lunes, 20mayo, 2024
22.4 C
Seville

CCOO denuncia un presunto trato de favor de la gerente del Hospital de Fuenlabrada hacia su hijo

Los representantes de CCOO Sanidad Madrid reclaman la dimisión de la gerente, Gema Sarmiento, y del director de Recursos Humanos, Roberto Rodrigues. El sindicato estudia llevar a la Fiscalía el caso por si fuera constitutivo de delito.

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los representantes de CCOO Sanidad Madrid en el Hospital de Fuenlabrada han solicitado la dimisión de la gerente del centro, Gema Sarmiento, y del director de Recursos Humanos, Roberto Rodrigues, por el supuesto trato de favor hacia Javier Paz Sarmiento, hijo de la gerente, que trabaja como mozo de almacén en el Departamento de Farmacia del hospital, tras encadenar contratos temporales «de forma casi ininterrumpida desde 2019, y que el pasado mes de febrero adquirió la condición de personal laboral fijo en la última OPE convocada por el hospital».

De mozo de almacén a chófer del viceconsejero de Sanidad

Ahora el sindicato estudia llevar a la Fiscalía el caso por si fuera constitutivo de delito, pues el destino laboral y el sueldo del mencionado no se corresponden con el de su categoría. El salario base de un mozo de almacén en el hospital es de 609,24 euros y, según lo publicado por algunos medios de comunicación, los complementos retributivos que percibe elevan su salario neto mensual hasta los 1.869,17 euros (2.464,18 brutos), equiparable al sueldo medio de una enfermera y al de muchos facultativos. Desde hace más de un año, no presta servicios en el hospital y está destinado como chófer del viceconsejero de Sanidad, aunque su nómina se la paga el hospital.

Según David Recarte, delegado de la sección sindical de CC.OO en el Hospital de Fuenlabrada, «nos hicimos eco de la noticia a través de los medios de comunicación, pedimos explicaciones a la dirección y éstas no son nada convincentes, y no hacen nada más que corroborar los hechos. Lo que nos parece sorprendente es que no haya ni dimisiones, ni ceses, ni explicaciones de lo acontecido».

CCOO ha intentado recabar explicaciones del director de Recursos Humanos, pero éste se ha mostrado hermético sobre el tema. Los indicios, a juicio del sindicato, apuntan a que «podría haber existido algún tipo de prebenda o trato de favor de la gerente hacia su hijo que, supuestamente, ha maniobrado con conocimiento del director de Recursos Humanos, incumpliendo la Ley de Trasparencia y Código Ético de la Comunidad de Madrid».

Ni desmienten, ni dan explicaciones

Recarte explica que, en una reunión entre el comité de empresa y el director de Recursos Humanos, éste sostuvo que «todo se había hecho conforme a lo establecido en el convenio colectivo, que se pagaban las retribuciones de acuerdo a las tablas salariales que tenemos y que él había abonado a esta persona los salarios fijos que vienen en convenio y los salarios complementarios que a él le habían pasado desde la Consejería tal cual, porque al no estar trabajando en el hospital, no podía comprobar si eran ciertos o no, con lo cual los había abonado. Es por lo que decimos que realmente lo dan por cierto, pero sin desmentirlo ni ofrecer explicaciones».

Sobre si son ciertas las informaciones publicadas acerca de que el hijo de la gerente, con categoría de mozo, ha estado ganando 2.500 euros brutos de manera continuada durante más de un año -un salario que no corresponde a su categoría- «el director de Recursos Humanos nos dijo que no nos iba a dar las retribuciones de ningún trabajador del hospital, ni fijas ni complementarias».

Personal de «especial valía»

CCOO también ha solicitado información de cómo se decidía o elegía al personal que se mandaba de apoyo a la Consejería de Sanidad, y la respuesta del hospital confirma que se pide personal “con nombre y apellidos desde esas instancias por su especial valía”.

Según Recarte, «es verdad que, en los estatutos del hospital, tenemos un artículo que dice que cualquier trabajador puede ser llamado por Consejería de Sanidad o por la dirección general de Recursos Humanos de Sanidad para prestar servicios por su especial valía. Entiendo que eso valdría para un cirujano que tenga que prestar servicios en otro hospital o para una enfermera de hemodinámica que tenga que montar una unidad y vaya a dar unos cursos. ¿Un mozo? Entiendo que puede ir cualquiera, más cuando no está haciendo funciones de mozo, si está haciendo funciones de chófer. Entonces, tenemos una persona contratada por el hospital, a la que paga el hospital, desplazada a otro sitio, realizando funciones que no son las suyas y cobrando esa cantidad que en todo momento no nos han desmentido desde el hospital».

CCOO es el único sindicato que ha llegado a no firmar actas de procedimientos de selección de personal por no estar conforme. Sin embargo, señala que el procedimiento de fijeza no arroja indicios de ilegalidad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído