lunes, 20mayo, 2024
18.8 C
Seville

Zelensky utiliza la estrategia del miedo para conseguir armas cada vez más letales

Uno de los objetivos de la invasión de Putin era cortar para siempre las esperanzas de Ucrania de unirse a la OTAN. Puede ahora que no sea miembro de la alianza, pero Ucrania ahora está librando una respuesta más fuerte de lo esperado contra Moscú utilizando algunos de los equipos militares más avanzados de Occidente

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La movilización de Rusia, la inminente ofensiva con misiles contra los civiles está desencadenando nuevas peticiones de una ayuda letal occidental aún mayor para Ucrania. Volodymyr Zelensky, presidente de Ucrania, pasó en pocas horas de pedir tanques a reclamar a occidente aviones de combate y misiles de largo alcance.

Estas peticiones han generado un creciente debate público sobre si enviar aviones de combate F-16 y ha provocado una duda subyacente a toda la respuesta de la OTAN: ¿Estados Unidos y sus aliados quieren sólo permitir que Ucrania asegure su supervivencia o es ayudarlo a expulsar a Rusia de todo su territorio y asegurar la derrota del presidente ruso Vladimir Putin?

La probable escalada de la guerra se produce cuando el presidente ucraniano, ha advertido que Moscú está reuniendo sus fuerzas para un ataque de venganza contra occidente. Mientras tanto, existe una sensación de que se acerca otro punto de inflexión.

Así lo señaló el director de la CIA, William Burns. «La clave va a estar en el campo de batalla en los próximos seis meses, nos parece. Esto implica pinchar la arrogancia de Putin, dejando en claro que no solo no podrá avanzar más en Ucrania, sino que a medida que pasa cada mes, corre un riesgo cada vez mayor de perder el territorio que ha ocupado ilegalmente hasta ahora», el dijo el jefe de la CIA.

Washington está escuchando los llamamientos de Ucrania para una asistencia aún mayor de miles de millones de dólares. Está a punto de anunciar un nuevo presupuesto de 2.200 millones de dólares que incluye misiles de largo alcance por primera vez. Sin embargo, podrían pasar semanas o meses hasta que lleguen esas armas, ya que Estados Unidos contratará a los fabricantes de armas estadounidenses para que la proporcionen.

Uno de los objetivos de la invasión de Putin era cortar para siempre las esperanzas de Ucrania de unirse a la OTAN. Puede ahora que no sea miembro de la alianza, pero Ucrania ahora está librando una respuesta más fuerte de lo esperado contra Moscú utilizando algunos de los equipos militares más avanzados de Occidente.

Ucrania quiere más

El gobierno de Kiev todavía no cree que tenga la capacidad militar para lograr el tipo de cambio en la mentalidad de Putin que describe Burns.

Esto sucede a pesar de la decisión del mes pasado de los líderes de la OTAN de enviar más de 300 tanques a la guerra, incluidos los Challenger británicos, los Leopard de fabricación alemana y, finalmente, la avanzada máquina estadounidense M1 Abrams.

El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, dijo que era optimista de que Estados Unidos y sus aliados eventualmente suministrarían aviones de combate, incluidos los F-16, que el presidente Joe Biden ha dicho constantemente que no enviará. «Lo que es imposible hoy es absolutamente posible mañana», agregó Reznikov.

Entregar aviones a Ucrania es una cuestión complicada. Requiere una evaluación de si existe una necesidad militar para la aeronave y un papel que podrían cumplir adecuadamente.

Estados Unidos y los líderes aliados deben equilibrar el impacto que podría tener el avión con el riesgo de escalar aún más el tenso enfrentamiento entre Occidente y Putin. Los líderes también podrían necesitar garantías de Ucrania de que el avión solo se usaría para operaciones dentro de Ucrania, a fin de evitar que la guerra se extienda a Rusia. Por preocupaciones similares, el nuevo paquete no incluirá el misil ATACMS que quiere Ucrania, que, con un alcance de más de 300 kilómetros, podría usarse para atacar suelo ruso.

No hay señales de que Ucrania vaya a recibir F-16 pronto. Biden lo ha negado cuando se le preguntó directamente si Estados Unidos ofrecería los aviones a Ucrania. El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, dijo que, al menos por ahora, no era el momento adecuado para enviar el avión.

La cuestión de la utilidad militar de los F-16 se enfrenta a la preocupación de que puedan resultar vulnerables a las defensas aéreas y los aviones rusos que aún son efectivos. Los expertos militares señalan que para que los F-16 cambien las reglas del juego, Ucrania primero tendría que destruir las defensas aéreas rusas y establecer la superioridad aérea sobre el campo de batalla. Los aviones podrían ser más útiles como arma defensiva para los militares y ser mejores para derribar misiles rusos, por ejemplo, en lugar de para misiones de apoyo aéreo cercano cerca del frente.

La OTAN unida, por ahora

Una razón para no enviar los aviones es que requerirían un entrenamiento intensivo para pilotos criados en aviones de la antigua era soviética. Algunos expertos occidentales descartan la afirmación de Ucrania de que los aviones podrían usarse con sus pilotos con un mínimo de entrenamiento y argumentan que si la guerra se acerca a un período crítico de seis meses, el avión podría llegar demasiado tarde de todos modos.

Zelensky, que ha llevado a cabo una eficaz campaña de relaciones públicas en Occidente desde la invasión rusa, utilizando constantemente la estrategia de meter miedo a los ciudadanos de los países de occidente, descarta la idea de que sus fuerzas no podrán ponerse rápidamente al día con las armas. «Les aseguro que los soldados ucranianos pueden operar perfectamente los tanques y aviones estadounidenses», dijo durante su discurso ante el Congreso de Estados Unidos. ¿Qué va a decir el hombre?

Varios líderes europeos, incluido el primer ministro holandés Mark Rutte y el presidente francés Emmanuel Macron, se han negado a descartar el envío de aviones de combate, y el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki dijo que si toda la OTAN estuviera de acuerdo, él favorece el envío de aviones de combate. Pero no hay señales de que tal paso sea inminente. La transferencia de aviones de fabricación estadounidense requeriría la aprobación de Biden.

Mientras tanto, Putin está reaccionando al nuevo impulso en el envío de armas a Ucrania con una táctica familiar: amenazas veladas a las potencias occidentales de que podría usar armas nucleares tácticas de pequeño rendimiento en la guerra.

«No enviaremos nuestros tanques a sus fronteras, pero tenemos algo con qué responder. Y no terminará con el uso de vehículos blindados», dijo el líder ruso durante una visita a Volgogrado con motivo del 80 aniversario de la victoria soviética en la batalla de Stalingrado.

Las amenazas de Putin no han disuadido a las naciones occidentales antes, ya que se ven cada vez más involucradas en lo que es, en efecto, una guerra de poder con Rusia en Ucrania. Pero sus comentarios volverán a avivar los temores de que verter armas en la guerra solo la intensificará y correrá el riesgo de que se extienda.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Zeleski es un titere corrupto y al parecer cocainomano a la orden de EEUU.
    Al pobre le huele el culo a humo y como el mismo lo sabe,no sabe que hacer con tal de mantenerse y sabe que cuando a EEUU le interese lo deja tirado como una colilla.
    Todo el dinero que le han ingresado por su actuacion como presidente no le va a servir para nada¿A donde se va a marchar cuando acabe la guerra suponiendo que viva?

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído