viernes, 24mayo, 2024
20.8 C
Seville

Egipto: El «Decenio de la Vergüenza» desde la Masacre de Rabaa

Más de 900 personas perdieron la vida en esta tragedia, y diez años después, la ausencia de rendición de cuentas ha permitido que la disidencia pacífica se vea atacada, las salvaguardias de juicios justos se erosionen y la crueldad en las prisiones alcance niveles inimaginables

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El décimo aniversario de la masacre de Rabaa, un sombrío capítulo en la historia moderna de Egipto, arroja luz sobre una década marcada por la impunidad y el deterioro de los derechos humanos en el país. La brutal represión y el derramamiento de sangre que tuvieron lugar el 14 de agosto de 2013 en las plazas de Rabaa al Adawiya y Al Nahda en El Cairo, han dejado una herida abierta en la conciencia global. Más de 900 personas perdieron la vida en esta tragedia, y diez años después, la ausencia de rendición de cuentas ha permitido que la disidencia pacífica se vea atacada, las salvaguardias de juicios justos se erosionen y la crueldad en las prisiones alcance niveles inimaginables.

Amnistía Internacional, la reconocida organización de derechos humanos, ha emitido una declaración condenatoria en este aniversario, destacando diez áreas clave donde los derechos humanos han sufrido un declive alarmante en Egipto desde la masacre de Rabaa. Estas áreas ofrecen una visión sombría de la situación actual en el país del Nilo:

Represión de las protestas callejeras

En los últimos diez años, las autoridades egipcias han empleado leyes draconianas para sofocar las protestas callejeras, criminalizando efectivamente el derecho a la libertad de reunión pacífica. La fuerza ilegítima y las detenciones masivas se han convertido en herramientas comunes para silenciar a la oposición.

La masacre de Rabaa marcó el inicio de una ola de detenciones arbitrarias que afectó no solo a simpatizantes de la Hermandad Musulmana, sino también a cualquiera que se atreviera a criticar al gobierno. A pesar de gestos de reforma recientes, miles de personas siguen detenidas injustamente.

Juicios injustos

La legislación antiterrorista y las tácticas represivas han dado lugar a juicios injustos y prolongadas detenciones preventivas. Los tribunales de emergencia han emitido condenas a muerte en juicios flagrantemente desequilibrados y marcados por la tortura.

El uso creciente de la pena de muerte como herramienta de represión ha llevado a miles de condenas a muerte y a cientos de ejecuciones. Incluso figuras destacadas de la Hermandad Musulmana han sido condenadas.

Ataques contra la libertad de expresión

La represión de la libertad de expresión ha sido implacable, con periodistas perseguidos y medios independientes censurados. La denuncia independiente ha sido silenciada a través de tácticas represivas.

La sociedad civil independiente ha sido asfixiada por leyes restrictivas, otorgando a las autoridades un control excesivo sobre ONG y sus actividades.

Tortura y malos tratos

La tortura y los malos tratos en prisiones egipcias son sistemáticos y generalizados, y han resultado en la muerte de decenas de personas bajo custodia.

Las desapariciones forzadas y la tortura son prácticas habituales en Egipto, donde las personas detenidas son sometidas a condiciones inhumanas durante períodos prolongados.

A pesar de las afirmaciones de las autoridades, la discriminación por razones de género, orientación sexual y creencias religiosas persiste.

Impunidad

La masacre de Rabaa sigue sin rendir cuentas, mientras que los líderes de la protesta han sido criminalizados. La falta de acción internacional ha permitido que quienes cometieron estos crímenes queden impunes.

El «Decenio de la Vergüenza» en Egipto es un recordatorio desgarrador de cómo la impunidad puede perpetuar el sufrimiento humano y la injusticia. La comunidad internacional debe unirse para exigir verdad, justicia y reparación, y presionar a las autoridades egipcias para que rindan cuentas por la masacre de Rabaa y restauren los derechos y la dignidad de su pueblo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído