miércoles, 19junio, 2024
17.7 C
Seville

Vox y la gente de bien se burlan de la democracia

Vicente Mateos Sainz de Medrano
Vicente Mateos Sainz de Medrano
Periodista y Doctor en Teoría de la Comunicación de Masas.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

No pasa una semana —qué digo una semana, unos pocos días— sin que Feijoo descubra la rancia y decimonónica ideología que inspira su pensamiento. La última boutade, traer a la palestra pública del siglo XXI esa expresión de claros tintas clasistas y feudales de: Deje ya de molestar a la gente de bien; claro alegato a favor de la intangibilidad de los privilegios de las clases poderosas que el Gobierno no debe tocar. Expresión que lleva implícita la homóloga de gente de orden —de claro poso franquista— cuyo objetivo es marcar la diferencia entre quienes se visten por los pies, cumplidores de los preceptos morales que dicta el orden social de ordeno y mando: como debe ser; y la pobre gente, su némesis, que estigmatiza a los disruptivos y menestrales que tienen la igualdad y la justicia social por vitola que se visten con lo que pueden y les dejan, pues la lucha por cubrir sus necesidades vitales les resta recursos, capacidad y tiempo para explorar el saboir faire, el charme, con el que se distinguen y adornan, como decíamos en mi barrio de San Blas: los hartosopa. 

La afirmación de Feijoo es un sarcasmo clasista que divide la sociedad de manea maniquea entre buenos y malos; y lacerante por venir del líder de un partido que incumple, con contumacia, la Constitución que tanto dice venerar. Pensamiento arcaico que aflora de continuo cuando sus dirigentes hablan sin guion previo, que evidencia las concomitancias ideológicas con sus primos hermanos de Vox que propalan a las claras, sin temor, un discurso filo nazi y antidemocrático. De ahí esa acusación permanente de su líder Abascal al PP de ser la derechita cobarde.

Partido que no pierde oportunidad para convertir en un circo las instituciones democráticas, cuyo último episodio es la abracadabrante moción de censura que devuelve a la escena pública a un personaje, a un anciano, que es el más insigne representante de quienes venden su alma al diablo para seguir pintando la mona. El tránsito desde la izquierda más ideologizada, el PCE, a la ultraderecha fascista de Vox, solo se explica por la vanidad desmedida del personaje unida el proceso de reblandecimiento de la sinapsis neuronal que aqueja a quienes, en la senectud, pierden progresivamente la chaveta.Prestarse a ser la marioneta risible en la opereta bufa orquestada por Vox, convierte a este protagonista enloquecido en la coartada disruptiva de esta burla sin fin. 

Burla que coloca en un brete a Feijoo y su partido, al que Vox somete al conflicto moral de tener que elegir entre dar rienda suelta a sus instintos ideológicos más clasistas y conservadores votando sí, o abstenerse y hacer bueno el epíteto de derechita cobarde: porque la valentía de votar no, ni se plantea en la cúpula de Génova. Sin duda que vamos a asistir a un espectáculo circense de primera, que seguro dejará momentos memorables al ver y escuchar el discurso hiperbólico sobre los siete males para España si seguimos con el Gobierno Sánchez, expresado por una momia sacada de las catacumbas que vive un momento de gloria inesperado; por el deseo constante de Vox de mofarse del modelo de orden social, basado en el progresivo reconocimiento de los derechos ciudadanos que exige una sociedad cada vez más diversa. Lo bueno, lo mejor, lo que debe congratular a todos los demócratas, es la fortaleza de nuestra democracia y su grandeza, que permite a quienes quieren recortarla o incluso destruirla, realizar este aquelarre del que ya me estoy riendo.    

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. La burla la usan para defenderse los que no tienen ninguna razon.
    Hablando de ellos,no es nada nuevo,no respetan nada,no entiendo como puede estar permitido este partido politico.

  2. Qué haríais vosotros queridos progres si no existieran..? El prefecto complemento para la polarización, el antagonista perfecto del repugnante progre, un facha cretino…
    Magnífica y oportuna cortina de humo…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído