra».

Tanto revuelo generó el «troleo» que Klein se vio obligado a aclarar en el portal francés Le Point que era la primera vez que hacía una broma en las redes cuando interactuaba como autoridad científica. «La buena noticia es que algunos entendieron enseguida el engaño, aunque también hicieron falta dos tuits para aclararlo», afirmaba Klein.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído