martes, 18junio, 2024
23 C
Seville

Yo por ahí no paso

A. V. Sevilla
A. V. Sevilla
Técnico audiovisual y productor de sonido. Formación en Ciencias Políticas y Sociología. Músico.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Como ya sabrán ustedes, en los próximos días se votará en el congreso el anteproyecto de ley en el que se contempla la creación de la Agencia Española de Salud Pública (AESAP). Un organismo que centralizará todos los datos sanitarios de todos los ciudadanos españoles y extranjeros que residan en España. Esto significa la cesión total a la HERA de la UE y por extensión a la OMS de la poca soberanía que nos va quedando tras la aplicación de estas políticas globalistas y liberticidas de un claro sesgo ideológico.

Entre otras cosas se obligará a toda persona jurídica, ya sean organizaciones, empresas o personas individuales a ceder los datos sanitarios a esta agencia para el control de posibles situaciones de epidemia o pandemia y tomar decisiones de forma coordinada a nivel internacional.

Todo esto que parece muy lógico realmente esconde otra cosa. Lo que quieren es el control total y que los gobiernos de cada país poco o nada puedan hacer ante una situación pandémica como la que llevamos viviendo desde 2020 y que en breve cumplirá tres años pues recordemos que aun no ha decaído y sigue vigente según la OMS.

Si consideramos que la Organización Mundial de la Salud es mas un organismo de carácter privado  que otra cosa, dado que sus mayores fuentes de financiación provienen de las grandes compañías “farmamentísticas” (Big Farma) y del multimillonario Bill Gates, o como me gusta llamarle Billypuertas, supondría la cesión de una ingente cantidad de datos de carácter confidencial a una organización que no se somete a ningún control gubernamental que garantice el uso correcto y honesto de esos datos .

De hecho abriríamos la puerta a situaciones mas cerca de un sistema totalitario-dictatorial que de las democracias consolidadas de las que occidente suele jactarse a la hora de repartir libertad y paz por países de Europa, Oriente Medio o África.

Por ejemplo, podrían restringir nuestros derechos como ciudadanos en el caso de que no tuviéramos la pauta completa de vacunación. Podrían imponer restricciones a nuestro acceso al mercado laboral o incluso congelar nuestras cuentas si somos niños malos. También la imposición de pasaportes sanitarios que restringieran nuestra libertad de movimiento.

Porque además todo esto está controlado por algoritmos de inteligencia artificial (IA) y es que nadie que tenga un mínimo de conciencia podría arruinar la vida de las personas. Por eso es mejor que el trabajo sucio lo hagan las máquinas y algunos funcionarios sin alma que también los hay.

Por eso invito a los ciudadanos que valoren los pocos derechos que nos quedan y que fueron conquistados por nuestros padres y abuelos a que planten cara a un gobierno sectario que se jacta de ser progresista pero que en realidad esta sirviendo de instrumento de las grandes elites que no se conforman con tener todo el dinero y los todos recursos, si no que además pretenden tener el control total de la población en occidente.

Me produce una desazón infinita ver como el pueblo español ha caído en ese aborregamiento indolente que a permitido que muchos de los nuestros ya no estén con nosotros. Que personas sanas enfermen con males que no son propios de ellas. Que han agachado la cabeza y puesto el brazo ante una bata blanca sin cuestionarse la conveniencia de inocularse un producto experimental. Y lo mas triste es ver como han enfrentado a unos con otros a cuenta de todo esto, mientras por otro lado nos robaban nuestra libertad.

Por todo esto yo por ahí no paso y quiero manifestar mi total rechazo a esta locura.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído