martes, 21mayo, 2024
20.7 C
Seville

Cada familia madrileña ahorraría hasta 315 euros anuales si los colegios contaran con paneles solares

Más Madrid presenta "Coles Solares", un estudio del potencial fotovoltaico de 150 centros educativos en la Comunidad de Madrid

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El «Estudio del potencial fotovoltaico de 150 centros educativos en la Comunidad de Madrid», elaborado por Más Madrid y la empresa ImpactE, arroja datos sobre el beneficio económico para las familias, el ahorro de dinero público y la reducción de la contaminación que conllevaría la instalación de paneles fotovoltaicos en los colegios públicos de la Comunidad y la capital. El proyecto tiene como objetivo abordar la crisis energética, la subida del precio en la factura de la luz y la emergencia climática.

Según ha destacado la portavoz de Más Madrid, Mónica García, el proyecto representaría «140 millones de inversión que se recuperarían en menos de 8 años. Para que nos hagamos una idea: un Zendal. Con un Zendal tendríamos una disminución de las emisiones de unas 28.000 toneladas de CO2, tendríamos unos 174 GWh/año y es como si hubiéramos plantado ese millón de árboles que, elección tras elección, dice el PP que va a plantar. Con lo cual es una iniciativa buena para los colegios, para la economía y para nuestro planeta». El ahorro, como apunta el estudio, ascendería a 18,19 millones anuales y permitiría que 50.000 familias ahorrasen entre 235 y 315 euros al año durante 25 años.

Conformación de comunidades energéticas

A través de un proceso de modelización 3D del área de estudio y una evaluación de la curva de consumo se ha dimensionado la instalación de las placas fotovoltaicas en las cubiertas de los centros y los impactos tecno-económicos, sociales y medioambientales. Se trata de una medida que no sólo permitiría a los centros autoabastecerse sino que abriría la puerta a la conformación de comunidades energéticas que permitirían a los hogares que rodean -500 metros- al centro educativo recibir energía y reducir considerablemente su factura de la luz.

De esta manera, y extrapolando los datos de los 150 centros analizados al conjunto de la red educativa de la Comunidad de Madrid, el estudio «Coles Solares» concluye que la instalación de estas placas fotovoltaicas en los colegios permitiría la generación de 174 GWh/año, de la cual los centros autoconsumirían el 35,4% de la producción y exportarían a la red el 64,6% restante.

En cuanto al beneficio ecológico, la Comunidad emitiría 27.820 toneladas menos de CO2 al año, es decir, el equivalente a retirar cada año 9.737 coches o plantar 882.750 árboles o supondría dejar de usar 9.416 toneladas de gas natural, el equivalente al que usan 13.910 familias cada año.

Cuando la oposición hace los deberes del Gobierno

Por su parte, Rita Maestre ha recordado que «en Madrid, este verano, en los centros educativos de la Comunidad y la ciudad, se han llegado a alcanzar temperaturas de más de 35 y 40 grados en los lugares donde los niños y las niñas tienen que estar estudiando y protegidos. En Madrid, este verano, los árboles se secaban después de haber sido plantados. Las piscinas estaban cerradas precisamente cuando más falta hacían. Quienes gobernaban se reían de las propuestas para la rehabilitación energética o poner en marcha una red de refugios climáticos».

Asimismo, ha señalado que, «en Madrid, quien gobierna pasa mucho tiempo hablando del Gobierno central. Ayuso y Almeida dedican la mayor parte de su tiempo y de sus declaraciones a hablar de Sánchez, y tiene que ser la oposición -lo hacemos con mucho orgullo y mucha valentía- quien pone encima de la mesa las propuestas que Madrid necesita», ha concluido.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído