miércoles, 12junio, 2024
28.4 C
Seville

Montero descarta romper la coalición de Gobierno aunque no haya acuerdo con el PSOE en la ley del «solo sí es sí»

Ambos socios de Gobierno se emplazan a seguir las negociaciones para reformar el Código Penal

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La ministra de Igualdad, Irene Montero, confía en alcanzar un acuerdo con el PSOE para reformar la ley del Solo si es sí, pese a la existencia de una “discrepancia fuerte”, entre los socios de Gobierno, pero ha descartado dimitir si este pacto no se produce. Tampoco se romperá el Ejecutivo de coalición, aunque las tensiones siguen siendo fuertes en las últimas horas. De momento Unidas Podemos ha organizado un acto político de apoyo a la ministra y a su ley para este fin de semana. Y desde Moncloa se desliza que, aunque las negociaciones para reformar la ley y evitar la excarcelación de condenados por agresión sexual siguen en punto muerto, hay coincidencia entre los dos partidos en, más allá de cuestiones técnicas como atenuantes y agravantes, seguir manteniendo el núcleo central de la nueva legislación penal: el consentimiento de la mujer a la hora de mantener relaciones sexuales.

Podría decirse que el nivel de crispación se ha reducido notablemente en las últimas horas, aunque cunde el desánimo y cierto aire de pesimismo, ya que socialistas y morados no terminan de ponerse de acuerdo en cómo corregir los efectos no deseados de la ley. El debate está siendo intenso y muy técnico, ya que en el fondo se trata de introducir correcciones para evitar que sigan saliendo a la calle depredadores sexuales beneficiados por la reforma.

Mi obligación es dar la cara y es estar ahí para tratar de proteger el principal avance feminista en estos 20 años. Mi función es esa”, asegura la ministra en una entrevista en RNE recogida por Europa Press.

Necesidad de un acuerdo

La titular de Igualdad dijo “no poner límites” a la hora de negociar el pacto y expresó su confianza en el acercamiento de posturas. “Confío porque hemos mantenido negociaciones muy difíciles y no ha habido ley feminista en la que no hayamos tenido discrepancias y, al final, hemos llegado a acuerdos y esperemos que ahora las resolvamos”.

Con esta finalidad, explicó que “las conversaciones son múltiples” para conseguir “dar una respuesta unitaria”, aunque declinó dar detalles al respecto. En lo que si ha insistido es en la voluntad de Unidas Podemos en no renunciar a poner el consentimiento en el centro y no ha rechazado la posibilidad de elevar penas. “Se pueden cambiar o subir, pero eso no tiene por qué cambiar la definición de agresión sexual”, añadió

En lo que sí ha hecho hincapié es en la voluntad de Unidas Podemos de no renunciar a poner el consentimiento en el centro. “Siempre que ha habido una ley (feminista) ha habido una resistencia y por eso necesitamos una respuesta fuerte como Gobierno y he estado dispuesta incluso a que se me dijese que era una soberbia por no querer reformar, mientras yo no paraba de intercambiar papeles; quiero preservar la respuesta unitaria del Gobierno, pero desde luego, el consentimiento no se puede tocar”.

En este sentido recordó la existencia de diferencias (con el PSOE) sobre “cómo reformar la ley y si se puede mantener el consentimiento como eje del código penal”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído