domingo, 25febrero, 2024
18.3 C
Seville

Sarkozy critica la actitud de superioridad de Francia hacia España en sus memorias

El expresidente francés critica la actitud condescendiente de sus predecesores y lamenta la pasividad de Francia ante el terrorismo de ETA

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En un análisis reflexivo de las relaciones franco-españolas, el expresidente francés Nicolas Sarkozy expone sus puntos de vista en sus memorias, «Los años de luchas». Critica la actitud condescendiente y de superioridad de sus predecesores franceses hacia España y lamenta la pasividad de Francia ante el terrorismo de ETA. Durante su mandato, Sarkozy se esforzó por cambiar esta dinámica, mostrando un gran respeto y admiración por España, enfatizando su importancia como aliado y amigo.

Sarkozy menciona la falta de afinidad de presidentes anteriores como Jacques Chirac y François Mitterrand hacia líderes españoles y señala una tendencia en la política francesa de priorizar relaciones con otros países europeos en detrimento de España. Destaca la innovación económica y el talento cultural de España, criticando la indiferencia histórica de Francia hacia esta nación.

En cuanto a ETA, Sarkozy denuncia la complacencia pasiva de Francia hacia el grupo terrorista y relata cómo, desde su posición como Ministro del Interior y luego como presidente, se opuso firmemente a esta política, colaborando activamente con España en la lucha contra el terrorismo.

Sarkozy también comparte sus experiencias personales y percepciones sobre figuras políticas españolas, como la relación casi amistosa con José Luis Rodríguez Zapatero y la personalidad reservada de Mariano Rajoy. Además, expresa su fascinación por la monarquía española, describiendo encuentros con los Reyes Juan Carlos I y Sofía y observando la tensión en sus relaciones.

Finalmente, hace hincapié en la importancia del respeto y la distancia en el ejercicio del poder, usando la majestuosidad de la monarquía como ejemplo. Sarkozy concluye con anécdotas personales, incluyendo la impresión que causaron la Princesa Letizia y su esposa Carla Bruni en eventos públicos y la reacción de Bruni al saber que se hospedaban en la antigua residencia de Franco.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído