viernes, 21junio, 2024
19.2 C
Seville

La estrategia diplomática de Sánchez: sobreactuación y opacidad

La respuesta del gobierno tras el ataque injustificable contra la esposa de Pedro Sánchez del presidente de la República Argentina es exagerada y sobreactuada porque, según la ley, el o la cónyuge del presidente del Gobierno español no tiene la categoría de cargo institucional y, en consecuencia, no son un ataque contra el Estado

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

España es una democracia en la que el papel del o de la cónyuge del presidente del Gobierno no se encuentra regulado con funciones estatales. Es decir, no es una institución del Estado, no tiene capacidad de representación como, por ejemplo, sí que tiene la reina Letizia.

Sin embargo, Pedro Sánchez pretende convertir a su esposa en una cuestión de Estado cuando no lo es. La última polémica relacionada con Begoña Gómez, más allá de la denuncia de Manos Limpias, ha llegado de la mano del presidente de la República Argentina, el ultraderechista Javier Milei, quien, en la cumbre de la extrema derecha organizada por Vox celebrada en Madrid este fin de semana, acusó de «corrupta» a la esposa de Pedro Sánchez.

Milei llegó al territorio nacional despreciando el papel que se espera de un Jefe del Estado. No se reunió con ningún representante del Gobierno, ni siquiera con Felipe VI. Esto es deplorable desde cualquier punto de vista que se quiera mirar.

Las declaraciones de Javier Milei son indignas de un Jefe del Estado, aunque a nadie debería sorprender lo que sale de la boca de Milei, dado que él mismo representa toda la inmundicia asociada a estos movimientos populistas de extrema derecha. Las acusaciones contra la esposa de Sánchez son miserables porque, de momento, no hay ninguna condena que pese sobre ella. Las afirmaciones del presidente argentino son una injerencia sobre la política española. Sin embargo, no son un ataque ni contra el gobierno ni contra el Estado español.

En cambio, Pedro Sánchez y sus ministros han decidido dar a Begoña Gómez una categoría que, legalmente, no tiene y están actuando con una sobreactuación más propia del populismo que representan Milei y todos los que estuvieron presentes en esa mala imitación de la CPAC que de un gobierno democrático que sabe dónde están los límites de la ley.

La decisión de llamar a consultas al embajador de la República Argentina en España y la amenaza de romper relaciones diplomáticas por un ataque contra la esposa del presidente del Gobierno es exagerada. Sin embargo, Pedro Sánchez, como está profundamente enamorado de Begoña Gómez, quiere demostrar ese amor llevando a la categoría de asunto de Estado lo que, por ley, no lo es.

El o la cónyuge del presidente o presidenta del Gobierno de Reino de España no tiene ningún tipo de cargo de representación del Estado. Por tanto, Begoña Gómez no forma parte de la jerarquía que podría generar una ruptura de relaciones diplomáticas. Si Milei hubiera llamado «corrupta» a la reina Letizia o a la reina Sofía, entonces sí que habría una justificación legal para tomar las medidas que hicieran falta.

Opacidad: Marruecos y Gibraltar

La política exterior del gobierno de Pedro Sánchez se está caracterizando por la exageración, la sobreactuación y la opacidad. Hay dos ejemplos palmarios que lo demuestran.

El presidente del Gobierno está ocultando al pueblo español todo lo que tiene que ver con los acuerdos ocultos y las relaciones con Marruecos, sobre todo tras el giro de la política hacia este régimen dictatorial que viola los derechos humanos de manera sistemática y que está acusado de cometer crímenes contra la humanidad. Sánchez todavía no ha explicado nada en el Parlamento y cuando se le ha cuestionado sobre el asunto, ha dado largas a través de eufemismos indignos de un presidente del Gobierno que se autoproclama el rey de la honestidad. Dime de lo que alardeas…

Lo mismo se puede decir de las negociaciones que actualmente se están celebrando sobre Gibraltar. No se informa de nada en un asunto que para la ciudadanía española es muy importante, más allá de la simbología histórica que tiene el territorio.

Ahora viene la reacción por los ataques de Milei a la esposa de Sánchez, una mujer sin cargo institucional que puede llevar a la ruptura de relaciones con un país aliado. Este es un ejemplo más de la autarquía que pretende imponer Pedro Sánchez en España y su estilo personalista de ejercer el poder. Es una manera más de demostrar que él se cree que el Estado es él. Esa es la única justificación para montar el espectáculo deplorable que se está dando porque si Begoña Gómez se ha sentido agraviada por las acusaciones indignas y miserables de Milei tiene un camino muy fácil: acudir a los tribunales como cualquier particular que, al fin y al cabo, es lo que es la esposa de presidente del Gobierno.  

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

  1. Milei,esa histerica drogadicta,es el jefe de estado de Argentina en visita a España a una cumbre de fascistas.No se nos olvide,es el jefe de estado argentino.Pues bien¿se puede usted imaginar que el jeje de estado español,Felipe VI,va de visita a Inglaterra y dice publicamente en un mitin que el presidente de gobierno ingles Rishi Sunak es un corrupto y su esposa tambien?Como minimo,ruptura de relaciones.
    La histerica drogadicta de Milei ha hecho suyo la mierda que en España suelta el vago Abascal y la gerontocida Ayuso.

    • Hablar mal de los demás dice más de él y de ti que de los demás…Ante su incapacidad para ver la realidad… la falta de respeto de un señor que viene de visita a España…que se dedica a la crítica destructiva…Es imprescindible…tomar distancia y ponerle límites…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído