jueves, 23mayo, 2024
20.7 C
Seville

Vox aprovecha el crimen de Algeciras para enarbolar con orgullo su xenofobia, racismo e intolerancia religiosa

La ultraderecha extiende el manto de la sospecha sobre una “invasión inmigratoria” pese a que las entradas irregulares descendieron un 25% en 2022

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El crimen de Algeciras de este miércoles ha permitido a las primeras de cambio que Vox enarbole una vez más sin tapujos y con orgullo el discurso xenófobo y racista que mantiene en su ADN fundacional y en su programa electoral, con el que ha llegado a ser la tercera fuerza política en la actualidad en el Congreso de los Diputados, con 52 representante y más de 3,6 millones de votos en las últimas elecciones generales de 2019. Nada más conocerse el ataque de cariz yihadista cometido por el joven magrebí Yasim Kanza, de 26 años, que ha matado a un sacristán y herido grave a un párroco de la localidad gaditana tras asaltar violentamente dos iglesias este miércoles por la noche, el líder de la formación ultraderechista ha escrito en Twitter: “Unos les abren las puertas, otros los financian y el pueblo los sufre. No podemos tolerar que el islamismo avance en nuestro suelo”.

Lejos de aplacar la crispación, el dirigente ultraderechista ha vuelto a la carga este jueves atacando con un nuevo discurso incendiario contra todos y contra todo en un nuevo mensaje excluyente que deja a las claras que no existe para él y los suyos más religión que la cristiana y católica, y que no existe más ciudadanía española que la occidental y blanca. Además de extender el manto de la sospecha sobre todos los inmigrantes que viven a diario en España, culpa a “los políticos” (como si él no lo fuera, viviendo del dinero público desde sus comienzos profesionales precisamente en la política) de abrir las fronteras y “regar a subvenciones” a todos los inmigrantes que viven en este país. Y extiende de forma generalizada el manto de la sospecha sobre todas estas personas en general: “¿Cuántos habrá como él en España?”, dice Abascal en referencia al autor del crimen del religioso algecireño.

Abascal se suelta en su discurso xenófobo y de intolerancia religiosa: “No podemos tolerar que el islamismo avance en nuestro suelo. ¿Cuántos habrá como él en España?”

Muy lejos de este discurso incendiario secundado rápidamente por otros líderes ultraderechistas de esta formación, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha enviado un “mensaje de tranquilidad” a los vecinos de la ciudad gaditana. “Es una investigación rápida y eficaz. No hay terceras personas involucradas en los hechos y dejemos que la investigación se desarrolle adecuadamente”, ha apuntado el ministro.

Pese a todo, Vox insiste en hacer creer a la población española que estamos viviendo lo que denominan una “invasión inmigratoria”, como ha apuntado el vicepresidente de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé. “Hay que decirlo todos los días”, recalca el dirigente ultraderechista pese a la evidencia de los datos oficiales que niegan la mayor de estas afirmaciones con rotundidad. De hecho, España cerró el pasado 2022 con un descenso del 25,6 % en la inmigración irregular, pasando de las 41.945 llegadas en 2021 a las 31.219 de 2022, según el último informe del pasado año de inmigración irregular realizado por el Ministerio del Interior.

Este progresivo descenso de la inmigración irregular se constata por segundo año consecutivo y por tercera vez en cuatro años. Interior destaca en este sentido la política migratoria impulsada por el Gobierno español, promoviendo la cooperación con los países de origen y tránsito de la inmigración y reforzando la lucha contra las mafias que trafican con personas. Esta doble estrategia permite evitar en origen cerca del 40 por ciento de las salidas hacia el territorio español, según Interior.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído