lunes, 24junio, 2024
36.6 C
Seville

Óscar Puente ataca ferozmente a Abascal y Feijóo por su vínculo con Netanyahu

El ministro de Transportes critica duramente la foto de Abascal con Netanyahu y acusa a Feijóo de ser el "pagafantas" de la ultraderecha”

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El ministro de Transportes, Óscar Puente, ha lanzado un contundente ataque contra el líder de Vox, Santiago Abascal, y el presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, en respuesta a la reciente foto de Abascal con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Esta imagen ha suscitado una gran polémica, especialmente en el contexto del reconocimiento de Palestina por parte del gobierno español.

Duro golpe a Abascal y Feijóo

Puente no se ha contenido en sus críticas, destacando que Netanyahu tiene una orden de detención de la Corte Penal Internacional. En su tuit, Puente escribió: «En la foto hay un señor sobre el que pesa una orden de detención de la Corte Penal Internacional. El otro es Abascal». Este comentario subraya la gravedad de la situación y la controversia que rodea al primer ministro israelí, quien ha sido criticado internacionalmente por sus políticas y acciones.

El argumento de la foto es particularmente relevante, ya que se tomó el mismo día en que el gobierno español reconoció formalmente al Estado de Palestina. Vox, el partido de extrema derecha que lidera Abascal ha utilizado esta acción para criticar duramente al gobierno de Pedro Sánchez, acusándolo de desviar la atención de los escándalos de corrupción a través de este reconocimiento.

Reconocimiento al Estado de Palestina

El reconocimiento del Estado de Palestina por parte de España ha sido un movimiento significativo en la política internacional del país. Este paso fue visto por muchos como un avance en el reconocimiento de los derechos de los palestinos y un intento de equilibrar las relaciones en el conflictivo escenario de Oriente Medio. Sin embargo, Vox y sus aliados han interpretado esta medida como una maniobra política para distraer a la opinión pública de los problemas internos del gobierno.

Abascal, durante su reunión con Netanyahu, acusó al gobierno de Sánchez de «alimentar el peor terrorismo» al reconocer a Palestina. Esta acusación es parte de la retórica más amplia de Vox, que se alinea firmemente con las políticas israelíes y se opone vehementemente a cualquier concesión hacia los palestinos.

Feijóo: el «pagafantas» de Abascal

Óscar Puente también ha arremetido contra Alberto Núñez Feijóo, acusándolo de ser el «pagafantas» de Abascal en estas elecciones. «Primero con Milei. Después con Netanyahu. Y lo va a pagar caro», afirmó Puente en redes sociales. Esta acusación destaca la percepción de que Feijóo está subordinando los intereses del PP a las agendas de líderes más radicales, como Abascal y el argentino Javier Milei.

La relación entre Feijóo y Abascal ha sido objeto de escrutinio y crítica, especialmente desde que Feijóo parece haberse alineado más estrechamente con las políticas y posturas de Vox. Esta relación simbiótica ha provocado tensiones dentro del propio Partido Popular y ha generado dudas sobre la dirección futura del partido.

Reacciones políticas

La foto de Abascal y Netanyahu no solo ha provocado la indignación de Puente, sino que también ha sido criticada por otros líderes políticos. Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, comentó sarcásticamente que Abascal «con tal de no trabajar se apunta a un bombardeo, nunca mejor dicho». Este comentario refleja la frustración de muchos con las políticas y las acciones de Vox, que a menudo son vistas como provocativas y divisivas.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha recibido críticas del PP por el reconocimiento de Palestina. Feijóo ha acusado a Sánchez de «usar» al pueblo palestino para desviar la atención de los escándalos de corrupción en La Moncloa. Estas tensiones políticas han resaltado las profundas divisiones en España sobre cómo manejar las relaciones internacionales y la política interna.

La política regresiva de Abascal

La promesa de Abascal de revertir el reconocimiento del Estado de Palestina si llega a ser presidente ha generado preocupación entre muchos. Su apoyo incondicional a Israel y su retórica agresiva contra Palestina son vistos por algunos como un intento de desviar la atención de los problemas internos y consolidar su base de apoyo entre los votantes más conservadores.

Además, la reciente visita de Abascal a Israel, donde defendió la ofensiva del ejército sobre la Franja de Gaza, que ha causado la muerte de más de 35,000 personas, ha sido altamente controvertida. Exigió que Sánchez pidiera perdón por haber cuestionado estas acciones, argumentando que Israel tiene el derecho de defenderse frente a ataques terroristas.

Las acciones y declaraciones de Abascal y sus aliados en el PP reflejan una estrategia política de confrontación y alianzas internacionales controvertidas. Mientras tanto, figuras como Óscar Puente continúan destacando los aspectos más polémicos de estas políticas, buscando evidenciar las posibles implicaciones negativas para España y su posición en el escenario mundial.

Pugna Vox – PP por las elecciones europeas

La fotografía de Abascal con Netanyahu ha servido como un catalizador para un debate más amplio sobre la dirección de la política exterior e interior de España. Con las elecciones europeas en el horizonte, estos temas seguirán siendo puntos clave de discusión y enfrentamiento entre las distintas fuerzas políticas del país.

El futuro político de España y su relación con líderes internacionales como Netanyahu y Milei dependerá en gran medida de las decisiones que tomen los votantes en las próximas elecciones. La polarización y las alianzas controvertidas pueden definir el paisaje político español en los años venideros, con impactos potencialmente profundos en la política interna y externa del país.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído