lunes, 27mayo, 2024
31.7 C
Seville

Izquierda Unida en la encrucijada: acepta ir con Sumar a las europeas pero se desvincula de sus órganos de dirección

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Izquierda Unida (IU) ha decidido aceptar el cuarto puesto en la lista para las próximas elecciones europeas dentro de la coalición Sumar, pero marcando distancias significativas al optar por no participar en los órganos de dirección de la plataforma liderada por Yolanda Díaz. Esta decisión refleja las tensiones y estrategias divergentes dentro de la izquierda española, en un momento en que el espectro político busca redefinir su futuro.

Izquierda Unida en la encrucijada

Tras una extensa reunión de cinco horas, la dirección de IU ha llegado a un consenso sobre su posición en la lista electoral, pero ha decidido no someter la decisión a un referéndum entre su militancia. Esta decisión se produce en un contexto de malestar interno por la posición asignada en la lista, considerada insatisfactoria por muchos dentro del partido, especialmente dado su histórico papel y peso político.

El descontento se hizo palpable tras la reciente crisis en el País Vasco, donde la coalición de Díaz obtuvo resultados electorales considerados decepcionantes. Estos resultados han intensificado el debate interno sobre la necesidad de IU de mantener su identidad y autonomía dentro de alianzas más amplias, reflejando una lucha constante entre la unidad de la izquierda y la preservación de la identidad de sus componentes.

Coordinadora Federal de IU con Sumar a medias

La Coordinadora Federal de IU, máximo órgano de decisión entre asambleas, ha expresado en un comunicado que aunque la posición en la lista no es la deseada, «la clase trabajadora y el futuro de la izquierda transformadora no merecen más división y desmoralización en el actual momento de avance reaccionario en toda Europa». Esta declaración subraya la compleja balance entre la unidad necesaria para enfrentar desafíos políticos mayores y la defensa de los principios y la autonomía del partido.

Además, la dirección de IU ha resuelto que el acuerdo sobre su posición electoral estará condicionado a que el partido pueda llevar a cabo «campaña propia, con un perfil, imagen y propuestas propias». Esta condición destaca el intento de IU de mantener su singularidad dentro de una coalición que muchos en el partido sienten que no representa adecuadamente sus intereses ni su histórica contribución a la izquierda española.

Próxima Asamblea Federal de Izquierda Unida

El debate sobre la relación con Sumar no terminará con estas elecciones. Se espera que sea un tema central en la próxima Asamblea Federal de IU, prevista para el 18 y 19 de mayo, donde se elegirá al sucesor de Alberto Garzón como líder del partido. Este evento será crucial para definir el futuro curso de IU y su relación con Sumar y otras fuerzas políticas.

Esta tensión interna en IU es indicativa de los retos que enfrenta la izquierda española en su conjunto. La formación de coaliciones amplias como Sumar se ve como una estrategia necesaria para consolidar la influencia en un panorama político cada vez más fragmentado. Sin embargo, estas coaliciones a menudo vienen con desafíos significativos, como la dilución de la identidad política y las diferencias en las prioridades y estrategias políticas.

El portavoz de Sumar y ministro de Cultura, Ernest Urtasun, ha intentado minimizar la gravedad de la situación, sugiriendo que la unidad seguirá siendo el objetivo principal, y que se respetan los debates internos de IU. No obstante, las críticas y la posición adoptada por IU reflejan una realidad más compleja y posiblemente una crisis en la formación de una estrategia unificada para la izquierda.

En conclusión, mientras IU acepta formar parte de la lista electoral de Sumar para las próximas elecciones europeas, su decisión de no participar en los órganos de dirección de la plataforma y su insistencia en llevar a cabo una campaña propia reflejan un punto de inflexión. Esta situación subraya la constante tensión entre la necesidad de unidad frente a la derecha y la preservación de la autonomía e identidad dentro de las alianzas políticas. La próxima asamblea de IU será decisiva no solo para el futuro del partido sino para la configuración de la izquierda española en su conjunto.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído