martes, 21mayo, 2024
13 C
Seville

Los llamados referendos anunciados por las fuerzas prorrusas son vistos como avance en un plan de anexión

Rusia no controla la totalidad de los territorios en los que las autoridades prorrusas anunciaron los referendos

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los dirigentes de la ocupación rusas de cuatro regiones ucranianas ocupadas por Rusia han anunciado que celebrarán referendos sobre la pertenencia a Rusia entre el 23 y el 27 de septiembre, una medida que recuerda al referéndum celebrado en Crimea antes de la anexión rusa del territorio en 2014.

La situación es diferente ahora porque Rusia no controla la totalidad de los territorios en los que las autoridades prorrusas anunciaron los llamados referendos -que, al realizarse bajo ocupación, no podrán ser libres-.

Las regiones donde los gobiernos instalados por Rusia anunciaron estas supuestas consultas fueron Lugansk, Donetsk, Kherson y Zaporijjia, regiones que juntas representan el 15% del territorio ucraniano y son, según Reuters, del tamaño de Portugal.

Sin embargo, Ucrania avanza sobre el terreno en Lugansk , rompiendo lo que era desde julio el total control ruso de la región, al liberar la ciudad de Kreminna y el pueblo de Bilohorivka, localidades camino de Lisichansk, cuya caída, en julio, tras una sangrienta batalla, dejó toda la región de Lugansk en manos rusas. “Los ocupantes están claramente en pánico ”, dijo Volodymyr Zelensky en una entrevista televisiva el lunes por la noche.

Rusia controla alrededor del 60% de la región de Donetsk. El jefe de la delegación del diario británico Financial Times en Moscú, Max Seddon, también dijo que en Zaporiyia el referéndum incluirá a la ciudad del mismo nombre, controlada por Ucrania. Según Seddon, citando a autoridades locales, los funcionarios electorales irán de puerta en puerta acompañados de policías para “aconsejar a la gente que va a votar”.

En cualquier caso, el anuncio de las autoridades prorrusas se considera parte de un plan del Kremlin para anexar estas regiones.

Antes de un discurso anunciado por el presidente Vladimir Putin, programado para ayer por la tarde y aplazado al día de hoy, su aliado (y ex presidente) Dmitri Medvedev sugirió que la incorporación de las dos repúblicas del Donbass en Rusia sería sería un paso irreversible, y que cualquier ataque se consideraría un ataque a la propia Rusia.

La invasión del territorio ruso es un delito que permite el uso de todas las fuerzas de autodefensa”, declaró el político ruso. “Por eso estos referéndums son tan temidos en Kiev y en Occidente”, ya que “cambiarán el vector del desarrollo ruso en las próximas décadas”. En cuanto a la irreversibilidad, dijo: “Es importante que después de los cambios constitucionales en nuestro estado, estas decisiones no puedan ser revocadas por ningún futuro líder de Rusia”.

Por el lado ucraniano, el canciller Dmitro Kuleba dijo en Twitter: “Estos referéndums fraudulentos no cambiarán nada”, y agregó: “Rusia ha sido y sigue siendo un agresor que está ocupando ilegalmente partes del territorio ucraniano. Ucrania tiene todo el derecho a liberar sus territorios y continuará liberándolos independientemente de lo que diga Rusia”.

Poco después, el portavoz de la presidencia de Ucrania, Serhii Nikiforov, dijo que cualquier supuesto referéndum destruiría las pocas posibilidades de diálogo entre Moscú y Kiev.

Previo a los anuncios de los llamados referéndums, el Parlamento ruso aprobó una ley para aumentar las penas por delitos de deserción, daños a la propiedad militar e insubordinación si se cometen durante la movilización militar o situaciones de combate.

La aprobación de la ley no implica una movilización general para la guerra, algo que el Kremlin no ha hecho hasta ahora porque implicaría descontento y una mayor oposición a lo que describe como una “operación militar especial”, pero ha llevado a más especulaciones sobre si tal movilización podría llevarse a cabo.

Docenas de países, incluidos todos los de la Unión Europea y otros aliados de Ucrania que han impuesto sanciones a Moscú, impiden que lleguen vuelos desde Rusia (y todo el tránsito aéreo ruso está prohibido dentro del espacio de la UE). Por tierra, Finlandia es el único país de la UE fronterizo con Rusia que permite el paso de ciudadanos rusos con visado.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. POR MUCHO QUE SE EMPEÑEN ESOS CUATRO GRINGOS DE LA OTAN NO VAN A PODER CON LOS RUSOS. SE VAN A QUEDAR CON ESOS TERRITORIOS LES GUSTE A LOS YANQUIS O NO LES GUSTE. ENTRE OTRAS RAZONES PORQUE REALMENTE ERAN SUYOS DESDE EL PRINCIPIO DE LOS TIEMPOS, DE HECHO EN LA MAYOR PARTE DE UCRANIA SE HABLA RUSO Y LA MAYORÍA DE SU POBLACIÓN ES PRORUSA. LOS NAZIS DE ESE PAYASO LO VAN A TENER CADA DÍA MÁS OSCURO Y SINO AL TIEMPO.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído