sábado, 20abril, 2024
17 C
Seville
Advertisement

¿Y si Rubiales es inocente?

José Luis Escañuela Roman
José Luis Escañuela Roman
Abogado y Tercer grado en Economía aplicada. Lideró el traslado de los restos de Diego Martínez Barrio, Presidente de la IIª Republica al cementerio de Sevilla. Fundó el Ateneo Republicano con Julio Anguita y fue amigo personal de la Duquesa Roja y Trevijano. Columnista en diversos medios. Lo imposible lo lleva al paso, lo posible le cuesta un rato. Emérito (¡qué palabra!) del club de los benditos fracasados.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los Presidentes de las Federaciones Deportivas nacionales son elegidos democráticamente. Cuesta mucho acceder a esa responsabilidad, y aunque son puestos predeterminados para las clases pudientes, a veces recaen en personas que no gozan del prestigio de clase, que Samaranch exigía, -además del derecho de pernada- para tan magno destino.

La Carta de la ONU ya declaró en 2016 la independencia del deporte, y ha construido importantes iniciativas, como la creación de un equipo de refugiados, en un mundo en que hay, nada menos, que 65 millones de atletas apátridas y en crecimiento. Cierto es que sigue prohibiendo las reivindicaciones ideológicas, como si los entramados institucionales no fueran eso en sí mismos. Cassius Clay, Aitor Aguirre, Kanouté e incluso Cristiano Ronaldo, han logrado escapar al arquetipo de juguetes de papel a los que se les da cuerda y sostienen causas justas.

Frente a estos hechos,  se han creado monopolios privados, que rigen intereses (no deporte), y que son sectas compuestas de Entidades mercantiles. Aquí siempre hay hombres de negro preparados por si se te ocurre no votar al gurú de los pantalones caídos. 

Un ejemplo evidente es la Liga de Futbol Profesional en España, que dirige un experto en suspensiones de pagos, de nombre Javier Tebas y cuyo patrimonio sí que debería ser objeto de reflexión.

No en vano, la biógrafa de Pedro Sánchez, Irene Lozano ya anticipó que “sería expulsado del deporte mediante expediente sancionador por el Tribunal Administrativo del Deporte.”

A los pocos días, fue ella quien salió hacia otro más confortable destino, con tiempo y paz suficientes para los  panegíricos de resistencia de Pedro Sánchez.

Es una tradicion que en el PP rigen opusinos. Desde Jesus Cardenal hasta Alzaga o los Fernández Diaz, pero el PSOE tampoco está libre de ellos.

Sea como fuere, para que Rubiales haya sido expulsado de la cúpula federativa, de donde fue elegido democráticamente, ha sido necesario invertir mucho dinero. Ese que denunciaba Chomsky como el sostén de “los guardianes de la libertad”.

150 millones de Euros durante los últimos cinco años, ha regado (Tebas no regala nada), de publicidad y propaganda a todos los medios, con alguna excepción.

La campaña de El Confidencial o de Urreizpieta o ahora de Relevo contra Rubiales, a los que parece haberse sumado PRISA, no es más que otro ejemplo del salmorejo agitado por la ira del poder y la máquina del fango.

Las detenciones practicadas por la Jueza de Majadahonda, aborrecen el Derecho.

Recluir a uno de los mejores Abogados de nuestro pais, para ponerlo en libertad dos dias después, cuando sabe que está obligado a guardar secreto profesional, abomina las garantías constitucionales. Las fotografías a la salida, son la muerte civil del individuo, algo que Ihering denostaba, en su manual de “Lucha por el Derecho”.

Aun estoy a la espera de una protesta del Iltre. Colegio de Abogados de Madrid. Debe ser que están muy ocupados defendiendo al compañero de cama de Isabel Ayuso.

El futbol vive una operación en la que los Tebas, Cardenal y Silvero (el que le llevaba los cafés al hijo de papá del Fiscal General), y las ruinas de Roures se reparten el dinero de los derechos audiovisuales y puertas giratoria.

Transparencia ya desveló diversos viajes de Miguel Cardenal como Presidente del Consejo Superior de Deportes a Quatar y a Emiratos Arabes. Los derechos humanos pueden esperar.

La diferencia es que un Presidente de una Federación Deportiva está sometido a la Ley y al Derecho, mientras que los Presidentes de las patronales y los empleados opusinos de la República de Roures no.

Mientras tanto, un Juez de la Audiencia Nacional procesa por un beso en un momento de júbilo. Dos años de cárcel, nada menos. Y, por supuesto,  daño reputacional y la muerte civil, familia e hijos incluidos. Ya lo decía Shakespeare. Por generaciones.

Aquí rige la ley del silencio. Porque mañana puedes ser tu. Aquello de la fiscalía inquisitorial ya lo inventó Jesus Cardenal con Aznar. De aquellos infantiles biberones, el deporte está sometido a la delación, a las pruebas falsas, a los medios de comunicación -salvo excepciones- comprados y día sí, día también. El sobre es el símbolo de nuestro país.

Caminamos hacia el monopolio de Tebas y otros fascistas que, criados en Fuerza Nueva o en las residencias del Opus de Badajoz, han descubierto el dinero y el poder, apartándose de cualquier flagelacion que no sea la que inflingir a otros. Solo hacen falta denuncias anónimas y querulantes a cambio de soldada.

EL deporte no tiene ideología. Tal vez por eso es el sector más corrupto de la sociedad.

Los librepensadores sí. Donde no hay justicia es un peligro tener razón.

Pero ¿dónde queda la presuncion de inocencia?

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído