domingo, 19mayo, 2024
23.5 C
Seville

Francisco Camps, de posible candidato a la alcaldía de València ¿a la cárcel?

El político valenciano quiere presentarse como candidato a la alcaldía de València pero la imagen de un aspirante condenado, aunque haya sido en primera instancia, no es del agrado de Génova 13

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En nueve causas judiciales se ha librado. Pero ahora lo tiene crudo. Para el ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps, la rama valenciana de la Gürtel, el caso Orange Market, es el juicio donde lo tiene más difícil. No por nada. Sino porque los otros principales acusados, Francisco Correa, su número dos, Pablo Crespo, y el responsable de las empresas en València, Álvaro Pérez, “el bigotes”, han llegado a un acuerdo con la fiscal para contar todo lo que se cocinó en torno a la adjudicación, presuntamente irregular, de los stands de la comunidad en la edición de 2009 de Fitur, la Feria Internacional de Turismo. Una adjudicación de la que se benefició la empresa valenciana de Correa y compañía, Orange Market.

Francisco Camps quiere presentarse candidato a la alcaldía de València en los comicios del 28 de mayo. Unos días antes, a mediados de ese mes, el juicio en el que se sienta en el banquillo de los acusados habrá concluido. Todavía no habrá sentencia, pero si el tribunal asume las peticiones de la fiscal, Concepción Nicolás, Camps, en el supuesto de salir elegido, no podrá tomar posesión de su cargo. No por los 2 años de cárcel que se piden para él, sino por los 10 de inhabilitación para ejercer cargo público. Los dos años pueden ser insuficientes para su entrada en la cárcel, ya que no ha sido condenado en ninguna de las nueve causas en las que se vio implicado. Quedaría en libertad condicional. Pero en cuanto a los 10 años de inhabilitación, esta pena accesoria significará en final de su carrera política. Y a Francisco Camps, hombre bastante campechano, que intenta mantener una imagen de proximidad con la calle, tal circunstancia lo acabará por hundir personalmente.

Por eso no es de extrañar que, durante uno de los recesos del juicio que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, en Madrid, Francisco Camps se haya dirigido a Francisco Correa diciéndole “me estás arruinando la vida”. Incluso hay quien dice que añadió el insulto de “hijo de puta”, algo que el protagonista de la trifulca niega. Lo que sí es seguro es de que tuvo que intervenir el abogado de Camps para acabar con el incidente.

A Camps le ha molestado muchísimo el acuerdo a que han llegado la fiscal y varios de los acusados. El expresidente de la Generalitat valenciana denunció, al principio de las sesiones, los “pactos secretos y obscenos” de la fiscalía anticorrupción con algunas personas y ha insistido en que es una obscenidad que el ministerio público “busque a personas para intentar inculpar a otras a cambio de rebajas en las exorbitantes peticiones de condena que se piden muchas veces”.

Es cierto que Correa y sus socios han llegado a un acuerdo con la fiscal del caso. Poco tienen que perder. Están encarcelados para muchos años por los delitos de otras ramificaciones de la trama Gürtel. Ahora lo que buscan es que les caiga los menos años posibles para intentar acceder a los beneficios penitenciarios. Y eso es lo que más ha cabreado a Camps. Un cabreo que ha expresado su abogado durante su intervención en las cuestiones previas siendo atacado, por tal motivo, por la fiscal, quien le ha recordado la licitud de los acuerdos extrajudiciales de los que también se ha beneficiado Camps en algunas de las nueve causas en las que se ha visto implicado. Mal comienzo.

Y el acuerdo ya se ha empezado a notar. Durante su declaración en la primera sesión de la vista oral, Francisco Correa manifestó que a Camps “lo había conocido en la boda de la hija de José María Aznar” y que, a partir de ahí, mandó a Álvaro Pérez a negociar con la administración valenciana una serie de adjudicaciones, entre otras las más importantes las referidas a los stands que la Generalitat instaló en la Feria Internacional de Turismo y que reportaron unos beneficios presuntamente ilícitos cercanos a  los 400.000 euros. Camps ha negado en múltiples ocasiones, incluso durante la instrucción del sumario, haber tenido trato personal con Correa aunque sí haberse “encontrado en alguna ocasión” con “el bigotes”.

Las manifestaciones que vayan a llevar a cabo los socios de la trama Gürtel contra Francisco Camps seguro que acabarán por hacerle mucho daño. Y, aunque es imprevisible la decisión que adopte el tribunal, lo cierto es que en la sala de Lo Penal de la Audiencia Nacional, las tesis del fiscal se tienen en cuenta. Y más si encima van acompañadas de pruebas testificales contundentes como parece que va a suceder en esta ocasión.

A Camps le queda la baza del recurso al Supremo, en el caso de condena. De esa manera podría presentarse inmaculado a las elecciones municipales. Pero la imagen de un candidato condenado, aunque haya sido en primera instancia, no es del agrado de Génova 13, donde están escaldados de tanto escándalo provocado por la Gürtel. No parece que Francisco Camps tenga muchas posibilidades de ser el candidato del PP a la alcaldía de Valéncia. Pero cosas mas raras se han visto en la formación conservadora

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. El expresidente de la Generalitat Valenciana es Francisco Campos y no Gerardo, que es quien está en la fotografía y que creo que fue diputado, desconozco si sigue siendo, por Alicante
    Por favor cambien esta noticia por que es un error importante
    No es necesario publicar este comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído