miércoles, 19junio, 2024
20.9 C
Seville

La debilidad del PP ante la ultraderecha

Esteban González Pons, a pesar de reconocer que las palabras de Milei representan una "intromisión en la política nacional", no ha logrado articular una respuesta contundente que defienda la dignidad del presidente español y su familia

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Partido Popular ha vuelto a mostrarse débil frente a los ataques verbales provenientes de figuras extranjeras, en esta ocasión, los insultos del presidente argentino, Javier Milei, hacia Pedro Sánchez y su esposa. Mientras se esperaba una postura firme y decidida por parte de uno de los partidos más relevantes de la oposición en España, el PP optó por una respuesta que deja mucho que desear.

Esteban González Pons ha rebajado el tono de sus críticas hacia el Gobierno español, optando por una posición más moderada tras los ataques de Milei. A pesar de reconocer que las palabras de Milei representan una «intromisión en política nacional», el partido no ha logrado articular una respuesta contundente que defienda la dignidad del presidente español y su familia.

Las excusas y justificaciones ofrecidas por el PP son decepcionantes

Las excusas y justificaciones ofrecidas por el PP son decepcionantes. Mientras se critica a Sánchez por su supuesta falta de transparencia en casos de corrupción, se desvía la atención del problema principal en este momento: los insultos dirigidos a un mandatario democráticamente electo y su esposa. La estrategia inicial del partido de no respaldar la decisión de llamar a consultas a la embajadora española fue un error que, aunque corregido posteriormente, deja al descubierto una falta de cohesión interna y una preocupante falta de liderazgo.

Resulta alarmante observar cómo el PP, en lugar de alzar la voz en defensa de la dignidad y el respeto que merece la figura del presidentel, se sumerge en un mar de ambigüedad y relativismo moral. La intervención de Javier Milei en la convención de la ultraderecha internacional en Madrid debería haber sido condenada sin reservas, no justificada ni minimizada.

En tiempos de incertidumbre y polarización política, es esencial que los partidos de oposición se mantengan firmes en la defensa de los valores democráticos y el respeto institucional. La tibieza mostrada por el Partido Popular ante los insultos de Milei representa un fracaso en este sentido. El PP debe reafirmar su compromiso con la decencia política y abandar la ambigüedad que solo debilita su posición y socava la confianza de los ciudadanos en su capacidad para liderar la oposición.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. El PP desde su fundacion es ultraderecha,habria que recodar continuamente que fue fundado ese partido por franquistas y que estuvo en contra de la constitucion vigente.
    El PP ha llenado de «paguitas» a Abascal desde su juventud y
    vox es hijo directo y genetico del PP.
    Como van a posicionarse en contra de las palabras de la histerica Milei cuando el PP tiene a Ayuso que es igual de zafia y ordinaria.

  2. El matonismo de derechas: la culpa siempre es de la víctima: Pedro Sánchez y su familia, se lo han buscado. A partir de ahora, que los presidentes de las naciones insulten a las familias de otros presidentes, ya es normal. Vamos bien.

  3. A nadie le podrá inspira respeto si no respeta a los demás, o algo más sencillo …El valor de la coherencia de lo que trasmite…con sus actos y su falta de autocrítica…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído