lunes, 26febrero, 2024
11.9 C
Seville

Girauta encuentra al culpable de la situación política: usted

Santiago Aparicio
Santiago Aparicio
Doctor en Ciencias Políticas y Sociología. Contador de realidades. Guitarrista de rock en mis tiempos libres. Y cazador de doxósofos.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

No busquen más. Ya hay culpable de la situación política española. El “listo de turno” ya ha descubierto el gran secreto de la democracia española. Juan Carlos Girauta ha desvelado que si hay algún culpable de la situación no es otro que USTED. Sí, usted que se dedica a ver Sálvame, a leer periódicos, a disfrutar de su equipo de fútbol… Usted que es una persona normal y corriente y, posiblemente, de izquierdas. Aunque no le hace ascos a señalar a los de derechas, esencialmente peperos.

En el supuesto órgano de información de los católicos en España, El debate, el antiguo político del PSOE, PP, Ciudadanos y quien sabe si algún otro partido; el hombre de los peones negros; el gran conocedor de la weltanschauung liberadora de lo woke (cuando este tipo ha defendido los vientres de alquiler y otras cosas por el estilo en el partido naranja); el intelectual total está enfadado porque hay personas que califican de casta a la clase política. Eso es demagógico y populista porque no es así. Los políticos están atrapados en un sistema que les impide ser buenos y no dóciles “cobrasueldos” por apretar un botón.

El sanchismo sí está plagado de mierdecillas que se venden por un sueldo, pero es que el sistema impide que los “buenos” acudan a la política porque tendrían que renunciar a mucho dinero dice Girauta. Un sacrificio que no todos están dispuestos a hacer. Una postura necia porque lo bueno o lo malo en política no tiene nada que ver con los sueldos que se tengan fuera de la misma. Un librero, que tampoco es que gane un pastizal, puede ser un buen político y ganar más. Un catedrático en Derecho podría perder dinero y ser un mastuerzo político (los ha habido, los hay y los habrá). Depende de capacidades que nada tienen que ver con la fortuna empresarial o laboral. De hecho, esos supuestos buenos igual tienen demasiados prejuicios adquiridos que son negativos. Miren cuántos politólogos han sido una mierda como políticos por los prejuicios.

Toda vez que la riqueza o no carece de sentido para desempeñarse bien o mal como político ¿dónde está el problema? En el sistema general. Un sistema al que nadie se enfrenta porque es más cómodo, dice Girauta, quedarse mirando la bazofia televisiva, leyendo los medios wokistas (todos, sin mirar) y no pensar. Así, acaban llegando a los cargos políticos los mastuerzos que la propia sociedad genera. Y España tiene una sociedad de cabreros. Bueno no toda la sociedad porque “los suyos” no son tan cabreros, ni se deben mover por dinero, ni nada por el estilo. “Los suyos” deben ser arcángeles como poco. El problema es que con Girauta nunca se sabe quiénes son los “suyos” de tanto que se mueve buscando el mejor cobijo del momento.

Por tanto, el culpable de todo esto es usted. Usted que no lee sus libros y los libros de sus amigos. Usted que no ha alcanzado la capacidad socrática de ser tábano social. Usted que prefiere irse a tomar unas cañas y unas tapas en vez de estar apretando al sanchismo para derrocar la autocracia que ya está implantada. Usted al que le importa un ñordo la política porque no se ve representado, ni por Sánchez, ni por Girauta. Usted que pese a haber estudiado y tiene un profesión, mejor o peor pagada, deja que lleguen a la política los más tontos y no personas como él. Usted y solo usted que es un cabrero.

Más allá del elitismo del artículo, como si ser cabrero imposibilitara para tener otros conocimientos y capacidades(pocos cabreros conoce Girauta), habla de la culpa del sistema. Y ¿cuál es el sistema? Parece que no se tiene en cuenta todo el sistema sino las partes que le parecen bien al intelectual total. El sistema económico parece que nada tiene que ver en que la sociedad sea como es. Ahí no pasa nada. Es más, cuanto más libertario mucho mejor… ya.

Que los medios de comunicación estén comprados por intereses económicos (no los de los dueños del medio) y políticos no tiene nada que ver (la culpa es de los periodistas que son todos woke). Que las partes del sistema, por hablar con Niklas Luhmann, estén interconectadas, al ser sistema y entorno a su vez, y que la autopóiesis acabe generando la mierda de sistema, no existe. La culpa no es de la existencia de una casta política, es de usted que es gilipollas (más o menos).

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído