El incremento del gasto militar en Europa: un nuevo paradigma de defensa

24 de Mayo de 2024
Guardar
Defensa en Europa
Defensa en Europa

La política de defensa de la Unión Europea (UE) y de la OTAN está experimentando una transformación significativa, impulsada en gran medida por la escalada bélica de Rusia en Ucrania y la incertidumbre política en Estados Unidos de cara a las próximas elecciones presidenciales de noviembre, con la posible elección del populista Donald Trump. En este contexto, países del norte de Europa, como Finlandia y Noruega, están incrementando notablemente su gasto militar, marcando un cambio de paradigma en la defensa continental.

Aumento del gasto militar: estadísticas y motivaciones

Según los datos más recientes de la OTAN, Finlandia y Noruega han incrementado su gasto militar en un 15% y un 12% respectivamente en el último año. Este aumento se enmarca dentro de una tendencia más amplia en Europa, donde el gasto en defensa ha crecido significativamente desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia en 2022. La Agencia Europea de Defensa (EDA) reporta que los países miembros de la UE gastaron en conjunto más de 200.000 millones de euros en defensa en 2023, un incremento del 8% respecto al año anterior.

ELECCIONES-EUROPA

Según los nuevos datos publicados por el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, por sus siglas en inglés), Europa ha experimentado un aumento generalizado del gasto militar desde principios de 2022, alcanzando un total de 552.000 millones de euros en 2023.

El conflicto en Ucrania ha actuado como un catalizador, subrayando la vulnerabilidad de Europa ante amenazas externas y la necesidad de reforzar sus capacidades defensivas. En el caso de Finlandia, que comparte una larga frontera con Rusia, y Noruega, con su estratégica posición en el Ártico, el aumento del gasto militar no solo se justifica por la proximidad geográfica al conflicto, sino también por la necesidad de actualizar y modernizar sus fuerzas armadas para enfrentar amenazas contemporáneas.

El aumento supone un 16% más de lo que los países afectados gastaron en 2022, y un 62% más en comparación con 2014, donde el gasto fue de 330.000 millones de euros. Todos los países europeos miembros de la OTAN menos tres -Grecia, Italia y Rumanía- aumentaron su gasto militar en 2023.

Alemania incrementa su gasto militar

Alemania también ha aumentado su gasto militar, con un enorme incremento del 48% entre 2014 y 2023. En 2022, el Gobierno alemán estableció un fondo extrapresupuestario para cumplir el objetivo de la OTAN de destinar anualmente el 2% de su PIB a defensa, un objetivo que el país suscribió en 2014, pero que no alcanzó hasta este año.

El canciller alemán, Olaf Scholz, se comprometió públicamente a transformar la actitud de su país en materia de defensa y seguridad tres días después de la invasión de Ucrania. En un discurso en el Parlamento en el que calificó el momento de "zeitenwende" (punto de inflexión), Scholz prometió aumentar drásticamente el gasto en defensa de su país y reformar su Ejército.

La OTAN y la UE: respuestas coordinadas

La OTAN, que ha sido el principal pilar de la defensa europea durante décadas, ha reforzado su presencia en el este de Europa con el despliegue de tropas y equipos en Polonia, los Estados Bálticos y otros países del flanco oriental. Jens Stoltenberg, el Secretario General de la OTAN, ha subrayado la necesidad de una defensa robusta y unida ante la agresión rusa, destacando que la Alianza está comprometida a defender cada centímetro del territorio aliado.

Por su parte, la UE ha tomado pasos importantes para fortalecer su política de defensa, a través de iniciativas como la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO) y el Fondo Europeo de Defensa. Estas iniciativas buscan mejorar la cooperación en defensa entre los estados miembros y aumentar la inversión en capacidades militares conjuntas. La idea es complementar, no reemplazar, los esfuerzos de la OTAN, creando una defensa europea más autónoma y resiliente.

Polonia y su defensa férrea anti-Putin

Polonia fue el país europeo que más aumentó proporcionalmente su gasto en defensa entre 2022 y 2023, destinando el 3,8% de su PIB a defensa en 2023, todavía por debajo de su objetivo declarado del 4%.

Polonia lleva mucho tiempo haciendo del aumento de su gasto en defensa una prioridad. El presidente polaco, Andrzj Duda, pidió a los miembros de la OTAN que aumentaran su gasto a principios de este mes, citando la preocupación de que el presidente ruso, Vladímir Putin, se estuviera preparando para atacar a la OTAN en los próximos años.

Estados Unidos: Incertidumbre Política y su Impacto en Europa

La relación transatlántica ha sido un pilar de la seguridad europea desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la incertidumbre política en Estados Unidos, especialmente con las próximas elecciones presidenciales en noviembre, con la posible elección por segunda vez del ultraliberal, Donald Trump plantea desafíos importantes. La administración actual de Biden, ha mantenido un fuerte compromiso con la OTAN, pero la posibilidad de un cambio en la Casa Blanca podría alterar esta dinámica. El candidato republicano ha expresado escepticismo sobre el compromiso de Estados Unidos con la defensa europea, lo que podría llevar a una reducción del apoyo militar y financiero.

Esta incertidumbre ha llevado a muchos países europeos a reconsiderar su dependencia de Estados Unidos para su defensa. El incremento del gasto militar en Europa del Norte es una respuesta directa a esta preocupación, así como una señal de que Europa está dispuesta a asumir una mayor responsabilidad por su propia seguridad.

Importancia de las elecciones al Parlamento Europeo

Las próximas elecciones al Parlamento Europeo, consideradas por muchos como las más trascendentales del siglo XXI, jugarán un papel crucial en la dirección futura de la política de defensa europea. Los eurodiputados electos tendrán la tarea de decidir sobre importantes cuestiones de defensa y seguridad, incluyendo el futuro de PESCO, el Fondo Europeo de Defensa, y la cooperación con la OTAN.

ELECCIONES-EUROPA

Además, estas elecciones serán un barómetro del apoyo público a una Europa más unida y defensiva. En un momento en que el nacionalismo y el euroescepticismo están en alza en algunos países, el resultado de las elecciones podría influir significativamente en la capacidad de la UE para actuar de manera cohesiva y efectiva en cuestiones de defensa.

Un nuevo paradigma de defensa

El incremento del gasto militar en Finlandia y Noruega refleja un cambio más amplio en la política de defensa europea, impulsado por la agresión rusa en Ucrania y la incertidumbre política en Estados Unidos. La UE y la OTAN están adaptándose a un entorno de seguridad más complejo, fortaleciendo sus capacidades y cooperación. Las próximas elecciones al Parlamento Europeo serán cruciales para definir el futuro de esta política de defensa, subrayando la necesidad de una Europa unida y resiliente ante las amenazas globales.

Europa del Norte está liderando el camino hacia una mayor inversión en defensa, reconociendo la necesidad de prepararse para un mundo más peligroso e incierto. La respuesta coordinada de la OTAN y la UE, junto con la importancia crítica de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, delinearán el nuevo paradigma de defensa que se está formando en el continente.

Lo + leído