sábado, 13abril, 2024
28.4 C
Seville
Advertisement

Israel va a elecciones por cuarta vez en dos años

La falta de acuerdo para aprobar los presupuestos de este año lleva al país a unos nuevos comicios

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Israel tendrá elecciones anticipadas tras la falta de acuerdo para aprobar los presupuestos de este año. El intento de separar la aprobación presupuestaria de la disolución inmediata del Parlamento también ha fracasado. Una vez espirado el plazo para llegar a un acuerdo, habrá elecciones anticipadas que serán las cuartas en dos años.

Yohanan Plesner, presidente del Instituto de Democracia de Israel (IDI), lamentó que Israel esté ganando “la medalla de oro de la inestabilidad política” en una conferencia zoom con periodistas para analizar las próximas elecciones del 23 de marzo. “Cuando miramos la frecuencia de elecciones parlamentarias desde 1996, Israel ocupa el primer lugar con 2,3 años de tiempo medio entre elecciones, seguido de España con tres años, 3,8 años en el Reino Unido y 4,4 en Italia, que tiene fama de inestabilidad política. «

Lo que está provocando esta inestabilidad es, por un lado, el propio sistema electoral de Israel, que en su opinión debería reformarse, y por otro, al actual primer ministro, Benjamin Netanyahu. “El proceso de corrupción contra Benjamin Netanyahu ha sido el factor dominante en la política israelí durante los últimos dos años. Fue la razón de haber tenido tres elecciones consecutivas, y es la razón de la cuarta ”, subrayó Plesner.

“No queríamos elecciones, pero vamos a ganar”, reaccionó Netanyahu, que tiene el apodo de “el mago”, por poder ganar, o empatar, unas elecciones en las que se auguraba su derrota.

Aunque todavía quedan muchas incógnitas hasta marzo, todavía está claro que “entraremos en esta elección con una clara ventaja para la derecha, por un lado, pero también, por otro, con la creciente posibilidad de una coalición que se niegue cooperar con Netanyahu ”, señala Plesner.

La gran diferencia de esta cuarta elección a las tres anteriores es la desaparición de un competidor obvio de Netanyahu, Benny Gantz. La coalición con Netanyahu y las diferencias internas de su partido, Azul y Blanco, prevén el mal resultado y las encuestas apuntan al partido en una trayectoria descendente (la más reciente le da solo entre cuatro y cinco diputados, en las elecciones anteriores eligió 30 en 120).

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído