domingo, 19mayo, 2024
17 C
Seville

Ayuso ya no se tapa e inicia la «guerra» contra Feijóo

Las estrategias políticas de cara a las próximas elecciones que plantean la lideresa del PP y su actual presidente son absolutamente contrapuestas y demuestran que existe una división clarísima en el seno del partido conservador en la que, a nivel interno, va ganando Ayuso

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Nadie lo reconoce públicamente pero en conversaciones «extraoficiales», «confidenciales» u «off the record» los dirigentes del Partido Popular reconocen que hay una especie de guerra abierta entre la dirección nacional y el PP de Madrid en la que, a día de hoy, Isabel Díaz Ayuso está descuartizando a Alberto Núñez Feijóo.

En principio, todo se pretende hacer entre bambalinas, sin que trascienda a la luz pública. Sin embargo, desde el entorno de Ayuso se está haciendo todo lo contrario. Necesitan hacer ver que la actual gestión del PP no es la adecuada y que la única salida para derribar el gobierno de Pedro Sánchez se halla en la figura de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid.

Como decía el Chavo del 8, «fue sin querer, queriendo». Esa es la estrategia de Isabel Díaz Ayuso para acabar con Alberto Núñez Feijóo. Decir sin decir pero dejando claras muchas cosas. En el PP de Madrid se está pretendiendo hacer calar el mensaje de que Feijóo es un blando y que lo que se necesita es aplicar una enmienda a la totalidad a todo lo que ha hecho el gobierno de Sánchez, sea bueno o malo.

Además, fuentes populares señalan que el núcleo duro de Ayuso está dejando caer que el actual presidente del Partido Popular no vería con malos ojos un gobierno de coalición o un acuerdo de legislatura con el PSOE, sea quien sea el candidato, cosa que, a día de hoy, es un bulo más de los que usa habitualmente al presidenta madrileña.

Antes de que Feijóo fuera nombrado líder nacional del PP ya era evidente que su modo de entender la gestión política era opuesta al de Isabel Díaz Ayuso. La lideresa madrileña siempre busca la confrontación y la imposición, mientras que Feijóo tiene otro talante. En las bases del Partido Popular cala y gusta mucho más el estilo de Ayuso y, al parecer, serán éstas las que pueden precipitar el final del líder gallego.

Isabel Díaz Ayuso ya se cargó a Pablo Casado sin ningún tipo de miramientos ni piedad. Ahora todo parece indicar que su próximo objetivo es Alberto Núñez Feijóo. La estrategia política respecto a Vox tras la moción de censura, por ejemplo, ha vuelto a mostrar un enfrentamiento soterrado que, finalmente, terminará ganando Ayuso, como siempre.

Mientras el Grupo Parlamentario Popular se abstuvo en la moción y no fue beligerante con el partido de extrema derecha, Ayuso, directamente, ha buscado la confrontación. No olvida cómo la formación de Santiago Abascal en Madrid le tumbó los presupuestos y, en esta semana, el plan de bonificaciones fiscales a inversores extranjeros. Ahí Ayuso fue clara: «Cada uno mejor por su cuenta».

Aunque la extrema derecha no es del agrado de Feijóo, el presidente popular no ha generado enfrentamientos directos con Vox. Más bien ha jugado a ningunearlos, a no tomarlos en cuenta. Sin embargo, Ayuso, en un primer momento, fue de la mano de Rocío Monasterio, gobierna gracias a la ultraderecha, pero, en cuanto no ha podido imponer sus criterios, ha provocado un choque frontal. De nada sirve que Santiago Abascal afirmara en su momento que estaban más a gusto con Ayuso que con Pablo Casado. La presidenta de Madrid vuela libre y es un verso suelto, lo que la hace muy peligrosa.

En el PP nacional califican, sotto voce, que el mayor error que ha cometido Alberto Núñez Feijóo fue darle una patente de corso a Isabel Díaz Ayuso. Con esa libertad de acción, se está convirtiendo en una oposición radical que tiene consecuencias porque nadie en Génova 13 (salvo en la primera planta) se ve capaz de controlar a la presidenta madrileña y lo que va diciendo en encuentros privados que son una censura total a la estrategia de Feijóo. En concreto, fuentes cercanas a Génova denuncian que Ayuso ya ha afirmado en distintas ocasiones que ella hará lo que el presidente del PP no haga, o que le obligará a hacerlo, si Feijóo llega a la Moncloa.

La guerra está ahí y ese es el terreno donde Isabel Díaz Ayuso se siente cómoda y triunfadora.  

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. El talón de Aquiles de Ayuso es que no es prudente: se juega el todo por el todo, como si la providencia estuviese de su parte. Hasta ahora le ha funcionado.

  2. Ese exceso de confianza en ella misma, así como los delirios de grandeza…deriva muy a menudo en esas conductas y actitudes muy problemáticas .Que pronto ha olvidado las palabras del Papa…carece de humildad y lealtad…la pierde el deseo de poder.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído