miércoles, 22mayo, 2024
16.5 C
Seville

Una capitán del Ejército, a punto de ser expulsada por denunciar que militares varones dejaban sus bicis en los baños femeninos

La militar hoy está de baja y se enfrenta a un expediente de expulsión por “no ser apta para el Ejército” tras 27 años de ejercicio militar

María José Pintor
María José Pintor
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Tras 27 años en el Ejército en Caballería, la capitán, y licenciada en Derecho de 52 años, L.C., está a  un paso de ser expulsada de las Fuerzas Armadas. Su delito: Denunciar la autorización de un teniente coronel para que  unos aseos femeninos sirvieran de aparcabicis de militares varones. Se trataba de un espacio para los mandos femeninos, con vestuarios y baños.

Tras poner en conocimiento del Delegado de Defensa en Aragón en 2017 esta situación, y a pesar de recibir al principio buenas palabras, lo cierto es que ese vestuario y aseo para mujeres dejó de ser un aparcamiento de bicis, pero se reconvirtió en un centro de entrenamiento y pruebas para acceso al Ejército.

La capitán, tras respetar todos los conductos reglamentarios del Ejército -que pueden resultar infinitos- decide denunciar la autorización  del Delegado de Defensa Félix Allo Flores, y al teniente coronel de la misma, Rafael Fernández Sisniega, para que los hombres destinados en su unidad, aparcaran sus bicicletas dentro del vestuario de mujeres mandos del Acuartelamiento.

Esta situación se complica cuando tras quedar archivada la denuncia de la capitán, los denunciados le imputan penalmente en el Juzgado Togado Militar por delito de injurias, calumnias, deslealtad por denuncia falsa y abuso de autoridad.“Hasta de la muerte de Manolete me responsabilizaban, pero se archivó”, explica.

Esta imputación queda archivada ya que la capitán consigue demostrar la verdad de los hechos. A pesar de ello la intentan imputar disciplinariamente, cuestión que tampoco pudieron al quedar también demostrada su inexistencia.

A pesar de seguir cuantas vías legales le son permitidas, y reunirse con la ministra de Defensa, Margarita Robles, que en principio da la razón a la militar que ya empieza a sufrir acoso por sus propios compañeros por su demanda. La capitán hoy está de baja y se enfrenta a un expediente de expulsión por “no ser apta para el Ejército” por inadaptación a la vida militar.

“Me quedan dos telediarios”, confirma esta capitán a nuestro medio. Sin embargo, no quiere rendirse. “He visto cometer muchas injusticias contra mujeres en el Ejército, y muchas veces se acaban callando para que no las expulsen. Sobre todo, a las soldados, que se van a la calle sin pensión alguna”.

Antes de judicializar

Antes de judicializar este asunto, la militar afectada trató por todos los medios, reuniones y expedientes, de tratar de ser escuchada. Incluso lo denunció ante la Unidad de Protección al Acoso de las Fuerzas Armadas. La capitán cree hoy, por su propia experiencia, que esta unidad “solo vale para hacer estadísticas. No hizo nada, aunque me llamó la teniente coronel jefe de la división del acoso”.

De las diligencias judiciales se demuestra la información previa fue manipulada al entregar su denuncia de acoso a los dos presuntos acosadores por discriminación de género. Una irregularidad que, según le explicó la propia ministra Robles en persona, no se podía hacer.

Dos años después, cuando el caso de la capitán llega su despacho, Margarita Robles firma, como dijo Alejo de la Torre,  que las denuncias de acoso no son materia protegida. Así que se lespuede entregar a los acosadores para que ejerciten su derecho a la defensa.

Sobre la política

La capitán no quiere ni oír hablar de los políticos. Según explica, “ Zaida Cantera me hizo caso hasta que con la moción de censura llegó Pedro Sánchez al Gobierno”. Afirma también que “ ahí ya me dijo que la situación para ella era más delicada”. Explica que otra gran decepción fue la ministra Margarita Robles: “lo tengo todo documentado, fue capaz de desdecirse de lo que me dijo a la cara”.

También ha recurrido al Ministerio de Igualdad, quien le ha remitido al de Defensa.

Esta militar tiene la sensación de que “si eres del PSOE o de Podemos igual tienes opción, pero yo que no tengo nada que ver con la política me siento indefensa”.

¿Cómo pueden dejar tan desprotegidas a las mujeres militares?, se pregunta la capitán. Nadie le ha dado respuesta.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído