miércoles, 19junio, 2024
17.7 C
Seville

Cómo tratar la hipercolesterolemia

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La hipercolesterolemia afecta a millones de personas alrededor del mundo, se suele hacer referencia a la misma con la frase descriptiva “tener el colesterol alto”. En particular, se refiere a niveles elevados de colesterol LDL (colesterol «malo») en la sangre. La hipercolesterolemia es causada por una variedad de factores, lo que hace a una gran variedad de la población propensa a su padecimiento, va desde hábitos como una dieta poco saludable, falta de ejercicio, tabaquismo, a enfermedades o condiciones como la obesidad, diabetes y factores genéticos.

Los niveles elevados de colesterol LDL pueden contribuir a la formación de placas en las arterias, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular. La hipercolesterolemia generalmente no produce síntomas, lo que significa que muchas personas pueden tener niveles elevados de colesterol LDL sin saberlo. Por lo tanto, es importante hacerse análisis de sangre regulares para verificar los niveles de colesterol y otros lípidos en la sangre.

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en todas las células del cuerpo y es importante para la producción de hormonas, la digestión y la función celular normal. Por lo que no se debe ver como un enemigo, al contrario, es necesario para un funcionamiento regular, el problema son los niveles muy altos de colesterol LDL. Afortunadamente hay tratamientos para combatir esta afección y en la mayoría de los casos los niveles de colesterol LDL pueden ser bajados a sus niveles normales siguiendo un tratamiento y cambios en el estilo de vida.

Tratamiento para la Hipercolesterolemia

Dependiendo del historial médico de cada paciente, el tratamiento para la hipercolesterolemia tendrá distintos enfoques. Las estatinas han sido el tratamiento estándar para reducir el colesterol durante décadas, este tipo de medicamentos puede adquirirse a través de farmaciaraquelmota.com. A menudo, se recomienda la terapia con estatinas como la primera línea de tratamiento para la hipercolesterolemia, pero puede tener efectos secundarios o no ser del todo efectivas para ciertos pacientes.

Por otro lado, Nexletol es una opción de tratamiento relativamente nueva que se ha demostrado que reduce los niveles de colesterol LDL, esta fue aprobada por la FDA en los Estados Unidos en febrero de 2020 para su uso en adultos con hipercolesterolemia primaria o dislipidemia mixta, puede buscar en Wikipedia para más información. Siendo una opción bastante efectiva para pacientes que no logran reducir sus niveles de colesterol LDL con estatinas.

El Nexletol es un inhibidor de la ATP-citratoliasa, una enzima que desempeña un papel clave en la síntesis de colesterol en el hígado. Al inhibir esta enzima, reduce la producción de colesterol en el hígado y, por lo tanto, reduce los niveles de colesterol en sangre, si se quiere más información lea más sobre esto aquí

Como cualquier medicamento, es importante hablar con un médico antes de tomar Nexletol. Este se administra por vía oral en forma de comprimidos. Con una dosis recomendada de un comprimido de 180 mg una vez al día con o sin alimentos. Aunque sus instrucciones de ingesta pueden variar según su caso.

Cómo prevenir la Hipercolesterolemia

Si bien hay factores genéticos y condiciones de salud que producen la hipercolesterolemia, los factores asociados a la alimentación y el estilo de vida tienen un peso considerable, por lo que hay varias medidas que se pueden tomar para prevenir la subida del colesterol LDL en la sangre y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Algunas recomendaciones incluyen:

  1. Adoptar una dieta saludable: Una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, granos enteros, pescado y grasas saludables como las encontradas en los frutos secos y el aceite de oliva ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL. Limita el consumo de alimentos procesados, grasas trans y grasas saturadas, pero recuerda consumir siempre fuentes de grasa buena.
  2. Mantener un peso adecuado: Mantenerse dentro del rango de peso recomendado para su altura y edad es una de las mejores maneras de prevención, estos niveles están establecidos por fórmulas médicas y los profesionales en nutrición te pueden brindar la ayuda especializada en este ámbito.
  3. Realizar actividad física regular: Hacer ejercicio regularmente, como caminar, correr, nadar, andar en bicicleta o cualquier otra actividad que aumente la frecuencia cardíaca, es decir, el ejercicio de cardio, tiene un impacto positivo en la reducción de los niveles de colesterol LDL y mejorar la salud cardiovascular en general.
  4. Limitar el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol trae numerosos problemas, incluyendo el aumento del colesterol. Es importante limitar el consumo de alcohol a una cantidad moderada de máximo una bebida al día, pero lo ideal es no beber alcohol diariamente.
  5. Controlar otros factores de riesgo: Si se tienen factores de riesgo como la presión arterial alta y diabetes, debe hacerse un énfasis en atender estas condiciones, ya que la alteración en los niveles de colesterol puede ser consecuencia directa de estas.

Se debe tener en cuenta que estas recomendaciones en el cambio de hábitos y estilo de vida si bien ya ayudan al momento de tener hipercolesterolemia, no son un tratamiento que vaya a eliminar la condición. Este tipo de afección siempre debe ser tratada por un médico y es muy probable que se receten medicamentos para su tratamiento, aunque por supuesto siempre va acompañado de cambios en el estilo de vida.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído