miércoles, 19junio, 2024
15.8 C
Seville

Aznar, el aliado fiel de Trump y del genocida Netanyahu

El expresidente español ha atacado duramente al gobierno de Joe Biden porque no ha promovido más conflictos bélicos a modo de disuasión

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El expresidente del Gobierno español, José María Aznar, manifestó este jueves su rechazo a la solución de dos Estados para el conflicto entre Israel y Palestina, calificándola de «absurda» por considerar que el Estado palestino «no existe». Durante una jornada organizada por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales

(FAES), la cual dirige, Aznar expresó sus dudas sobre a qué se refieren aquellos que promueven la creación de un Estado palestino, subrayando la inexistencia de este. En su intervención, insistió en que reconocer algo que no existe es un absurdo y señaló la importancia de abordar primero cuestiones como los rehenes israelíes secuestrados por Hamás, la seguridad y la convivencia antes de cualquier reconocimiento.

Aznar apoyando el genocidio en Gaza

Aznar contrastó su postura actual con la votación del Partido Popular (PP) en 2014, a favor de reconocer al Estado palestino, mostrando una evolución hacia una posición más firme contra esta idea. También criticó al gobierno de Pedro Sánchez por comprometerse a reconocer a Palestina antes del verano, a pesar de la anterior postura más matizada del PP y de su propio gobierno cuando, en el año 2000, anunció que España reconocería al Estado palestino «cuando se proclame».

El expresidente también abordó la situación actual en Gaza, expresando sus condolencias por las víctimas de los bombardeos israelíes, incluidos los trabajadores de la ONG World Central Kitchen (WCK). Destacó la alarmante cifra de bajas entre los trabajadores humanitarios en el conflicto de Gaza, comparándola con otros conflictos bélicos. Aznar enfatizó la necesidad de que el gobierno israelí investigue estos trágicos sucesos y resaltó la complejidad del conflicto originado por el ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre, criticando la falta de una posición común internacional y la utilización de instalaciones civiles por parte de Hamás para fines terroristas.

Aznar quiere más destrucción y matanza

Sobre la política internacional, Aznar condenó la «falta de capacidad de disuasión» de Estados Unidos bajo la administración de Joe Biden, sugiriendo que esta percepción fomenta la audacia entre los adversarios de América. Criticó especialmente el enfoque de Biden hacia los conflictos globales y la influencia de Irán en Oriente Medio, señalando la necesidad de adaptar las estrategias frente a las tácticas de presión y desgaste empleadas por el régimen iraní.

Aznar concluyó su intervención advirtiendo sobre el riesgo de que Israel pierda políticamente, lo que podría desencadenar un estallido en Oriente Medio con consecuencias impredecibles. Enfatizó que cualquier solución futura debe asegurar condiciones para la seguridad y un marco para la convivencia, criticando la idea de comenzar con el reconocimiento de un Estado palestino como un enfoque equivocado. Apoyó la continuación del genocidio israelí y reclamó la conclusión de la operación militar de Israel en Gaza por el bien de todas las partes involucradas, resaltando la complejidad de establecer un marco de convivencia en la región. Dándole igual si son 32.000 o 50.000 los muertos en Palestina, la mayoría niños.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Asnar debió de recibir más collejas cuando estudiante que pelos tiene un mono. Es un acomplejado, toda su conducta lo demuestra; desde colocar los pies encima de la mesa, hasta la gravedad de cara de burro que pone donde pretende dar lecciones de política.
    Lo real es que de funcionario de Hacienda pasó a ser un oligarca financiero; mientras a los españoles nos robaron; perdón, ha que decir privatizaron, durante sus gobiernos: este sujeto privatizó 52 empresas públicas por más de 30.000 millones de euros; obviamente eran empresas rentables financieramente y económicamente, lo que significaba ingresos para el Estado, y por tanto más servicios públicos y menos impuestos.
    No olvidemos que un poco antes de iniciarse la invasión de Irak, estuvo aquí el hermano menor de Bush (entonces Presidente de los USA) diciendo que era una gran oportunidad de negocio. ¡Qué coño importaba que muriesen unos cuantos soldaditos españoles, si ello significa llenar los bolsillos de Asnar y CIA de dólares.
    ¡Y aún hay gente que vota al PP!

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído