jueves, 18abril, 2024
23.4 C
Seville
Advertisement

Tess Dribbel: el arte como denuncia a una red de abusos de menores en Holanda

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Tess Dribbel es el nombre artístico de una mujer de origen holandés que, por su propia seguridad, no puede revelar su verdadera identidad.

Denuncia que fue víctima de una red internacional de pederastia y tortura, de un grupo de personas pertenecientes a la élite política, financiera y del ámbito del poder, que se reunía -y reúne- para llevar a cabo prácticas inimaginables para una mente sana.

El padre de Tess formaba parte de esta red y en estos momentos la justicia está investigándolo. La artista ha presentado en la Mrs. Toolip Art Gallery, en Barcelona, una exposición donde, a través de sus obras pictóricas narra algunos de sus recuerdos: cómo su padre abusó de ella y de otros niños. Los participantes de los rituales pagaban grandes cantidades de dinero para participar en estas diabólicas sesiones.

Ya ha habido testimonios que han reconocido la existencia de estas prácticas, como el abogado Ronald Bernard, quien en esta entrevista afirmó haber sido partícipe y testigo de las torturas a niños.

«Los rituales se hacían en iglesias, eran sacrificios de animales o de bebés. Directamente no he visto la muerte de bebés pero sí he tenido que enterrarles», ha dicho en una entrevista realizada ayer en Tv3 que puede ver pulsando aquí.

Tess escapó al alcanzar la mayoría de edad, se fue a otro país para dejar atrás todo el infierno que había vivido.

Este caso, donde han sido muchas las víctimas, comenzó a ser investigado en 2016 por una red independiente de periodistas. Gracias a los testimonios de 140 personas que han denunciado haber sido víctimas de los mismos abusos y rituales que Tess describe.

Las obras que Tess ha presentado en la Mrs. Toolip Art Gallery que puede visitarse hasta el próximo 16 de enero.

«(…) gracias a la denuncia de estas 140 personas que se han visto obligadas a vivir desde hace años en el ostracismo y anonimato forzoso. Tess es una mujer con importantes huellas pero con futuro si conseguimos desarticular estas sectas y que los culpables paguen por ello» han señalado desde el equipo de abogados que lleva su defensa, Vosseler Abogados, para CronicaGlobal.

La pintura que abre la memoria

Las obras de Tess son parte de un proceso de terapia, donde gracias a la pintura, descubrió lo que estaba enterrado entre sus recuerdos. Precisamente, el síndrome de disociación cognitiva es una herramienta de nuestro cerebro que borra lo que nos duele para protegernos. Y en este olvido residían los recuerdos de Tess, las atrocidades más brutales que la mente no puede digerir. A través de terapia estos recuerdos han ido aflorando y saliendo a la luz. Y podemos verlos representados en sus trabajos artísticos.

«No tenía ni idea de lo que me había pasado realmente hasta que busqué un tratamiento para enfermedades físicas y reacciones emocionales y corporales. Finalmente se identificaron como manifestaciones psicosomáticas del trauma». «Nos hacían poner a cuatro patas, desnudos, y nos hacían caminar, mientras uno de ellos nos daban golpecitos. Y nos filmaban» recuerda Tess.

Canción

Pateando Calles ha dedicado una canción donde relatan la denuncia hecha por Tess.

Puede escuchar la canción en este código

Entrevista

Hace unos días, con motivo de la presentación de la exposición, entrevistamos a Tess. Por cuestiones de seguridad, hemos tenido que esperar hasta hoy para publicar el contenido donde nos relata sus vivencias.

Para ver la entrevista puede pulsar aquí.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído