miércoles, 29mayo, 2024
22 C
Seville

Ayuso «se viste» de Netanyahu y se olvida de los crímenes contra la humanidad perpetrados por Israel

Ayuso ha mimetizado el antisemitismo con la legítima oposición o la crítica a Israel. "Negar al pueblo judío la existencia de su estado, sólo al pueblo judío, y sólo al único estado judío, claro que es antisemitismo", ha dicho

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha participado hoy en un acto de recuerdo a las víctimas de Holocausto, cuyo día oficial de conmemoración fue el 27 de enero. Isabel Díaz Ayuso ha utilizado este acto para hacer apología de defensa absoluta del Estado de Israel, lo que significa una justificación a los crímenes de guerra de este país reconocidos hasta por Naciones Unidas.

Además, Ayuso ha mimetizado el antisemitismo con la legítima oposición o la crítica a Israel. «Negar al pueblo judío la existencia de su estado, sólo al pueblo judío, y sólo al único estado judío, claro que es antisemitismo», ha dicho.

El pueblo judío no es Israel. En España no hay odio a los judíos, salvo por una parte de la extrema derecha con la que Ayuso pacta. En este país lo que hay es una defensa de los derechos del pueblo palestino que nada tiene que ver con odio hacia los judíos.

Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid lo ha metido todo en el mismo saco. «En España, también aquí y en otros lugares del mundo, sufrimos la hipocresía de que, en pleno siglo XXI, desde distintas administraciones de todo ámbito, se aprueben campañas de exclusión contra los judíos, contra los ciudadanos y las empresas de Israel, contra los ciudadanos que se significan por su simpatía hacia el Estado Judío», ha afirmado Ayuso.

Estas palabras son un ejemplo de ignorancia porque la presidenta madrileña mete en el mismo saco del antisemitismo, sin nombrarlos, evidentemente, a organizaciones de extrema derecha y neonazis, que realmente odian a los judíos, y a los legítimos movimientos que piden el boicot a los productos y las empresas israelíes no por odio al pueblo judío, sino en protesta por las políticas de exterminio y de apartheid aplicadas por Israel contra los palestinos, los verdaderos dueños de esa tierra.

Esto no es nuevo en Isabel Díaz Ayuso. Sorprende sobremanera el interés que se le ha despertado por Israel en los últimos tiempos, puesto que este no es el primer acto en el que participa apoyando las reivindicaciones supremacistas de Israel.

A la hora de confundir a la opinión pública y no hacer distinciones entre lo que es el antisemitismo, esto es, el odio hacia los judíos, con la protesta legítima contra los crímenes contra la humanidad perpetrados por Israel, Ayuso ha llegado a solicitar que «ningún grupo o asociación que fomenta el odio contra los judíos pueda tener acceso a financiación pública ni tenga la legitimación de nuestras instituciones».

Esta petición de Ayuso, en parte, también es extensible a Vox, partido que sí ha protagonizado episodios que realmente sí que son antisemitas. No hay más que recordar cómo el cabeza de lista por Albacete de la formación ultraderechista calificó de farsa los juicios de Nuremberg a los jerarcas nazis, cuestionó el asesinato masivo de 6 millones de judíos, dejó claras sus sospechas de que los judíos no murieron en cámaras de gas sino a manos de los habitantes de Europa del Este y negó el origen racista del Holocausto. Además, Vox se negó a condenar el Holocausto porque, según ellos, no había homosexuales en Auschwitz.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído