martes, 21mayo, 2024
14.7 C
Seville

El grito de los canarios contra la sobreexplotación turística

Entre el paraíso y la protesta: Canarias se levantan contra la masificación turística

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En los últimos días, las calles de Canarias se han visto abarrotadas no por turistas, sino por residentes exigiendo cambios en la gestión del turismo. Este sábado, manifestaciones multitudinarias han surgido en Canarias y en varias partes de Europa, en un clamor público contra la sobreexplotación por el turismo masivo y el impacto de los pisos turísticos en la vida local. Estas protestas no solo demandan una revisión del modelo turístico, sino que también ponen en tela de juicio la sostenibilidad de dicho modelo en el tiempo.

El día que Canarias alzó la voz

Pilar Velasco, periodista, refleja el sentir generalizado cuando dice: «Las manifestaciones de hoy en Canarias me parecen muy representativas. Cómo será la cosa para que haya manifestaciones masivas cuando es en contra, aparentemente, de lo que vive la gente. Al final los políticos solo recogen el mensaje cuando la gente sale a la calle. Es que se está avasallando al que vive en un casco histórico o una isla«.

Las calles de las islas principales del archipiélago han sido tomadas por cerca de 200,000 personas, según los organizadores, que protestan contra la pobreza, la escasez de agua, la destrucción de los paisajes naturales y la falta de vivienda, bajo el lema: «Aquí vive gente».

Los manifestantes, que incluyen desde jóvenes hasta personas mayores como Chani, de 78 años, expresan un hartazgo palpable. «No se puede vivir de la manera en que estamos haciéndolo», exclama Chani en medio de la multitud en Las Palmas de Gran Canaria. Las demandas son claras: limitar la compra de viviendas por parte de extranjeros y regular los alojamientos vacacionales que han disparado los precios de los alquileres.

Ecos en Europa

Mientras tanto, en otras partes de Europa, la situación es similar. Grandes ciudades como Barcelona, Venecia y Berlín también han visto protestas contra la masificación turística. Los residentes de estas ciudades denuncian la pérdida de la calidad de vida y el carácter auténtico de sus localidades debido a la invasión turística y al aumento de los alquileres causado por la proliferación de pisos turísticos.

Menciones en los medios internacionales

La cobertura mediática internacional ha sido extensa. The Guardian titula: «Decenas de miles de personas protestan contra el modelo turístico insostenible de Canarias», destacando la masiva participación y la fuerza del mensaje transmitido. Otros medios importantes como The Telegraph, The Sun y Reuters también han reflejado diferentes facetas de las protestas, desde el apoyo a los manifestantes hasta el impacto en la vida diaria de los residentes.

Víctor Martín, portavoz del colectivo ‘Canarias se Agota’, es citado en varios de estos medios explicando la crítica situación: «Hemos llegado a un punto en el que aquí se ha roto el equilibrio entre el uso de los recursos y el bienestar de la población, especialmente durante el último año».

Reacción política y social

La respuesta política a estas manifestaciones ha sido variada. Mientras algunos líderes locales y nacionales han mostrado su apoyo, otros han sido objeto de críticas y abucheos durante las marchas. En Tenerife, los principales destinatarios de las reivindicaciones han sido figuras políticas y empresariales clave que, según los manifestantes, han favorecido el desarrollo turístico en detrimento del bienestar de los residentes locales.

Un futuro incierto

La jornada del 20 de abril no solo ha sido un reflejo de la frustración acumulada, sino también un punto de inflexión que podría definir el futuro del turismo en Canarias y en otros destinos europeos. Los convocantes y participantes esperan que este sea el comienzo de un diálogo constructivo que lleve a un modelo turístico más equilibrado y sostenible, que no solo beneficie a los visitantes sino que también proteja y mejore la calidad de vida de los residentes locales.

Esta oleada de protestas subraya un mensaje claro: los habitantes de estos lugares desean ser anfitriones y no esclavos de un sistema que, en busca de beneficios económicos, olvida a menudo el impacto humano y ambiental del turismo masivo. La lucha por un turismo responsable y sostenible continúa, con la esperanza de que el diálogo y la acción política eventualmente conduzcan a un equilibrio entre acoger a visitantes y preservar la vida local.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído