martes, 21mayo, 2024
23.6 C
Seville

El Sindicato de Bomberos denuncia que la Comunidad de Madrid pone en riesgo más de 60.000 horas de formación básica

Advierte de que, si finalmente no se puede realizar la formación del Cuerpo de Bomberos, los costes económicos "se contarán por cientos de miles de euros, dado que la formación de los trabajadores está incluida en su horario anual y retribuciones y, por tanto, las posibles pérdidas por los gastos de esta formación no ejecutada, irían a cargo de las arcas públicas de la Comunidad de Madrid"

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Sindicato de Bomberos, federado en CSIT UNIÓN PROFESIONAL, mayoritaria entre los funcionarios del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, denuncia «el riesgo real de que se pierda parte de la formación de este año 2023 y toda la formación de 2024, tras el colapso del Servicio de Formación». Son 60.000 horas de formación, una cifra nada desdeñable.

«Es la primera vez que los responsables del Cuerpo de Bomberos reconocen de forma oficial en el Consejo de Formación, el colapso del servicio por la falta de personal administrativo». Para las organizaciones sindicales presentes no fue una sorpresa, afirman desde el sindicato «ya que veníamos advirtiendo de esta situación desde hace años». Actualmente, la mayoría de los instructores fijos en el área han elaborado una carta en la que se denuncia la situación, destacando la «escasez de recursos humanos y materiales, falta de vehículos e incluso carencias en las propias instalaciones y todo ello, sumado a la falta de organización».

Desde el Sindicato de Bomberos han solicitado una reunión urgente con el Consejero, Carlos Novillo, y el Director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 para que tomen las decisiones al objeto de subsanar cuanto antes la crítica situación. En cambio, desde el pasado 5 de octubre, fecha en que cursaron dicha solicitud, no han recibido respuesta, según ha explicado a Diario16, el portavoz del sindicato, Israel Naveso.

Módulos prefabricados suplen la falta de instalaciones

La falta de instalaciones propias del Cuerpo de Bomberos está obligando a que parte de estos trabajadores tengan su puesto de trabajo «en módulos prefabricados y que parte de las formaciones, se impartan también en el mismo lugar. Lo que en su día fue una solución provisional, hoy se ha convertido en permanente, demostrando la falta de voluntad política que se tiene por el futuro del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid», señalan.

En contraposición, recuerdan que el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid «no hace mucho estuvo a la cabeza de todos los servicios de bomberos de España en cuanto a la formación. Incluso, la Comunidad de Madrid llegó a plantear en 2007 la construcción de una escuela específica de bomberos en Colmenar Viejo, con una inversión de 38 millones euros, en la cual se formase a todos los profesionales de Madrid y a los bomberos de toda España». De todo ello, dicen que «sólo queda el fracaso de aquel proyecto y la multa de más de 600.000 euros que la Comunidad de Madrid hubo de pagar al municipio por el incumplimiento del proyecto».

Explican, asimismo, que «la formación es básica para los profesionales de la emergencia y es lo que marca la diferencia entre un Servicio Profesional que garantice la seguridad de los propios bomberos y de los ciudadanos y un servicio como podría ser de voluntarios propio de países tercermundistas».

Un colapso que también afectará a los próximos aspirantes

Las consecuencias de este colapso, según el Sindicato de Bomberos, afectan al 100% de los profesionales «y a todos los aspirantes que van a participar en los próximos procesos de oposición dado que las bases de acceso al Cuerpo han tenido que ser prorrogadas de nuevo (más de 10 años sin actualizar) ante la incapacidad del servicio de formación de trabajar sobre ellas».

Advierten de que, si finalmente no se puede realizar la formación del Cuerpo de Bomberos, los costes económicos «se contarán por cientos de miles de euros, dado que la formación de los trabajadores está incluida en su horario anual y retribuciones y, por tanto, las posibles pérdidas por los gastos de esta formación no ejecutada, irían a cargo de las arcas públicas de la Comunidad de Madrid». Además, de no adoptar decisiones de forma inmediata, «esta situación no sólo afectaría a las 48 horas de formación obligatoria de todos los bomberos sino a los procesos de promoción interna pendientes de Jefes de Equipo y Jefes Supervisores además de la formación de los próximos 125 Bomberos Conductores, que debería comenzar como muy tarde en septiembre de 2024».

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído