jueves, 25abril, 2024
17.9 C
Seville
Advertisement

Bruselas insta a España a reducir ayudas por la crisis energética para controlar el gasto

Bruselas destaca que la economía española ha superado las perturbaciones causadas por la guerra entre Rusia y Ucrania

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La Comisión Europea pide a España para que comience la retirada gradual de las ayudas destinadas a la energía, con el objetivo de finalizar completamente estas medidas de apoyo a finales de 2023 y eliminarlas por completo en 2024. Además, la Comisión alienta a utilizar los ahorros correspondientes para reducir el déficit público y limitar el gasto.

La recomendación de Bruselas establece que en caso de que los incrementos de precios futuros requieran nuevas medidas de apoyo, estas deberán ser financieramente viables y destinadas exclusivamente a proteger a los hogares y empresas más vulnerables.

Bruselas recomienda al Gobierno español garantizar una política fiscal «prudente»

En relación al restablecimiento de las normas fiscales comunes, que habían sido suspendidas desde 2019 debido a la pandemia, Bruselas ha instado al Gobierno español a garantizar una política fiscal «prudente». En particular, se le ha pedido limitar el aumento nominal del gasto primario neto financiado a nivel nacional en un máximo del 2,6% en 2024 en comparación con el año anterior. Esto implica un ajuste estructural de al menos el 0,7% del PIB en 2024.

Según las proyecciones de primavera de 2023 de la Comisión, si las políticas no experimentan cambios, se espera que el gasto primario neto financiado a nivel nacional crezca un 1,4% en 2024, por debajo de la tasa de crecimiento recomendada.

Bruselas también recomienda a España que preserve la inversión pública financiada a nivel nacional y asegurar la efectiva absorción de las subvenciones del Fondo de Recuperación y Resiliencia y otras ayudas de la Unión Europea. Especialmente se insta a utilizar estos fondos para fomentar las transiciones ecológica y digital.

Para el período posterior a 2024, la Comisión Europea solicita que se mantenga una estrategia fiscal a medio plazo que sea gradual y sostenible. Esto deberá combinarse con inversiones y reformas que promuevan un mayor crecimiento, con el objetivo de lograr una situación presupuestaria prudente hasta 2026.

Según el programa, se espera que el déficit de las administraciones públicas disminuya gradualmente hasta el 2,7% del PIB en 2025 y hasta el 2,5% en 2026. Por lo tanto, se prevé que el déficit público de España esté por debajo del 3% del PIB en 2025 y que la relación deuda pública caiga del 109,1% del PIB a finales de 2024 al 106,8% a finales de 2026.

Además, se espera que España mantenga el impulso en la implementación constante de su plan de recuperación y resiliencia. Se hace hincapié en finalizar rápidamente las medidas energéticas y en garantizar una capacidad administrativa suficiente, dado el aumento previsto en el tamaño del plan. España había manifestado su intención de solicitar un préstamo adicional de 84 millones de euros el pasado 28 de marzo.

Bruselas también ha planteado recomendaciones adicionales que incluyen la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles, la aceleración del despliegue de energías renovables, el aumento de la disponibilidad de viviendas sociales y asequibles con eficiencia energética, y la intensificación de los esfuerzos políticos para adquirir las habilidades necesarias en la transición ecológica.

Bruselas destaca que la economía española ha superado las perturbaciones causadas por la guerra entre Rusia y Ucrania

En relación al procedimiento de desequilibrio macroeconómico, Bruselas destaca que la economía española ha superado las perturbaciones causadas por la guerra entre Rusia y Ucrania, experimentando un fuerte crecimiento en 2022 que se espera que continúe en 2023 a un ritmo más moderado, con una previsión de crecimiento del 1,9%.

Se señala que el saldo de las administraciones públicas españolas ha mejorado en 2022 debido al buen desempeño de los ingresos, pero se advierte que el déficit subyacente y la deuda pública siguen siendo elevados. Además, se destaca que el sector bancario ha mantenido su resistencia, mejorando la calidad de los activos y aumentando la rentabilidad, aunque se enfrenta a nuevos desafíos debido a la alta inflación y al endurecimiento de las condiciones de financiación.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído