sábado, 20abril, 2024
15.7 C
Seville
Advertisement

Disminuye la demanda de viviendas en zonas rurales

La proporción de personas interesadas en adquirir o rentar propiedades en municipios con una población inferior a 5.000 habitantes ha disminuido, situándose en el 4,7% al finalizar el año 2023

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El atractivo de la vida en pequeñas localidades, impulsado por el contexto de la pandemia, parece estar decreciendo según datos recientes proporcionados por Idealista. La proporción de personas interesadas en adquirir o rentar propiedades en municipios con una población inferior a 5.000 habitantes ha disminuido, situándose en el 4,7% al finalizar el año 2023. Esta cifra no solo representa una baja desde el 5,8% registrado en el segundo trimestre de 2021, sino que también marca un descenso respecto a los niveles previos a la pandemia, donde el interés era del 5,2%.

Este cambio de tendencia es más evidente en provincias con menores densidades poblacionales como Cuenca, Teruel, Huesca, Huelva y Cáceres, donde el interés por las localidades más pequeñas ha visto una reducción significativa. Por ejemplo, Cuenca experimentó una caída del 46,8% al 29% en los contactos sobre pequeños municipios, mientras que Teruel y Huesca también mostraron disminuciones notables en el interés por este tipo de viviendas.

No obstante, la situación no es uniforme a lo largo de todo el país. Algunas provincias, como Badajoz, Jaén, Granada, Málaga, Guipúzcoa y Sevilla, han registrado un leve aumento en el interés por vivir en municipios de menos de 5,000 habitantes. Este patrón sugiere que, mientras en algunas áreas el interés por la vida rural disminuye, en otras se mantiene o incluso crece ligeramente.

En las provincias más metropolitanas como Barcelona y Madrid, el porcentaje de contactos interesados en pequeñas localidades también ha disminuido, lo que indica una tendencia generalizada de retorno al interés por la vida urbana. Sin embargo, hay excepciones como Pontevedra, Valencia, Málaga y Barcelona, donde el interés por los municipios menores ha crecido, posiblemente impulsado por los altos precios en las áreas más pobladas y la búsqueda de alternativas más asequibles.

Francisco Iñareta, portavoz de Idealista, señala que, aunque la pandemia avivó el interés por el estilo de vida rural, este incremento no se tradujo en un éxodo masivo hacia estas zonas. Con la superación de los desafíos planteados por la pandemia, parece que las familias están reevaluando sus preferencias, orientándose nuevamente hacia los entornos urbanos. Este cambio refleja una adaptación a las nuevas circunstancias y un reequilibrio entre el encanto de la vida en pequeñas comunidades y las comodidades y oportunidades que ofrecen las ciudades.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído