lunes, 20mayo, 2024
18.8 C
Seville

Los desahucios hipotecarios, suspendidos por cuatro años más

Esta prórroga es fruto de intensas negociaciones y acuerdos previos entre el Ejecutivo y varios grupos políticos, incluyendo Podemos, Sumar y EH Bildu

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Gobierno se prepara para llevar al Consejo de Ministros, este martes, un real decreto que extenderá la suspensión de los desahucios hipotecarios hasta el año 2028. Esta medida, ese para muchos deudores del país, llega en un momento clave, justo antes de que expire la actual legislación que finaliza el 15 de mayo.

Esta prórroga es fruto de intensas negociaciones y acuerdos previos entre el Ejecutivo y varios grupos políticos, incluyendo Podemos, Sumar y EH Bildu. En enero, el acuerdo con Podemos fue fundamental para asegurar su apoyo al decreto anticrisis, que ahora ve una continuación en esta nueva legislación.

Desde hace semanas, Podemos ha estado presionando al Gobierno para que cumpla con su promesa de extender la suspensión de los desahucios hipotecarios por cuatro años más. La importancia de esta medida radica en su impacto directo sobre la estabilidad y seguridad de numerosas familias españolas que, sin esta intervención, podrían enfrentarse a la pérdida de sus hogares.

María Teresa Pérez, secretaria de Acción Institucional de Podemos y coportavoz de la formación, subrayó la gravedad de no prorrogar esta suspensión. Según Pérez, omitir la extensión de esta moratoria hubiera significado «una pérdida de confianza muy grave» entre el Gobierno y los ciudadanos más vulnerables económicamente. En una reciente rueda de prensa, Pérez expresó optimismo: «El Gobierno se comprometió con Podemos a prorrogar esa moratoria y después de algunas advertencias nos han trasladado que parece que van a cumplir su palabra y esperamos que así sea».

La decisión de prolongar la suspensión de los desahucios hasta 2028 demuestra un compromiso continuado del gobierno español con la protección social y la reducción del impacto económico sobre los deudores hipotecarios en situaciones de vulnerabilidad. A medida que se aproxima la fecha límite actual, este nuevo real decreto no solo busca dar un respiro necesario a muchos, sino también fortalecer la estabilidad social en un período de recuperación económica incierta.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído