martes, 28mayo, 2024
33.5 C
Seville

La Iglesia pide el voto para PP y Vox

El controvertido Obispo de Córdoba pide votar el 23J teniendo en cuenta "programas que fomenten la vida y la natalidad".

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández González, ha sido el encargado de dejar claro que el adoctrinamiento de un sector de la Iglesia Católica va más allá de lo estrictamente religioso para tratar de influir en lo político. En una carta publicada en la página de la Diócesis de Córdoba, «Elecciones generales 2023 – 23 de Julio», su titular afirma que «conviene acercarse a cada uno de los programas que presentan los diferentes partidos políticos, para formarse un juicio concreto y votar en consecuencia. De entrada, hemos de decir que ningún partido político se identifica plenamente con el Evangelio y todos y cada uno recoge elementos de la enseñanza de Jesucristo en el Evangelio».

Menos abortos y más natalidad

A continuación el Obispo de Córdoba ofrece una serie de criterios a tener en cuenta a la hora de elegir una opción concreta. «A manera de referencia, señalo algunos: La vida, la promoción de la vida, el respeto a la vida en todas las fases de su existencia. Desde el momento en que la vida es concebida en el seno materno, la vida es sagrada, porque es siempre un don de Dios. Trabajar en esa dirección, aunque no puedan cumplirse todos los objetivos, dada la pluralidad de opciones que conviven en nuestra sociedad. A eso se añade el problema de la baja natalidad, que va despoblando nuestro suelo y haciendo que sean más los mayores que los niños. Programas que fomenten la vida y la natalidad»

A vueltas con la eutanasia

Fernández González también se ha referido a la eutanasia. «Y el respeto sagrado a la vida debe llevar a atender a los débiles, a los más vulnerables o disminuidos, a las personas que afrontan una enfermedad incurable incluso en situación terminal. Una sociedad mide su altura moral por la capacidad que tiene de atender a estas
personas». En este sentido ha afirmado que «introducir la muerte digna es matar al que sufre porque es más barato que atenderle, es una grave degradación social, aunque lo pidiera el enfermo. Cuando un enfermo es querido y atendido, no pide la muerte».

Hablar sin hablar de personas LGTBI+

El lenguaje del obispo de Córdoba eleva su nivel de cinismo cuando en realidad quiere decir que se vote a partidos que defienden únicamente a la familia tradicional y no a otras diversidades, como la comunidad LGTBI+.

«El nido de la vida es la familia, la unión del varón y la mujer abierta a la vida, que Dios santificó desde el principio y que Jesucristo ha elevado a la categoría de sacramento. Ya sé que muchos piensan otra cosa, y respeto a las personas sea cual sea su situación, pero Dios tiene un plan para el hombre en la familia tal como Él la ha diseñado, y ahí está la felicidad del hombre y de la mujer, y la armonía de la sociedad entera. No se trata de la familia tradicional, sino de la familia según el plan de Dios, que no pasa de moda».

Sanidad para todos

Y después de negarles la sal y el pan a unos, el obispo se puso la tirita en un intento magistral de lavado de conciencia, que ya nadie se cree, demandando, por ejemplo, una sanidad para todos. Una sanidad cuyo proceso de desmantelamiento iniciaron aquellos para quienes ahora pide el voto.

«Analizar las propuestas de progreso social para todos, sin excluir a nadie. Y menos aún sin excluir a Dios o no dejándole lugar. Dios es el mejor garante de los derechos y la dignidad humanos. Prestar especial atención a todas las situaciones humanas de injusticia, de marginación, de violencia, de respeto a la dignidad de la persona, del derecho al trabajo digno, del derecho a la vivienda, del derecho a la educación según la elección de los padres, del derecho a una sanidad para todos, y de la solidaridad con los más pobres de la tierra, incluyendo a los emigrantes, que buscan una mejor situación y nos aportan tanto».

Naturaleza sí, cambio climático no

Evita el obispo de Córdoba hablar de cambio climático, en la línea de sus apadrinados, para decir: «amar y cuidar a la naturaleza porque es obra de Dios, creador para el hombre, reconociendo en ella las huellas del creador, no malempleando los recursos naturales, ni sometiendo a la creación a tortura o violencia, que contamina y mata. Cuidemos todos la casa común, según la ecología integral de Laudato si«.

El personaje y sus polémicas

No es casual que quien salga a pedir el voto para PP y Vox sea el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández González. Cabe recordar que, en el seno de la Conferencia Episcopal Española ha sido presidente de la Junta de «San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia», y miembro de las Comisiones Episcopales para la Vida Consagrada, la de Seminarios y Universidades y la Comisión Episcopal para el diálogo Interreligioso. Actualmente forma parte de la Comisión Episcopal de Patrimonio.

Entre las controversias que ha protagonizado, 26 de diciembre de 2010, durante la celebración de la misa de la Sagrada Familia en la Mezquita-Catedral de Córdoba, el obispo se despachó con una homilía en la que condenaba abiertamente el aborto o el divorcio. En ese momento trasciende a los medios una afirmación que el obispo atribuyó al cardenal Ennio Antonelli, según la cual «la Unesco tiene programado para los próximos veinte años que la mitad de la población sea homosexual». Y criticaba lo que considera la supuesta implantación a través de diversos programas educativos promovidos por la ONU «de una ideología de género que permitiría a las personas elegir su sexo sin tener en cuenta la realidad biológica».​

En 2011, manifestó que la fecundación in vitro se trata de un «aquelarre científico». En 2017 dijo que la Mezquita de Córdoba no era arte musulmán, sino bizantino, declaraciones que fueron desmentidas por numerosos expertos en arte e historia. En 2020, criticó la celebración del homenaje de Estado en honor a la víctimas del COVID-19 debido a que no fue un acto católico y acusó de «silenciar a Dios».​ En 2021, con motivo de la celebración de San Valentín, declaró que «la constitución del ser humano es emparentarse varón y mujer para formar nuevas familias, en las que nacen hijos».​

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

8 COMENTARIOS

  1. ¡Si Jesucristo levantara la cabeza! Seguro que se cabreaba muchísimo, como yo…echaría al obispo de la iglesia con un látigo como ya hizo en su tiempo…Dijo Jesucristo: “»Aquel que escandalizare a alguno de estos niños, mejor se ataba una piedra al cuello y se tiraba al mar».
    ¿Cómo puede permanecer los españoles impasible después de oír hablar al cardenal Cañizares, quitar importancia sobre los abusos sexuales de sus curas, o después de leer a este Obispo…

  2. Hipocrita!!
    1-Dice:cuando un enfermo es querido no desea la muerte,pero..¿Sabe usted lo que esta diciendo?Ojala su dios no le de una enfermedad como para que la desee usted..Bueno,igual usted hace como Teresa de Calcuta,que atendia mejor a los periodistas que a los enfermos,a lo que les negaba analgesicos potentes en caso de cancer,pero cuando ella tuvo cancer bien que se subio a un avion privado y irse a EEUU a que la atendieran.
    2:habla de las familias¿De que familias?¿De la de Abrahan acostandose con mujeres de su propia sangre y teniendo hijos con ellas?¿Como osa usted poned en boca de Jesus el tipo de familia que el queria cuando segun ustedes mismos el propio Jesus no fue un hombre casado?¿Acaso la familia que el mismo escogio y que se dice en los evangelios no fue la de 12 seguidores…y Maria Magdalena?¿Va usted a enmendar al propio Jesus?
    3:Cuando usted hace mencion a Dios¿A que dios se refiere?Porque cuando les interesa escogen al dios del antiguo testamento(Biblia)que es un dios vengativo,cruel,dañino,asesino..y cuando les interesa escogen al del nuevo testamento(Biblia) que es un dios comprensivo con todos y todas y de amor universal.
    4:Deje de mirar la paja en el ojo ajeno y ocupese de la viga LBTBI que hay a su alrededor dentro de la iglesia catolica que a todas luces esta plagada de gays y lesbianas no solo en estos tiempos sino a lo largo de todos los tiempos de la iglesia catolica.

  3. No tiene decencia. Su bata les permite engañar a sus feligreses de esconder los mayores pecados. La manera más miserable conocida. Como bien dice María Dolores, dios debería usar, de nuevo, el látigo contra los hipócritas del templo.

  4. Iglesia, ejército, judicatura, ibex, monarquía, …
    Ya pronto estaremos todos de acuerdo de que el culpable de todo es Julio Anguita con la pinza… No, que ya no vive, bueno pues los separatistas catalanes o mejor Pablo Iglesias.
    Vamos a dejarnos de coñas:¿Y si como el Cid Campeador, y al igual que un terraplanista más, nos hubiera llegado el exgolpista y exdictador FF?

  5. Yo no soy nadie para decidir sobre la existencia de dios, pero lo que sí tengo claro es que la credibilidad y la confesión de toda religión es demostradamente fake, y cuando no del todo indemostrable. Si yo hiciese preguntas a este imbécil no dura ni dos minutos antes de salir corriendo, porque bastante mierda tiene en su casa para no callarse. Pero para los cristianos; si dios es el creador de toda vida, aquel quien hizo a los hombres a su imagen y semejanza por encima de las capacidades de otras especies, ya sabes sin duda su sexo, porque sólo a las mujeres y a las hembras potestaba para traer vida y la continuidad en su trabajo.
    Hasta Jesús no pudo mentir sobre su origen, su padre sabe su madre quien era, pero él sí sabía quien era su madre, que como su prima, fueron fecundadas por el altísimo, tal vez algún etíope. Esto tambien ocurrió en una comunidad de vecinos en Massy – París, polo que cuentan. Pero echar la culpa a dios en 2020 no le cuela al más ferviente servidor de la curia romana.
    Ser cristiano es ser imbécil, puto subnormal.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído