sábado, 13abril, 2024
17.5 C
Seville
Advertisement

Una oposición ética se realiza desde la verdad, nunca desde la superchería

La oposición política en la nación quisqueyana, la misma que realiza críticas ante cualquier tema, la misma que dice importarle la nación dominicana, la misma que dice que son a quienes el pueblo necesita en el gobierno para que así la realidad sea otra, es la misma que ante el llamamiento del presidente Luis Abinader de crear un Pacto de Nación para tratar el tema haitiano, responde que el tema migratorio es responsabilidad del Poder Ejecutivo

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Para la preservación de la democracia los Estados necesitan de diferentes partidos políticos. La oposición es esencial para lograr llegar a frenar actuaciones irregulares del un gobierno, pero hay que tener en cuenta que lo positivo de esta contraparte del gobierno es beneficiosa para la sociedad cuando se realiza desde la objetividad, la conciencia, la ética y los valores morales. De otra manera, más que construir, destruye.

La objetividad de una fuerza política oponente a una administración de Estado no se fundamenta en generar críticas desapegadas a cada tema, circunstancia o situación. Deben estar sustentadas en los hechos visibles y si en alguna ocasión las informaciones ofrecidas por un gobierno no son reales, de igual manera deben refutarlas. 

En la actualidad, a través de los medios de comunicación internacionales, se refleja la crisis social, política, económica y humana que vive Haití. En reiteradas ocasiones se ha publicado en medios extranjeros los llamamientos que ha hecho el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, a la comunidad internacional para buscar una solución a esta crisis que no seguirá afectando únicamente al pueblo haitiano al no buscársele una solución, sino que será extendida a toda la región y más allá.

La comunidad internacional hasta el momento no ha reaccionado a la búsqueda de un desenlace a este conflicto. Independientemente del comportamiento de este colectivo, el mandatario dominicano no se detiene y durante su rendición de cuentas del pasado 27 de febrero, ha marcado, como ya se dijo, una postura puramente estratégica de defensa hacia la paz, porque, sin lugar a dudas, su posición evitaría enfrentamientos que se podrían producir por la memoria histórica del pueblo dominicano y haitiano.

“Les pido a todos responsabilidad para apartar el problema haitiano de nuestra lucha partidista y que lleguemos a un gran acuerdo nacional, a un pacto de país, que nos comprometa desde nuestras posiciones y que dé una respuesta unánime en la defensa y la protección de nuestra soberanía…En lo inmediato, adoptar un mecanismo de consulta permanente, que no necesariamente debe ser formal, oficial y público, pero si debe ser confiable, efectivo y ágil, entre los actores políticos y nacionales principales, para asegurar que las decisiones importantes o sensibles relacionadas con la agenda de las relaciones insulares y sus vinculaciones con la agenda de poderes foráneos y organismos internacional, tengan el más amplio consenso y las mayores garantías de implementación”, expresó Abinader en su rendición dirigiéndose a los partidos de oposición. Acción que demuestra su dote democrático y su interés país.

La oposición política en la nación quisqueyana, la misma que realiza críticas ante cualquier tema, la misma que dice importarle el Estado dominicana, la misma que dice que son a quienes el pueblo necesita en el gobierno para que así la realidad sea otra, es la misma que ante el llamado del presidente Abinader de crear un Pacto de Nación para tratar el tema haitiano, es la que, según medios nacionales, a la primera respondieron que, el tema migratorio es responsabilidad del Poder Ejecutivo.

Por citar algunos ejemplos, el secretario general del Partido de la Liberación Dominicana (gobierno que gobernó desde 2004 hasta agosto 2020) y exsenador, Charlie Mariotti, expresó, “la responsabilidad de la política exterior y migratoria es del Poder Ejecutivo y al presidente le toca mostrar soluciones y demostrar que tiene las capacidades para ejercer y aplicar los mandatos constitucionales”.

Mientras que, por otro lado, Temístocles Montás, miembro del Comité Político del mismo partido, manifestó que, con relación al tema haitiano y su crisis, las medidas tomadas son responsabilidad del presidente de la República Dominicana.

Primera reunión para lograr un Pacto de Estado

Ayer, a las 4 de la tarde, se produjo una importante reunión en el Palacio Nacional, convocada por el presidente Abinader con todo el liderazgo político de la República Dominicana. El encuentro con todos los partidos políticos dominicanos, excepto el PLD y el PRD, estuvieron presentes.

El gesto del mandatario es una idea ética y de democracia política, por lo cual, ojalá asistan al acto todos los lideres de los partidos que son reconocidos por la Junta Central Electoral (JCE) que, además, se obtenga el resultado que el Jefe de Estado persigue y que por el contrario no sea utilizada la ocasión por la oposición para un discurso electoralista.

Si realmente lo que presenta el presidente es bienestar para la nación dominicana los lideres deben ayudar no diciendo que sí a todo, pero sí debatiendo y llegando a un consenso, porque si se paran de la mesa sin solución se podría llegar pensar que aprovecharían la oportunidad a su favor, en vez de buscar un resultado que favorezca a el Estado quisqueyano.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído