jueves, 30mayo, 2024
26.1 C
Seville

Recomendaciones sobre el COVID-19 para pacientes con diabetes

Antonio González Aguayo
Antonio González Aguayo
Licenciado en Historia, Escenografía teatral y con estudios de periodismo. Escribo en diferentes medios digitales.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Es muy importante que estos días las personas con diabetes mantengan el mejor control metabólico posible para estar preparadas en caso de contagiarse de coronavirus, ya que así podrían evitar una peor evolución clínica de la dolencia vírica. Por eso, la Sociedad Española de Diabetes (SED) ha elaborado un decálogo de recomendaciones prácticas y básicas, incluyendo consejos e informaciones rigurosas sobre diferentes aspectos de interés para este colectivo.

En primer lugar, para prevenir la infección, las personas con diabetes deben seguir las mismas indicaciones que la población en general: un lavado de manos adecuado y a menudo, mantener una distancia física de más de un metro. Y durante el periodo de confinamiento, quedarnos en casa realizando alguna actividad física. Por ejemplo, cinco horas a la semana de ejercicio aeróbico distribuidas en sesiones de 10-15 minutos de duración a una intensidad que aumente el ritmo de la respiración, pero sin llegar a jadear o notarse en una situación de ahogo.

Asimismo deben potenciar al máximo la masa muscular realizando ejercicios de fortalecimiento 2-3 días a la semana que no sean consecutivos. En este caso realizando 1-2 series de 8 a 12 repeticiones con cargas que se puedan levantar fácilmente (como botellas de agua); se debe progresar a 2-3 series de 8 a 10 repeticiones y no sobrepasar la realización de 4-6 repeticiones por serie con pesos más elevados (como garrafas de agua grandes); el tiempo de descanso entre series debe ser de entre 1-2 minutos.

En alimentación, los diabéticos deben asegurar un correcto consumo proteico diario a base de alimentos de buena calidad, evitando carnes rojas y embutidos y potenciando al máximo el consumo de proteína de origen vegetal. Ajustar la ingesta nutricional a la situación de confinamiento domiciliario limitando el consumo de alimentos muy calóricos y evitando picoteos. Y si se realiza una ingesta extra de hidratos de carbono, será necesario reajustar la dosis de insulina en personas que la utilizan.

Los niños y adolescentes con diabetes bien controlada no parecen tener más riesgo ante la infección por coronavirus. Las normas de control de la diabetes son las habituales; en caso de enfermedad por coronavirus, aplicar los consejos de “día de enfermedad” con controles frecuentes de glucemia y cuerpos cetónicos. Como nota tranquilizadora hay que añadir que las formas graves de la infección por este virus son muy infrecuentes en la edad pediátrica. Sin embargo, los niños pueden ser una correa importante de trasmisión de la infección por SARS-CoV-2, siendo muchos de ellos asintomáticos.

Otra nota tranquilizadora es que el riesgo que tiene una persona con diabetes de contraer la infección que causa el Covid-19 es el mismo que el de la población general, aunque si se contrae la infección su gravedad y evolución puede ser diferente, según la edad, grado de control de la diabetes, presencia de complicaciones crónicas u otras patologías. Por eso es fundamental conocer bien los signos de alarma (fiebre, tos seca, dolores musculares, sensación de ahogo), así como cuándo y dónde contactar con el equipo de atención sanitaria.

Siempre tienen que tener disponible todo el material relacionado con el cuidado de la diabetes, desde medicamentos y su receta, hasta el medidor de glucosa, las tiras reactivas glucosa y cetonas, y los teléfonos de contacto del equipo médico, la farmacia, el centro de Atención Primaria y emergencias médicas. También es clave el control estricto de la glucosa y conocer bienlos signos de alarma de descompensación (valores altos de glucosa, cuerpos cetónicos positivos, sed, ganas de orinar…).

Y en caso de infección por coronavirus: tal vez sea necesario ajustar la medicación; mantener siempre el ánimo y la tranquilidad y una adecuada hidratación; no suspender el tratamiento con insulina, especialmente si se tiene diabetes tipo 1; si se presentan cifras de glucosa elevadas, puede ser necesario administrar dosis extra de insulina, y la medición de cuerpos cetónicos; suspender los fármacos del tipo iSGLT2 o “glucosúricos”; y si se presentan niveles de glucosa y cuerpos cetónicos repetidamente elevados, hay que contactar con un equipo de profesionales sanitarios.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído