Las mujeres, la legalidad internacional y los derechos humanos

09 de Marzo de 2022
Guardar
Marcha-multitudinaria-contra-la-ocupación-ilegal-del-Sáhara-4
Marcha-multitudinaria-contra-la-ocupación-ilegal-del-Sáhara-4

En el Día Internacional de la Mujer me viene a la mente un gran mural en la sede de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis, en los campamentos de refugiados, donde reza un gran lema: "Sin Las Mujeres No son Derechos Humanos". Esa es y ha sido la cultura que transmite el pueblo saharaui desde hace décadas, aun siendo victima del atropello de una invasión militar extranjera a su territorio, eso que hoy llaman violación del derecho internacional y las normas internacionales.

Nuestro Día Internacional, 8 de Marzo, será una oportunidad para reivindicar, con mas razón si cabe, el respeto de la legalidad internacional y de los derechos humanos y los derechos de las mujeres que somos las victimas directas de la ausencia de la legalidad internacional. ¿Habrá respuestas  a tantas preguntas que se hacen estas semanas en todos los medios de comunicación sobre la legalidad  o no de la invasión de Rusia a Ucrania?

A finales de febrero, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres,   declaró que el reconocimiento de las dos repúblicas por parte de Rusia socava la integridad territorial de Ucrania y  constituye un acto contrario a la Carta de las Naciones Unidas como consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Hace 46 años Marruecos invadió el territorio del Sahara Occidental y las declaraciones del secretario general de turno fueron de condena, pero sin efectos sobre el terreno, porque a día de hoy y tras decenas de resoluciones a favor del derecho de libre determinación del pueblo sahariano, Marruecos sigue siendo la fuerza ocupante sin sanciones, sin condena internacional y sin  la intervención de la comunidad internacional para restaurar las normas de legalidad internacional que hoy se exigen.

Hoy se echan las manos a la cabeza al observar que quebrar la legalidad internacional y violar los derechos humanos es muy fácil y  que,  cuando se permite la sin razón lo que hacemos es abrir un espacio de desorden, un mundo sin reglas en el que se invierten los factores y la guerra se convierte en  la continuación de la política para resolver los conflictos y no al revés.

¿Dónde quedamos las mujeres  que luchamos por medios pacíficos en este nuevo panorama? ¿Cómo restablecemos la legalidad internacional y la defensa de los derechos humanos  y protegemos nuestras sociedades de las guerras? ¿Qué le vamos a contar a Sultana Jaya y a las miles de mujeres saharauis que se han levantado en la ciudad ocupada de Dajla para defender los derechos humanos por la vía pacifica? ¿Cómo puede justificar el régimen marroquí la escalada de violencia que a desatado en los territorios ocupados del Sahara Occidental a provechando la situación de guerra y el cierre de fronteras por la pandemia en el que ha  instaurado un clima de miedo y represión contra los civiles saharauis? ¿Acaso la lucha pacifica no tiene reconocimiento ni recompensa?

La  secretaria general de Amnistía Internacional, Agnes Callamard, ha declarado que la invasión de Ucrania suscita una profunda preocupación por los derechos humanos y las vidas de las personas. Parece que se olvida de otros conflictos. Los saharauis llevamos mas de cuatro décadas con nuestros derechos conculcados por una fuerza extranjera y con el beneplácito de países y gobiernos occidentales que expolian nuestros recursos naturales y hacen la vista gorda ante las flagrantes violaciones de los derechos humanos de un pueblo que vive entre la represión y el exilio.

Es obvio que los conflictos no tienen la misma naturaleza, pero las personas si debemos tener los mismos derechos. Cuando la guerra comienza parece que el Derecho calla, porque  los poderosos y sus amigos, entre ellos el régimen feudal marroquí, se cubren las espaldas con medidas  jurídicas y mediáticas para que la sociedad internacional no les juzgue.

Lo que esta claro es que la opinión publica internacional y las mujeres en el Día Internacional de la Mujer debemos hacer un llamado para que el derecho internacional  y la Carta de las Naciones Unidas se hagan cumplir por la convivencia pacifica y el respeto del derecho de las mujeres, porque la discriminación no tiene fronteras ni distingue edad, origen social o ninguna otra condición.

El respeto de los derechos humanos también es legalidad internacional y debe obligar a los estados  a cumplir sus compromisos de respetar el orden establecido en el que prevalezca la defensa de los derechos humanos y los derechos  de los pueblos.

La legalidad Internacional y los derechos humanos son universales y deben prevalecer también en otras áreas del planeta, no solo en Europa.

Lo + leído