domingo, 19mayo, 2024
23.5 C
Seville

Moreno Bonilla impulsa una campaña de propaganda personalista mientras el 12% de los andaluces aguarda meses o incluso años en una lista de espera

Medios afines al ejecutivo andaluz impulsan la imagen social de la esposa del presidente autonómico coincidiendo con la investigación que el Congreso hará de la farmacéutica donde trabaja

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha echado mano del perfecto manual de culto al líder precisamente cuando peor están las listas de espera sanitarias en la comunidad, donde el 12% de los andaluces, casi 1,1 millones de ciudadanos, aguardaba a finales del pasado 2023 una cita con el especialista o una intervención quirúrgica. La sanidad es actualmente el segundo problema más importante de la comunidad, detrás del desempleo, según el último barómetro andaluz de diciembre. Pese a todo, el presidente andaluz es, con una notable diferencia, el líder mejor valorado y el único que aprueba la encuesta del CIS andaluz, organismo dependiente del propio ejecutivo de Moreno Bonilla, más de dos puntos por encima del líder de la oposición, el socialista Juan Espadas, que ha hecho precisamente de la situación crítica de la sanidad pública en Andalucía su principal caballo de batalla. A esto hay que sumar que el 64% de los andaluces encuestados en el último barómetro andaluz de diciembre pasado considera que la gestión del presidente andaluz es buena o muy buena.

Para que la realidad de la calle no sea un espejismo antagónico con la realidad que le arrojan las encuestas cocinadas en los hornos de la propia Junta de Andalucía, el equipo de comunicación e imagen del presidente Moreno Bonilla ha optado por pulsar la calle a su manera, con una medida campaña de populismo personalista que intente desmontar esa desafección ciudadana que dibuja la oposición política.

Para ello, estos días estamos asistiendo a ‘improvisados’ encuentros de Moreno Bonilla con un grupos de ciudadanos que visitan el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, o también citas previstas en la agenda oficial del presidente con grupos de estudiantes durante los actos del Día del Libro o con grupos de sanitarios, entre otros colectivos. “Venían de Málaga a visitar esta tarde San Telmo, la sede de la Presidencia, y la agenda me ha permitido darles una sorpresa, saludarles y pasar un ratito con ellos. ¡Gracias por vuestro cariño!”, ha escrito Moreno Bonilla en la red social X tras publicar el encuentro ‘improvisado’ con un grupo de malagueños.

No es nada nuevo el apego que Moreno Bonilla tiene a la imagen personalista que proyecta en la ciudadanía y sobre todo la que quiere trasladar hacia la opinión pública cueste lo que cueste, aunque a veces le salga mal la jugada, como cuando en su primera legislatura al frente del Gobierno andaluz impuso por decreto el escudo de Andalucía manipulado, ‘borboneado’ con corona y laureles para uso exclusivo del presidente de la Junta. La oposición política y numerosas organizaciones de defensa de los símbolos autonómicos criticaron esta iniciativa del ejecutivo de Moreno Bonilla. Así, la Fundación Blas Infante y el Defensor del Pueblo Andaluz recriminaron que este uso manipulado del escudo oficial de Andalucía para el presidente de la Junta desnaturaliza el símbolo oficial recogido en el Estatuto de Autonomía.

Mientras tanto, medios afines ideológicamente al ejecutivo de Moreno Bonilla han impulsado también informaciones donde se dulcifica la imagen de la esposa del presidente, Manuela Villena, gerente de la Fundación Bidafarma, perteneciente a la distribuidora farmacéutica que será investigada por el Congreso de los Diputados por la adjudicación de contratos por parte de la Administración andaluza durante la pasada pandemia.

La sanidad es el segundo problema más grave para los andaluces tras el desempleo, aunque el presidente andaluz es el único líder que aprueba en valoración, según el CIS andaluz

Vida social de la ‘primera dama’

El diario ABC, en su edición de Sevilla, ha publicado un reportaje titulado “La publicación de Manuela Villena en el Día del Libro que ha enamorado a sus seguidores”, donde uno de sus destacados reza así: “La publicación de Manuela Villena en el Día del Libro que ha enamorado a sus seguidores”.

También el diario El Mundo ha dedicado un extenso reportaje a la esposa de Moreno Bonilla con motivo de su presencia en la Feria de Abril de Sevilla. El titular de la pieza periodística no ofrece dudas de sus intenciones: “Manuela Villena, en la Feria de Sevilla: entre los compromisos laborales, los de primera dama y los de la familia y amigos: “Feliz de poder disfrutarla”. Tampoco el texto: “Siemprediscreta, muy educada y amable con todos, sabe estar en su sitio y es el gran apoyode Juanma Moreno, también en su vida privada. Y viceversa”, escribe la periodista autora del reportaje.

El grupo farmacéutico donde trabaja la esposa del presidente andaluz se encargó durante la pasada pandemia de la distribución de vacunas y el reparto de mascarillas mediante procedimientos sin concurso público. Al inicio de la pandemia en 2020, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) otorgó a Bidafarma toda la logística de las vacunas contra el Covid-19. El acuerdo englobaba tanto la recepción y manipulación de los contenedores de vacunas como su almacenaje en condiciones adecuadas y su posterior distribución en los puntos establecidos por el ejecutivo andaluz.

A este respecto, la comisión del Congreso ha requerido a la Junta de Andalucía “todos los expedientes de contratación y adjudicación completos del Grupo Bidafarma” entre los años 2016 y 2024, que incluye todas las subvenciones o ayudas económicas otorgadas a la empresa por parte de entidades públicas dependientes de la comunidad autónoma.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído