martes, 18junio, 2024
20.9 C
Seville

Un gol en propia meta del PP permite que la reforma laboral salga aprobada

Cuando el gobierno tenía atada la aprobación del decreto ley con los votos de Ciudadanos, Mas País, Compromis y los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro. El voto afirmativo horas antes del popular Alberto Casero desde su casa pudo haber forzado el no de los navarros

Maximiliano Fernández Ibarguren
Maximiliano Fernández Ibarguren
Licenciado en Periodismo Licenciado en Ciencias del Trabajo
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Descartada la vía de los socios de investidura con el voto negativo de Ezquerra Republicana y PNV y muy a pesar de la Vicepresidenta y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y de los miembros de Podemos, la aprobación de la reforma laboral estaba asegurada con los votos de Ciudadanos, Mas País, Compromis, Pdcat y sorpresivamente con los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro, socio en la comunidad foral y con mismo sentido de voto que los populares en el Congreso.

La formación navarra ayer mismo afirmaba que votaría a favor del acuerdo entre gobierno, sindicatos y patronal. A cambio, el Partido Socialista en el ayuntamiento de Pamplona no apoyaría la reprobación del alcalde de Enrique Maya, presentada por EH Bildu y Geroa BAi por unas declaraciones sobre menores extranjeros no acompañados. Asimismo, se comprometía a apoyar unas modificaciones presupuestarias de hoy jueves. 

Asimismo, el Secretario de Organización del Psoe y miembro de la federación navarra, Santos Cerdán, mantuvo hasta minutos antes de la sesión en el Congreso conversaciones con los dos diputados de UPN en la que le confirmaron que votaría a favor del Real Decreto. Sería una tarde tranquila sin sobresaltos para los partidos del gobierno de coalición; la reforma se daba por aprobada.

Sin embargo, el voto telemático del popular Alberto Casero a favor del acuerdo con sindicatos y patronal del nuevo marco de relaciones laborales sumiría al Congreso a una tarde más que ajetreada. El diputado, como es habitual cuando es telemático, había ejecutado su voto horas antes y, al darse cuenta de su error, lo intentó nuevamente sin saber que quedaría registro de ello en el sistema.

Al ponerse en contacto con su grupo parlamentario y advertir de su error, se activó la maquinaria popular, incluyendo tertulianos y periodistas afines, con un argumentario claro: el voto afirmativo del diputado casero se trataba de un error informático y no humano.

Mientras tanto, al llegar la votación en el Congreso, cuando ya era voz populi el “error” del diputado popular, los navarros de UPN contradiciendo sus declaraciones públicas y entre bambalinas al secretario de Organización del PSOE Santos Cerdán, cambiaron su voto del sí al no para sorpresa de todos, y muy especialmente para el trio artífice de esta reforma Pedro Sanchez,Nadia Calvino y Yolanda Díaz que, desde el banco azul, no entendían el imprevisto: la Presidenta del Congreso anunciaba, por error que el Decreto Ley era derogado y que la reforma laboral acordada con agentes sociales se quedaba en papel mojado.

La bancada de la derecha de PP y VOX aplaudía de pie, con el beneplácito tácito de los republicanos catalanes y nacionalistas vascos, la caída de la reforma laboral que amplia derechos a los trabajadores. Fueron tan sólo unos minutos de ensoñación pero que dejó en evidencia a los grupos parlamentarios. Era un error de cómputo que la Presidenta del Congreso Meritxell Batet lo corrigió rápidamente: La reforma salía aprobada por 175 a 174 votos. 

Se desconoce si en el vuelco del sentido de voto de los diputados navarros, Sergio Sayas y Carlos García está asociado a que la aprobación del nuevo marco laboral saldría aprobada de todas formas por el error del diputado popular no siendo necesarios sus síes. Tampoco se descarta que haya habido conversaciones previas de los representantes de la formación navarra con la dirección popular para tumbar la reforma en el Congreso: Un Tamayazo a gran escala.

Como consecuencia de la ruptura del acuerdo de forma unilateral de los diputados de UPN en el Congreso, como represalias, el PSN acabó votando, horas más tarde, la reprobación del alcalde de Pamplona Enrique Maya.

Ya sobre las 21 horas la dirección de Unión Pueblo Navarro en un comunicado de última hora ha pedido disculpas al Partido Socialista de Navarra y ha pedido el acta a sus dos diputados, Sergio Sayas y Carlos García, por romper la disciplina de voto.

Desde Diario 16 hemos consultado a expertos juristas parlamentarios los cuales han confirmado que el Partido Popular podrá recurrir, como ya lo ha anunciado, ese error en el voto a la Mesa del Congreso pero no prosperará como ha ocurrido en otras ocasiones durante toda la historia democrática reciente.        

Asimismo, Vox ya ha anunciado que recurrirá la votación al Tribunal Constitucional

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Esperpéntico. Totalmente esperpéntico lo de la gentuza de UPN, la metedura de pata del investigado Alberto Casero y la pataleta sin sentido de PP-Vox.
    Por supuesto, todo acabará en los tribunales manejados «desde detrás» por el PP.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído