lunes, 24junio, 2024
36.2 C
Seville

Hilary Cass, pediatra de referencia en Reino Unido, considera que se está «utilizando a los menores» en cuestión de identidad de género

La experta, que ha concedido una entrevista a The Guardian, habla sin ambajes sobre las consecuencias de un debate "tóxico, politizado e ideológico"

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El diario británico The Guardian presenta hoy en portada una contundente entrevista a la experta, pediatra y consultora Hilary Cass sobre cómo se ha abordado la identidad de género en los menores por parte del servicio de salud pública de Reino Unido.

Según recoge la entrevista, en el otoño de 2019 esta experta se comprometió a realizar una revisión de la investigación internacional existente sobre bloqueadores de la pubertad para el NHS de Inglaterra. Señala Cass que ella pensaba que sería una labor sencilla: «pensé que serían un par de tardes al mes durante seis meses y después, podría irme a casa y seguir con mi jubilación». Así se expresaba la mañana anterior a la publicación de su informe, que se ha convertido en uno de los más completos y de revisión de evidencia científica más controvertidos hasta la fecha.

La experta considera que la evidencia disponible actualmente es «pobre». «Desde todos los frentes del debate se exageran o tergiversan los resultados de los estudios para respaldar sus puntos de vista. La realidad es que no tenemos pruebas sólidas sobre los resultados a largo plazo de las intervenciones para gestionar la angustia relacionada con el género», señala Cass.

Falta de resultados positivos mesurables

Denuncia la experta que: “Hay pocas áreas de la atención médica donde los profesionales tienen tanto miedo de discutir abiertamente sus puntos de vista, donde las personas son vilipendiadas en las redes sociales y donde los insultos reflejan el peor comportamiento de intimidación. Esto debe parar”.

En 2011 Reino Unido comenzó a probar el uso de bloqueadores de la pubertad basándose en el «protocolo holandés», que implica un uso desde la pubertad temprana. Un estudio realizado posteriormente, entre 2015 y 2016, que no se publicó hasta 2020, según señala TG, «muestra una falta de resultados positivos mesurables».

A pesar de esto, «a partir de 2014 los bloqueadores de la pubertad pasaron de ser un protocolo exclusivo de investigación a estar disponibles en la práctica clínica habitual». Considera la experta que «esta adopción de un tratamiento con beneficios inciertos sin mayor investigación, ayudó a aumentar la demanda de este tratamiento entre los pacientes».

En 2019, una revisión del NHS examinó la evidencia científica sobre la intervención médica y consideró que ésta era «débil», por lo que requirió a esta experta hacer una investigación más profunda.

«La toxicidad del debate la perpetúan los adultos»

Advierte Cass que «la toxicidad del debate la perpetúan los adultos, y eso en sí mismo es injusto para los niños que están atrapados en medio. Los niños están siendo utilizados como un balón de fútbol, y este es un grupo con el que deberíamos mostrar más compasión».

Señala que «la toxicidad del debate ha sido tan grande que la gente tiene miedo de trabajar en este área», en relación a sus compañeros de la medicina. Los profesionales médicos están experimentando «miedo» a ser acusados de «tránsfobos si adoptan un enfoque más prudente».

A otros les preocupa, por otra parte, ser acusados de realizar una «terapia de conversión si, nuevamente, adoptan un enfoque prudente». Y otros médicos han expresado un «temor por lo que podrían decir sus colegas si hablan y expresan una opinión que no coincide con la suya». Y lo peor de esto, según el informe, es que durante los últimos 15 años, ha habido profesionales del ámbito de la salud, que para no tener que enfrentarse a problemas legales, a señalamiento o acusaciones que pusieran en juego su carrera, evitasen tener conflictos y derivasen automáticamente al paciente a clínicas especializadas. Esto ha supuesto fundamentalmente dos cuestiones: por un lado, no abordar el asunto como algo normal, que puede darse durante un periodo de la adolescencia, sin necesariamente suponer una cuestión de identidad de género; y por otro, que las listas de espera se hicieran interminables y nadie abordase la inquietud o ansiedad de estos jóvenes.

Durante ese tiempo de espera, en lugar de hablar con profesionales de la salud, se han dedicado a buscar en internet «consejos», «recomendaciones» y en definitiva, han caído en la desinformación más absoluta. Esto ha generado que les faltase muchísima información, que les faltasen herramientas para abordar su ansiedad, su angustia, sus miedos, sus dudas, y hayan enfocado la resolución de sus problemas de una manera «unidireccional».

Y se subraya un hecho fundamental: es reiterado ver cómo en las redes se insiste en que «los padres y madres» no entenderán lo que les ocurre, por lo que es «mejor no hablar con ellos». Una terrible recomendación que ha hecho que muchísimos jóvenes den la espalda a sus allegados más cercanos que son, en la inmensa mayoría de los casos, quienes estarán a su lado de la manera más responsable y buscarán todas las formas de ayudarles.

El NHS ha dejado de recetar bloqueadores y recomienda «extrema precaución»

Tras el ingente trabajo de investigación de esta experta, el NHS ha tomado la decisión de dejar de recetar bloqueadores de la pubertad en niños. La investigación de la experta recomienda «extremar la precaución» antes de recetar hormonas a menores de 18 años.

Se desconoce actualmente cuántos niños han podido verse afectados por haber tomado estos tratamientos hormonales. Señala la experta que es urgente y necesario abordar una investigación al respecto, un seguimiento de todas las personas que se han hormonado y de cómo ha sido su evolución a lo largo de su vida.

Boicot por parte de las clínicas de género para poder conocer la evolución de la salud de los pacientes

En este sentido, denuncia el boicot que han llevado a cabo las clínicas de «género para adultos», que se han negado a colaborar en el estudio de los casos, negándose a invitar a pacientes para que pudieran facilitar cómo había evolucionado su salud a lo largo de su vida.

Lectura completa del informe de la experta Cass: «The Cass Review»

Puede acceder al informe completo de la experta Cass al que nos hemos referido en esta pieza pulsando aquí.

También puede acceder a través del siguiente enlace: https://cass.independent-review.uk/

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Una manera eficiente de destruir la Ciencia: hacer que los científicos tengan miedo de hablar, incluso entre ellos mismos. El debate científico es la base de la Ciencia, la base de nuestra civilización. Acallar la Ciencia deja a los ciudadanos indefensos y en manos de los mercados. Ah, que se trata de eso…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído