domingo, 25febrero, 2024
18.3 C
Seville

Ayuso bendice la Navidad con durísimos ataques soterrados a Pedro Sánchez

La presidenta de la Comunidad de Madrid aprovecha cualquier evento institucional, incluida la inauguración del Belén de Madrid, para disparar contra el gobierno

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Un mensaje de paz y amor. Esa es la intención de cualquier redactor de discursos de un mandatario cuando se hace una declaración institucional de Navidad. Sin embargo, en la Puerta del Sol todo es aprovechable para seguir siendo el contrapoder, la avanzadilla de la rebelión contra Pedro Sánchez liderada por Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha inaugurado hoy el Belén de la Real Casa de Correos, uno de los actos tradicionales que abren la celebración de la Navidad. El «nacimiento» incluirá la recreación del portal original que san Francisco de Asís construyó en la gruta de Greccio en la nochebuena de 1223.

El discurso de Ayuso ha tenido una fuerte carga religiosa. «La respuesta la tenemos en el Niño Dios, cuyo nacimiento recordamos aquí y en tantos lugares cada año por Navidad. Jesús trae un mensaje de esperanza y de confianza. Incluso en medio de los actos más atroces, su mensaje fue revolucionario, un antes y un después en la Historia de la Humanidad: ‘Amaos los unos a los otros’ […] El Niño Dios que nace en Belén nos hizo la promesa de libertad que trae la cultura cristiana, la más profunda de la Historia. Esperanza y confianza, respeto por la vida, compromiso de cuidarnos unos a otros, eso simboliza este Nacimiento […] estos días son días también de reencuentro, especialmente entre generaciones, entre niños y abuelos. Momentos para volver a los sitios donde fuimos felices, para recuperar lo mejor de nosotros mismos. Volver al origen, a la niñez, a recordar todos aquellos buenos consejos y gestos de cariño de que los que se nos fueron y que nos entregaron con tanto amor. Recuerdos inmateriales, limpios, auténticos. Que no pueden empañarse por el materialismo que en ocasiones nos nubla y nos impide disfrutar con plenitud de la Navidad. No perdamos su magia, volvamos a ser niños […] Jesús no nació contra nadie: nació y nace para todos, hace unos dos mil años, bajo el signo de una estrella, para traer a todos la luz del amor y de la verdad. El amor que nos hace dignos; la verdad que nos hace libres».

Sin embargo, es admirable la capacidad que tiene Isabel Díaz Ayuso para aprovechar cualquier evento, cualquier acto institucional, para buscar argumentos de ataque al gobierno de Pedro Sánchez. Hoy lo ha vuelto a hacer, eso sí, todo en envuelto en un mensaje de paz y amor.

Ayuso no ha dejado pasar la crisis actual en Oriente Medio y, como defensora a ultranza del Estado de Israel, ha dejado varios «regalos navideños» a Pedro Sánchez.

«No todas las escenas tradicionales del Nacimiento son bonitas y pacíficas. Entre ellas hay una terrible: la matanza de los santos inocentes dirigida por Herodes: esos inocentes son los niños más pequeños, degollados junto con sus madres que intentaban protegerlos, en la calle o en sus casas.  Por desgracia, las guerras siguen entre nosotros, nos apagan y entristecen como hombres […] Nuestras raíces católicas, universales, nos recuerdan que los hombres nacemos, ante todo, libres. Esa es la clave de la civilización cristiana: el hombre es libre hasta para decirle a Dios que no, incluso para el mal más absoluto que supone el terrorismo. Pero ahí se encuentra también nuestra esperanza: si somos libres para hacer lo peor, también lo somos para hacer lo mejor, para hacer el bien, e incluso ser héroes», ha afirmado Díaz Ayuso quien, en otro momento ha añadido una mención a la cultura judeocristiana como elemento fundador de los actuales regímenes democráticos.

Evidentemente, Ayuso no ha dejado pasar la oportunidad para referirse al coste que ha pagado Pedro Sánchez por el apoyo a su investidura de los independentistas catalanes. «Cuanto más odio, más amor. Cuanta más ira, respondemos con grandeza. Es evidente que no estamos pasando momentos fáciles. Nunca lo fueron, pero ahora nuestra vida en común se ha complicado mucho. Y por eso es cuando pido ser esa mejor versión de nosotros mismos y no perder nunca la fe y la esperanza en el milagro de la vida, que empieza cada mañana. Hemos de saber que todos somos únicos e insustituibles, que como vienen las dificultades vienen las alegrías. Y que al final, todo saldrá bien. Y no estamos solos. El humanismo cristiano, que fundamenta nuestra democracia liberal, sostiene que todos somos responsables los unos de los otros, y por eso nos protegemos, cuidamos, y no dejamos a nadie atrás. Responsabilidad es libertad […] Tampoco perdamos la alegría, ni la confianza los unos en los otros. Eso quisieran los enemigos de todo lo que este Nacimiento y la Navidad representan. Todos los madrileños y españoles de bien compartimos estos valores esenciales, aunque luego cada uno tenga sus ideas. La entrega, la caridad, el perdón, la tolerancia. Servir y amar. La verdad. El cariño por las cosas bien hechas en un momento en el que la zozobra pretende impregnarlo todo. El respeto por lo que nos rodea, sea conocido o ajeno. Dejar en herencia un mundo mejor a los que están por venir».

La Navidad es, según nos quieren hacer creer, la época del amor, de los abrazos, los besos, la alegría y, sobre todo, la concordia. Sin embargo, tal y como ocurrirá en las cenas de nochebuena de este año, los cuñados y cuñadas del mundo trasladarán la crispación a la familia. Eso es lo que ha hecho hoy Ayuso, utilizar las fechas navideñas para seguir haciendo política y, para eso, ya le debería bastar su discurso de Fin de Año.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

9 COMENTARIOS

  1. José Antonio no veo el artículo tuyo de esta mañana, aunque a FRN no le guste no tienes que quitarlo de la primera línea. Ten en cuenta que a FRN sólo le gusta lo que avale a Sánchez tanto cuando dice una cosa o la contraria.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído