domingo, 19mayo, 2024
23.5 C
Seville

Reduflación

David Almorza Gomar
David Almorza Gomar
Profesor Titular de Universidad de la Universidad de Cádiz, en el Departamento de Estadística e Investigación Operativa, adscrito a la Facultad de Ciencias del Trabajo. Ha sido Vicerrector de Alumnos de la Universidad de Cádiz (desde el año 2003 hasta el 2013) y Vicerrector de Responsabilidad Social y Servicios Universitarios de la Universidad de Cádiz (desde 2013 hasta 2015). Durante estos doce años, ininterrumpidamente, ha tenido entre sus competencias el Área de Deportes de la Universidad de Cádiz. Ha promovido la creación del Aula Universitaria de Fútbol de la Universidad de Cádiz, y en estos momentos ocupa el cargo de Director del Aula de Fútbol. Tiene el título de Entrenador Nacional de Fútbol con Licencia UEFA-PRO. Ha entrenado en las categorías Infantil y Cadete del Cádiz C.F. desde el año 2010 hasta la actualidad. Además, en el Cádiz C.F. ocupa el cargo de Coordinador de Delegados y Auxiliares de Fútbol Base desde el año 2014.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Este sistema económico que nos rige, con independencia del partido político que gobierne el país, no para de reinventarse. Es lo que pensaba el médico investigador Boris Pérez cuando vio a unos niños comiendo un helado industrial.

El tamaño le pareció pequeño, los recordaba más grandes, pero ya hacía tiempo que no los veía, y con el tiempo las cosas parecen más pequeñas. Las empresas buscan obtener más beneficios, bien aumentando el precio del producto o bien reduciendo costos y, si se puede, se reduce la cantidad de producto que venden. A este método, el que observó Boris con los helados que disminuyen el tamaño y mantienen el precio, se llama Reduflación. En inglés es Shrinkfation o Downsizing.

Boris pensó que esto no se puede hacer, por ejemplo, con los huevos. Una docena de huevos son doce unidades, no se pueden dar menos. Sin embargo sí que funciona, por ejemplo, con los helados industriales y con las cajas de galletas. El mismo envase y presentación de una caja de galletas de 140 gramos, solo con cambiar la cifra sirve para contener menos galletas. Concretamente 103 gramos fue el cambio que se detectó en una empresa en América Latina.

En otro orden de cosas, a veces se acusa a la juventud de tener menos formación, como si se hubiesen sometido a un proceso de reduflación: menos contenidos a cambio del mismo título de nivel educativo, meditaba Boris. Pero él no piensa así. Primero porque la juventud no es responsable de los cambios educativos que hacen los adultos. No son los culpables, sino las víctimas. Y también porque cada día Boris observa que esta juventud que no sabe algo tan inútil como recitar la lista de los Reyes Godos, es capaz de tener comportamientos y actitudes sociales que generan confianza.

“¿Y durante la pandemia entonces?”, le preguntaron a Boris. Aunque siempre hay de todo, Boris lo tiene claro: durante la pandemia las medidas que se tomaron iban expresadas en el idioma que entienden los adultos: prohibido salir de casa, prohibido estar en la calle a partir de ciertas horas, prohibido hacer reuniones… y olvidaron que esta juventud fue educada, afortunadamente, en el desconocimiento de la palabra prohibir.

Nuevos problemas y formas antiguas. Los gobiernos autónomos, sus políticos, no supieron hacer llegar el mensaje a una juventud que tiene sus propias formas y cauces de información y de comunicación. La reduflación es de los políticos: menos preparados y más costosos para el país.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído