jueves, 18abril, 2024
23.4 C
Seville
Advertisement

Ucrania, una herida abierta en el corazón de Europa

Al entrar en el tercer año de guerra a gran escala y cumplirse diez años desde que Rusia se anexionara ilegalmente Crimea y Sebastopol, António Guterres señala en el Consejo de Seguridad que la Carta de las Naciones Unidas es inequívoca: "La ONU se basa en el principio de la igualdad soberana de todos sus miembros"

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Diez años después de que Rusia se anexionara ilegalmente la República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol, y a dos años del comienzo de la invasión a gran escala, «la guerra en Ucrania sigue siendo una herida abierta en el corazón de Europa», según el Secretario General de la ONU, António Guterres en el Consejo de Seguridad.

En este contexto, Guterres ha afirmado que «ya es hora de establecer la paz, una paz justa, basada en la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y las resoluciones de la Asamblea General».

También ha recordado que la Carta de las Naciones Unidas es inequívoca: la ONU se basa en el principio de la igualdad soberana de todos sus miembros; las controversias internacionales se resuelven por medios pacíficos; y todos los miembros se abstienen de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier otro Estado.

El Capítulo VI de la Carta establece los mecanismos de solución de controversias, entre ellos la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial y el recurso a organismos o acuerdos regionales. «Estas son las herramientas que debemos utilizar para resolver las controversias», ha subrayado el titular de la ONU.

Mientras el mundo vive «un momento de caos», considera importante acordar ponerse de acuerdo sobre el futuro, para lo que «el derecho internacional y los principios enunciados en la Carta de la ONU, en particular el respeto de la integridad territorial y la independencia política de los Estados, son fundamentales».

Peligroso precedente

Por eso, según Guterres, la invasión rusa de Ucrania sienta un precedente tan peligroso.

En su último discurso ha destacado cómo «el pueblo ucraniano está sufriendo terriblemente por la guerra que le ha infligido Rusia», con más de 10.500 civiles muertos (la cifra real es probablemente mucho mayor), enormes daños en las infraestructuras civiles y millones de desplazados.

También ha señalado que la guerra «está perjudicando a la población rusa», con miles de jóvenes rusos muertos en el frente y civiles afectados por los ataques a ciudades rusas.

Según el Secretario General, el riesgo de que el conflicto se agrave y se extienda «es muy real», ya que la guerra acentúa las divisiones geopolíticas, alimenta la inestabilidad regional, reduce el espacio disponible para abordar otros problemas mundiales acuciantes y socava las normas y valores compartidos.

Crisis mundial del coste de la vida

Para Guterres, el conflicto ha acelerado la escalada de los precios de los alimentos, las perturbaciones económicas y una crisis mundial del coste de la vida que golpea duramente a los países en desarrollo, los cuales aún se están recuperando del COVID-19.

«Además, la posibilidad de que esta guerra provoque un accidente nuclear hiela la sangre del mundo entero. Ambas partes en conflicto deben tomar todas las medidas posibles para evitarlo, en todos los emplazamientos nucleares del país», ha apuntado.

El presidente de la Asamblea General pide solidaridad con el pueblo ucraniano

También el presidente de la Asamblea General ha instado a los países a apoyar al pueblo de Ucrania «en su búsqueda de la justicia y la paz». 

Dirigiéndose a los representantes de los 193 Estados miembros de la ONU reunidos en el Salón de la Asamblea General de Nueva York, Francis ha declarado que «no pueden ser ciegos ante la destrucción y la devastación en curso, ni ignorar la difícil situación del pueblo de Ucrania. Esto es especialmente así, porque este año también coincide con el décimo aniversario del intento de anexión ilegal en 2014 de Crimea y otros territorios ucranianos por parte de la Federación Rusa».

Amplias repercusiones en todo el mundo

Francis ha afirmado que el impacto de esta «guerra innecesaria» se extiende mucho más allá de las fronteras de Ucrania, ya que el medio ambiente es también «la víctima silenciosa del conflicto», mientras persiste el riesgo real de un accidente nuclear.

«Y, en última instancia, la guerra ha afectado a todos los Estados miembros reunidos en esta sala, ya sea en forma de la escalada de los precios de los alimentos o en el contexto de la inseguridad energética».

Además, el conflicto ha sido un importante catalizador en la remodelación de la geopolítica y la geoeconomía mundiales, ya que perjudica directamente a los países implicados al tiempo que impide el progreso en muchos otros, especialmente en las naciones en desarrollo.

El presidente ha pedido que se redoblen los esfuerzos «para poner fin a las guerras e inaugurar un futuro de esperanza, promesa y prosperidad para los pueblos de Ucrania y Rusia, por igual, y de hecho en cualquier otro lugar, sin excepción».

La invasión a gran escala de Rusia comenzó el 24 de febrero de 2022. Miles de personas han muerto y resultado heridas, millones más han sido desarraigadas y escuelas, hospitales y otras infraestructuras críticas han sufrido daños. Decenas de niños ucranianos también han sido deportados a la fuerza a Rusia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Ucrania, más parece ser un nido de nazis en el corazón de Europa.
    Que no, que no, que la UE y EEUU no van a expoliar los recursos de Rusia, los rusos no lo van a permitir y hacen muy bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído