sábado, 15junio, 2024
22.5 C
Seville

Los sanitarios andaluces se hartan de los bulos y las enésimas promesas incumplidas de Moreno Bonilla

El ejecutivo andaluz sólo integrará el 10% de los refuerzos Covid que prometió regularizar, pese a la falta de profesionales del sistema público

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La sanidad pública es la china en el zapato por excelencia del Gobierno andaluz. Todos los pasos que da el presidente autonómico, Juan Manuel Moreno Bonilla, para articular los proyectos y gestión del departamento mejor dotado presupuestariamente del ejecutivo andaluz se frustran casi a las primeras de cambio, ya sea porque se trate simplemente de un conjunto de promesas incumplidas de forma sistemática o directamente por algún bulo sin mayor recorrido que el que le permitan la oposición parlamentaria de izquierdas o las centrales sindicales de la sanidad andaluza. La consejera de Salud, Catalina García, encabeza a día de hoy todas quinielas para la previsible crisis de gobierno que con gran probabilidad prepara el presidente andaluz una vez pasadas las elecciones europeas y el ecuador de esta legislatura, la primera con mayoría absoluta del Partido Popular en Andalucía.

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes una ampliación en 2.382 profesionales de la plantilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS) con un coste de 142,7 millones de euros. La mayoría de estas plazas, asegura el ejecutivo de Moreno Bonilla, van destinadas al cumplimiento del Pacto de Atención Primaria y 205, no vinculadas a refuerzo por la pasada pandemia del Covid, a manejar equipamiento tecnológico adquirido en los últimos años y el que se añadirá en los próximos meses, valorado en casi 700 millones.

Salud asegura que 7.000 profesionales de refuerzo Covid que cumplen contrato el 31 de mayo, de los 20.000 que había inicialmente, continuarán en el sistema público aunque sólo 2.177 se integrarán en el SAS

El enésimo señuelo del ejecutivo andaluz no ha calado en absoluto en los sindicatos representados en la Mesa Sectorial, ya que cuatro de los cinco que forman parte de ella, todos a excepción del Sindicato Médico Andaluz (SMA), han decidido levantarse de la misma debido a la “falta de negociación” por parte de la Administración autonómica. Los sindicatos Satse, UGT, CSIF y CCOO han recriminado al Gobierno andaluz que ellos trabajan “para negociar y mejorar las condiciones laborales y asistenciales del conjunto de los profesionales del SAS y no para ser informados a través de la prensa de la política de contratación que lleva a cabo el Gobierno de la Junta de Andalucía”.

Mientras el Gobierno andaluz asegura que, de los 2.382 profesionales contratados, un total de 2.177 serán sanitarios destinados a hospitales y centros de atención primaria, los sindicatos desmontan esta afirmación y recriminan que, en origen, eran unos 20.000 los profesionales eventuales contratados durante la pandemia a los que Salud les prometió estabilidad y su integración en el sistema sanitario público andaluz. “Pasaron a 12.000, ahora son 7.000 y van a quedarse en 2.177, lo que representa una gran pérdida de recursos humanos y significarán una pérdida de calidad asistencial, cierre de servicios, centros, aumentos de listas de espera y una mayor carga asistencial para los profesionales ya de por sí agotados y cansados”, recalcan los cuatro sindicatos en una nota conjunta.

Lejos de reconocer el maquillaje o directamente la promesa incumplida, el ejecutivo de Moreno Bonilla asegura que “de este modo, se estabilizan y mantienen en el sistema la totalidad de facultativos contratados en los últimos años como refuerzo Covid”.

Los sindicatos dejan plantada a la cuestionada consejera de Salud en la Mesa Sectorial y aseguran que los contratos anunciados supondrán el cierre de servicios y aumento de las listas de espera

A otros 3.175 profesionales sanitarios, el SAS directamente los contrata solo para el periodo estival de vacaciones entre junio y finales de septiembre. “A partir de ahora, tendrán un nombramiento vinculado a las necesidades del sistema sanitario público de Andalucía, por lo que dejan de llamarse ‘refuerzo Covid’”, señala Salud. De igual forma, el resto de los profesionales de lo que se denominaba refuerzo Covid, que Salud cifra en 1.588 contratados, pasan ahora “a cubrir las necesidades del sistema”, ya sea en el Plan Verano, bajas por maternidad, bajas por incapacidad temporal o Plan de Alta Frecuentación, entre otros, y se les ofrecerá a través de la bolsa, nuevos puestos a partir de las próximas semanas. Salud cree que así los 6.940 profesionales de refuerzo Covid que cumplen su contrato el próximo 31 de mayo continuarán en el sistema sanitario público de Andalucía. El ejecutivo andaluz, pese a todo, sigue identificando en el grave déficit de profesionales el mayor problema de la sanidad a nivel nacional.

El líder del principal partido de la oposición, el socialista Juan Espadas, ha criticado que “estos Consejos de Gobierno empiezan a ser maniobras de distracción y propaganda para ocultar la dura realidad, por ejemplo, de nuestra sanidad pública. Los sindicatos de la sanidad pública hoy han vuelto a quitarle la careta al señor Moreno y su consejera por sus incumplimientos respecto a la plantilla”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído