lunes, 20mayo, 2024
22.4 C
Seville

Trump crujió a la clase trabajadora mientras incrementaba la riqueza de millonarios y grandes empresas

La falta de recursos a la que sometió Trump a los inspectores de la Agencia Tributaria de los Estados Unidos, impidió que se realizaran las auditorías a los millonarios mientras se incrementaban a las familias de las clases media y trabajadora

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Según los datos de la Agencia Tributaria de los Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés), durante el último año de la administración Trump, las familias trabajadoras fueron auditadas por primera vez a una tasa más alta que los hogares millonarios. 

A lo largo de la última década, expertos independientes advirtieron que años de recortes presupuestarios liderados por el Partido Republicano estaban obligando a la agencia a reducir drásticamente la auditoría de los ultrarricos, incluso cuando las tasas de auditoría para los trabajadores se mantuvieron estables, lo que llevó a que las dos tasas convergieran. 

De hecho, las auditorías de los millonarios cayeron un 92% en la última década gracias a los esfuerzos republicanos por privar al IRS de recursos adecuados. 

Con la aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación de Joe Biden, el IRS obtuvo 80.000 millones extra para revertir esta tendencia, lo que le permitió comenzar a tomar medidas enérgicas contra los ricos que evaden impuestos mientras mejora el servicio al cliente y, tal y como publicó Forbes, reabre los centros de asistencia al contribuyente para eliminar los errores de las auditorías salvajes a las clases trabajadoras. 

Sin embargo, el Partido Republicado de Trump ha propuesto en los últimos meses la supresión de 67.000 millones de dólares de esa financiación crítica del IRS, paralizando directamente el trabajo recientemente revitalizado de la agencia que persigue la evasión fiscal por parte de las grandes y ricas corporaciones. 

Los ricos que evaden impuestos se han aprovechado de la falta de aplicación efectiva de la ley. El Comité de Finanzas del Senado reveló que entre 2017 y 2020, bajo la administración Trump, 1,5 millones de evasores de impuestos ricos no pagaron al Tesoro 66.000 millones de dólares. 

Muchos evadieron sus impuestos simplemente negándose a presentar la declaración. Aproximadamente la mitad de esos impuestos no pagados (34.000 millones de dólares) los debían menos de 1.000 personas, cada una con ingresos superiores a 1 millón de dólares. Aproximadamente una cuarta parte la debían 58 infractores que disfrutaba de ingresos anuales de más de 10 millones. 

Aunque el IRS determinó que varios miles de no declarantes debían cada uno al menos medio millón de dólares en impuestos no pagados durante los años de Trump en la Casa Blanca, debido a la falta de fondos para la agencia, sólo unas pocas docenas habían sido procesadas o perseguidas de otra manera. Claramente, la mayoría de los evasores fiscales ricos están dispuestos a apostar en la «lotería de auditoría» porque, bajo los niveles de financiación del IRS de Trump, es poco probable que pierdan.

Trump y los republicanos extremistas del MAGA exigen que sus donantes ricos obtengan luz verde para evadir impuestos y, de ese modo, volver a los días sin ley de evasión fiscal desenfrenada por parte de los más ricos del país. Las revelaciones del Comité de Finanzas del Senado sobre la falta de declaración de impuestos entre los ricos dejan claro que lo que menos se necesita es la vuelta de Trump al poder.

Gracias a la financiación lograda con las leyes de Biden, el IRS ahora tiene la capacidad de perseguir a 1.600 millonarios adicionales que deben al menos 250.000 dólares cada uno y 75 grandes corporaciones con un promedio de 10.000 millones de dólares en activos. 

Sin embargo, con Trump la financiación anual del IRS había disminuido un 20% en los últimos años sobre una base ajustada a la inflación, de alrededor de 15.000 millones en 2010 a 12.000 millones en 2021. El personal encargado de hacer cumplir la ley se había reducido en un 31% , y el número de agentes fiscales dedicados había caído más de un 40% . 

Un IRS hambriento es una gran noticia para los súper ricos y las megacorporaciones. Según los datos del Departamento del Tesoro, el 1% de los hogares con mayores ingresos evadió 163.000 millones de dólares (o el 28%) del total de impuestos no pagados o mal pagados en 2019. Así que, incluso a medida que crece la participación de este pequeño grupo de millonarios en los ingresos federales, la probabilidad de que sus declaraciones de impuestos sean alguna vez examinadas ha caído precipitadamente.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Ah!
    ¿Solo hace eso Trump?
    Que ha hecho en este pais,España,Aznar y Rajoy en el gobierno central y que hace Ayuso en su gobierno autonomico?Simplemente,favorecer a los que mas tienen y desfavorecer a la clase media y pobre.
    Derecha y capitalismo es igual en todas partes…y los fachapobres aun creen que estos les van a beneficiar en algo.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído