martes, 21mayo, 2024
14.7 C
Seville

Sanidad considera que no hay responsabilidad del Estado ante la miocarditis probablemente causada por la vacuna de Moderna: fue voluntaria y se conocían los efectos adversos

La Secretaría de Estado de Sanidad considera que la vacunación fue voluntaria y que se tenía información para asumir los riesgos

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Ministerio de Sanidad rechaza la responsabilidad de la Administración ante los efectos adversos derivados de la inoculación contra el Covid-19. Señalan al hecho de que el ciudadano que se vacuna de manera voluntaria, deberá asumir los efectos adversos derivados del producto si ha prestado su consentimiento informado.

Miocarditis aguda tras inoculación con Moderna

Es la respuesta que se ha dado ante la denuncia de un joven que sufrió un infarto en diciembre de 2021, inmediatamente después de inocularse contra el Covid-19.

Su abogado confirma que los informes médicos apuntan a una probable reacción vacunal a la inoculación contra el Covid-19 que se le había administrado horas antes de sufrir la afección cardiaca. El procedimiento judicial, donde el joven afectado reclama una indemnización de dos millones de euros por los daños sufridos desde entonces, se encuentra ahora mismo en espera del pronunciamiento del Consejo de Estado.

La AEMPS considera probable la relación causal

Desde la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), Antonio Blázquez Pérez, Jefe del Departamento de Medicamento de Uso Humano, ha señalado también que la relación entre la inoculación del producto de Moderna contra el Covid-19 y el infarto sufrido por el joven es «probable». En el documento de la AEMPS se confirma que la miocarditis «es un efecto adverso identificado para las vacunas ARNM frente al Covid-19». En la propia ficha técnica así se señala, tras la modificación que sufrió el texto en julio de 2021.

Sanidad señala a la voluntariedad y al consentimiento informado

El Secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, ha presentado un informe, y además ha confirmado a The Objective, que el Estado queda exento de cualquier responsabilidad en estos casos, puesto que «la posibilidad de que se produjese el daño del que deriva la reclamación había sido divulgada por la AEMPS cuando se le administró la vacuna y dicha vacuna fue recibida voluntariamente». En este sentido, el Secretario de Estado de Sanidad considera que «no puede imputarse responsabilidad a las administraciones públicas a raíz de esta reclamación».

El abogado que defiende al afectado considera que no es de recibo pretender que el común de la sociedad acuda a consultar los informes de la AEMPS. Luis María Pardo considera esta situación como una «vergüenza». Y ha recordado campañas realizadas desde las propias instituciones públicas donde se insistía en la eficacia y seguridad de estas inoculaciones. «La gente se vacunó porque los organismos oficiales les dijeron que la vacuna protegía», remarca Pardo.

Según la declaración del Secretario de Estado, Luis María Pardo considera que se está «abandonando a los ciudadanos con graves efectos adversos, y lo que es más desconcertante aún, despreciando al reclamante que lleva más de dos años esperando la resolución del procedimiento administrativo para poder acudir a la vía judicial contra la Administración». «Tras más de dos años, nos vemos en la obligación moral de dar a conocer que el Ministerio de Sanidad, con Mónica García al frente, es incapaz de resolver dicho procedimiento, que como máximo debió haberlo resuelto en 6 meses, donde hay un informe encima de la mesa de la propia AEMPS, en el que se reconoce la relación probable entre la vacuna de Moderna y la miocarditis aguda de este joven».

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

  1. Estaba claro, jamás un médico del servicio público prescribió la vacuna, por eso, el Estado no es responsable. Sin embargo, la presión y el engaño sí se utilizaron y los jueces deberían considerarlo en sus fallos

  2. Como dice el refrán PIENSA MAL Y ACERTARÁS
    yo lo tuve muy claro desde el principio por ese motivo decline el ser vacunado y eso que me llamaron tres veces con convocándome para mi ejecución perdón sigo vacunación no solo no estoy vacunado y no me he contagiado no quiero decir que el Covid-19 no existiera es muy real pero las vacunas sacadas de prisa y corriendo y comunicando las empresas farmacéuticas que NO SE HACÍAN RESPONSABLES DE LOS POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS MUERTE INCLUIDA eso me puso es estado de guerra contra las vacunas y muchos mas como yo a los que calificaron como unos tarados mentales terraplanistas conspiranoicos y por que no decirlo unos hijos de la gran puta el aspirante al puesto de presidente del gobierno Alberto Núñez Feijóo dijo que si era presidente obligaría a una vacunación por la fuerza sacando la vena fascista que rezuma en el PP el cual a perdido 1200000 votantes tras el robo del solvente Banco Popular un amigo mio murio de una pancreatitis con solo 62 años tras ponerse la segunda dosis de la vacuna de Pfizer esta vacuna en concreto tenía entre sus posibles efectos secundarios provocar pancreatitis en fin hay lo dejo este es el camino

  3. AHÍ LO DEJO….. ¿Qué habría que hacer ahora con TODA esa GENTUZA de GOBIERNO que PADECEMOS en ESPAÑA?….. porque se trata de VIDAS HUMANAS, muchas muertas y muchas lisiadas de por vida.

    YO SI SABRÍA LO QUE HACER

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído